La visita de la presidenta del Parlamento de Perú al Congreso español abre una crisis política en el país andino

En primer término, la presidenta del Congreso de Perú, María del Carmen Alva.

Iñigo Aduriz


27

Era una recepción más, de esas que se celebran a decenas en el Congreso de los Diputados. Encuentros de cortesía que pasan sin pena ni gloria en las crónicas parlamentarias. Pero la reciente visita de la presidenta del Congreso de la República del Perú, María del Carmen Alva, al Congreso de los Diputados español, ha abierto una crisis sin precedentes entre los parlamentos de los dos países y otra interna en la política peruana. El detonante fue la publicación, por parte de la revista andina Hildebrant en sus trece, de un audio en el que se puede escuchar a la diputada del PSOE y secretaria de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, Noemí Villagrasa, mostrar su malestar por la intervención que realizó Alva en su visita a la Cámara Baja y, en concreto, en la citada comisión que se celebró el pasado 2 de diciembre.

El Congreso de Perú rechaza la moción de censura contra su presidente

El Congreso de Perú rechaza la moción de censura contra su presidente

“El presidente de la Comisión, el vicepresidente y la secretaria de la Comisión, incluso los portavoces, nos sentimos muy violentos con el tono que traía la presidenta del Congreso de Perú. Nunca nos habíamos visto en una tesitura tal ni con países no democráticos. Siempre las reuniones entre parlamentos se dan en términos de colaboración, de cooperación, de hermanamiento. Nunca nos habíamos visto en una situación tal”, se le escucha decir a Villagrasa en el audio difundido por la citada revista, y que ha sido compartido a través de distintas cuentas de Twitter.

Este diario se ha puesto en contacto con el Grupo Parlamentario Socialista solicitando hablar con Villagrasa para tratar de confirmar esas declaraciones y lograr más detalles, aunque el PSOE se ha negado a hacer cualquier tipo de valoración. Pero hasta tres fuentes parlamentarias distintas, de tres partidos políticos diferentes –que no quieren identificarse por su empeño en guardar el decoro parlamentario y el respeto hacia la delegación peruana– han explicado a elDiario.es que lo que ocurrió en la Comisión de Exteriores del pasado día 2, durante la reunión con Alva y el resto de la delegación peruana, “nunca” había sucedido en encuentros similares con otros países.

Según explican esas fuentes, Alva pronunció un discurso de unos 10 minutos que estuvo exclusivamente dirigido a “desacreditar” y “deslegitimar” al recién elegido presidente de su país, el izquierdista Pedro Castillo, que el pasado miércoles salió victorioso de una moción de censura contra él precisamente en el Parlamento presidido por la propia Alva, que milita en la formación Acción Popular, que no apoyó dicha moción.

Pero tres de los asistentes a la reunión entre la presidenta del Congreso de Perú y la Comisión de Exteriores del Congreso sostienen en conversación con este diario que, en el encuentro, Alva aseguró, con las siguientes palabras, que en Perú “el Ejecutivo quiere cerrar el legislativo” a través de un “autogolpe”, o que el de Castillo es un “Gobierno de terroristas” y “de incultos”. “Es totalmente falso que haya solicitado o hecho alguna mención en contra del presidente Pedro Castillo”, aseguró ella el sábado, en declaraciones a Radio Programas del Perú, tras conocerse el audio de la diputada socialista y se empezara a desvelar el contenido de su intervención.

A raíz de las filtraciones de las palabras de la presidenta del Congreso peruano, el diputado andino Guillermo Bermejo, del sector más radical del partido oficialista Perú Libre, ha presentado una solicitud de moción de censura contra Alva, a la que acusa de “desestabilizar el país” tras su reciente viaje a España.

Enfrentamiento con Gómez Reino, de Unidas Podemos

En esa reunión en el Congreso español, que tuvo lugar en el contexto de la 143º Asamblea de la Unión Interparlamentaria en Madrid hace dos semanas, también intervino el presidente de la Comisión de Exteriores del Parlamento peruano, el fujimorista Ernesto Bustamante –partidario de la dirigente de extrema derecha Keiko Fujimori, perdedora de las últimas elecciones presidenciales frente a Castillo– aunque, según las fuentes consultadas, lo hizo en un tono más moderado que Alva.

“Todos nos fuimos bastante impactados de lo que allí se trasladó. En ningún caso eran los términos habituales de una reunión de este tipo a las que se viene a hablar en general bien de tu país, más allá de las posiciones ideológicas que tengas, y no a expresar términos de cuestionamiento democrático del mismo”, aseguró este fin de semana el diputado de Unidas Podemos y vicepresidente de la Comisión de Exteriores del Congreso, Antón Gómez Reino, en declaraciones a la televisión pública peruana Tvpe, preguntado por la intervención de la presidenta de la cámara peruana.

Las fuentes presentes en la reunión del día 2 consultadas por este diario sostienen que la intervención de Gómez Reino en el citado foro se produjo en esos mismos términos, mostrándose “impactado” por las palabras de Alva, que según el diputado del grupo confederal fue “de parcialidad” y una “falta de respeto a las instituciones” de su país.

El fujimorista Ernesto Bustamante sostiene, en cambio, que las palabras de Gómez Reino fueron de ataque a su país. En un oficio enviado el domingo al presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, el socialista Pau Mari Klose, el parlamentario ultraderechista señala que el dirigente de Unidas Podemos “interrumpió” a Alva y “expresó juicios en tono valorativo y contencioso”.

“Luego de que retornáramos al Perú, el diputado Gómez Reino ha ofrecido múltiples declaraciones a medios (...) atacando a la presidenta del Congreso del Perú, acusándola falsamente de haber solicitado apoyo para destituir al presidente de la República y de haber llamado ilegítimo al Gobierno del presidente Castillo y otras falsedades”, añade en su texto. En el escrito, Bustamante sostiene que “es conocido” que Gómez Reino “ha recibido apoyo monetario Chavista” (sic) y niega que Alva pronunciara esas palabras en contra de Castillo.

Debate de una PNL en el Congreso

Otro de los diputados presentes en la reunión, el dirigente de Vox Víctor González, reconoció abiertamente, en otra entrevista en Tvpe, que la presidenta del Congreso de Perú explicó “cómo a pesar de que algunos de los ministros no les gustaban por los antecedentes delictivos que tenían, o corruptos, o asociaciones con grupos terroristas, aun así habían votado a favor [de la investidura de Pedro Castillo] para que hubiese gobernabilidad” en su momento.

La polémica se produce solo unos días antes de que la Comisión de Exteriores del Congreso debata y vote el jueves previsiblemente –a falta de que se oficialice el orden del día– una proposición no de ley registrada por Unidas Podemos para reconocer la legitimidad institucional del Gobierno peruano. Bustamante considera que esa iniciativa “pretende tratar a la República del Perú cual si fuese una colonia y no una nación soberana”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats