Zapatero cerrará el curso de verano de Podemos en otro gesto de complicidad con Iglesias

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero

Juan Carlos Monedero, Irene Montero, Manuel Castells, Nacho Álvarez, Ione Belarra, Yolanda Díaz, Pablo Iglesias.... y José Luis Rodríguez Zapatero. Ahí va la lista de los participantes en el curso de verano organizado por Unidas Podemos para la próxima semana en la Universidad Complutense. La formación ha elegido al ex presidente del Gobierno para clausurar unas jornadas sobre la agenda 2030: el gran reto mundial de esta década.

La presencia de Zapatero en un acto de partido de los de Iglesias no sorprende ni a propios ni extraños porque ni el uno ni el otro han ocultado nunca su buena sintonía. Incluso en momentos en que la relación entre el ex presidente socialista y Pedro Sánchez era inexistente, el líder de Unidas Podemos no ocultaba que en ocasiones buscaba el asesoramiento del que fuera también ex secretario general del PSOE, especialmente para asuntos internacionales. No obstante, no es habitual que un partido elija a un ex presidente de Gobierno de otro signo político como invitado para sus cursos de verano, y menos que le reserve la ponencia de clausura. La de Zapatero, que tendrá lugar el próximo miércoles, lleva el título "Objetivo 16. Paz, justicia e instituciones sólidas" e irá precedida de una ponencia de Pablo Iglesias sobre la reducción de las desigualdades.También está prevista la participación en la última jornada de la ministra de Exteriores, Arancha González.

Fuentes de la formación morada no ocultan que se trata de un "guiño del ex presidente" al vicepresidente segundo del Gobierno en un momento en el que el partido no pasa por sus mejores momentos, después de las elecciones del pasado domingo, en las que Podemos fue barrido del mapa electoral en Galicia y perdió la mitad de sus parlamentarios en Euskadi. El descalabro en el 12J, junto al polémico 'caso Dina', han convertido a Iglesias en pasto de la crítica de la derecha política y mediática, lo que da aún más valor a la presencia de Zapatero en unas jornadas del partido morado. Fuentes del PSOE consultadas por elDiario.es aseguran que no conocían el cartel de participantes del cuso de Podemos, y mucho menos la asistencia del ex presidente, a quien fuentes de Podemos consideran "una figura perfecta, reconocida a nivel internacional en todo lo relacionado a gobernanza y paz entre países, para cerrar el ciclo sobre la agenda 2030". Dicho de otro modo: el objetivo del curso, añaden, "casa perfectamente con la filosofía de gobierno" del ex presidente.

Los socialistas cuentan con su propio curso de verano en la programación estival de la Complutense, bajo el título 'Mujer y Liderazgo en tiempos de crisis'. Tendrá lugar la última semana de julio. La inauguración correrá a cargo de Santos Cerdán, presidente de la Fundación Pablo Iglesias, y la clausura, de la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra. No hay presencia

La primera vez que Zapatero coincidió con Pablo Iglesias, allá por 2015 fue durante el transcurso de una cena organizada por el ex ministro de Defensa, José Bono, en su domicilio madrileño. Por entonces el PSOE y Podemos protagonizaban casi a diario un enfrentamiento como consecuencia de su competición por la hegemonía de la izquierda. Zapatero, que un año antes había apoyado a Sánchez en las primarias contra Eduardo Madina, había roto toda relación ya con el secretario general del PSOE, igual que el resto de los "autores intelectuales" de su candidatura, al comprobar que el "elegido" no estaba dispuesto a dejarse tutelar, y mucho menos a ceder la candidatura a la presidencia del Gobierno a Susana Díaz, como pretendían quienes le auparon a la secretaría general.

NI Zapatero ni Bono informaron de aquél primer encuentro entre el ex presidente y el líder de Podemos a la dirección de su partido, lo que fue calificado de profunda deslealtad por Sánchez y por su Ejecutiva Federal de entonces. La noticia, adelanta por el HuffPost, aumentó la distancia que ya existía entre ambos socialistas. De nada sirvió que con posterioridad, y tras ser desvelada, Zapatero manifestara tener "discrepancias notables" con el programa de Podemos, sobre todo, respecto a abrir un proceso constituyente, y se afanara en convertir la cita en un intento por ayudar a que desapareciese el grito de "no nos representan" con el que el 15-M cambió el rumbo de la política.

Etiquetas
Publicado el
16 de julio de 2020 - 21:57 h

Descubre nuestras apps

stats