eldiario.es

9

La Justicia declara nulo el plan para reducir a tiros la población de cabras en el Parque Nacional del Guadarrama

El Tribunal Superior de Madrid sentencia que el Gobierno regional se saltó fases esenciales en su Plan de caza al prescindir de un periodo de información pública

Los gestores solo publicaron el plan que permitía controlar la especie con partidas de caza un mes después de haberlo aprobado

El fallo, recurrible ante el Supremo, establece que se vulneró el derecho de los demandantes, el partido animalista Pacma

Medio Ambiente declara área de emergencia cinegética para controlar la sarna sarcóptica en cabra montés

Ejemplar de cabra montés.

La Comunidad de Madrid –cogestora del Parque Nacional del Guadarrama– no  podrá controlar la población de cabras montesas a base de partidas de caza. La justicia ha declarado nulo el Plan Específico de Gestión de la Cabra Montés de 2016 que avalaba este tipo de gestión por haberse saltado el Gobierno regional fases esenciales en la tramitación. El fallo es recurrible ante el Supremo.

Los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han entendido que los responsables del parque prescindieron del "trámite de información pública". De hecho, describe la sentencia, el plan solo apareció en la página web del espacio protegido "casi un mes después de la aprobación" de ese documento. Vulneraron así el derecho a la participación pública denunciado por el partido animalista PACMA. El fallo del Tribunal Superior explica que esa publicación se realizó dos días después de que PACMA recurriera el plan ante un juez y éste hubiera admitido el trámite.

Es decir, los gestores de la Sierra de Guadarrama diseñaron un sistema para reducir la superpoblación de cabras hispánicas (reintroducidas a finales del siglo XX y sin competidor natural) basado en partidas de caza. Lo aprobó y, solo después, hizo público el documento con lo que no se pudo alegar nada durante su elaboración. 

El plan planeaba "extraer", en su terminología técnica, unos 4.500 ejemplares en diez años. Aunque el documento recoge que el personal de la administración sea el encargado de las partidas de caza, acto seguido se abría la puerta al resto de cazadores: "Podrá ser apoyado por profesionales contratados para la ejecución de las actuaciones o por controladores pertenecientes a entidades colaboradoras (Ayuntamientos, sociedades locales, Federación de caza…)". 

La Comunidad de Madrid admitía sentirse insatisfecha con la fórmula de capturar vivas a las cabras: esos sistemas "se muestran insuficientes por lo que se hace necesario complementarlas con la aplicación de otros métodos de extracción", describía. 

La cabra hispánica es autóctona de Guadarrama. Sin embargo, quedó prácticamente extinguida por la presión ganadera y la actividad cinegética sin control. Para 1890, la especie quedó confinada a la sierra de Gredos. La reconolización se produjo casi dos siglos después a partir de un núcleo reintroducido en 1990.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha