Araceli, Nicanor, Mónica y Socorro: los más golpeados por la COVID-19 reciben las primeras vacunas

Araceli, primera vacunada contra la COVID-19 en España: "Hay que parar al virus por eso lo he hecho".

España ha resarcido a uno de los sectores más azotados por la pandemia con las primeras inyecciones de la vacuna contra la COVID-19. Los sueros de Pfizer/BioNTech se han suministrado a las 9 de la mañana en 'Los Olmos', una residencia pública de ancianos de Guadalajara, a Araceli, de 96 años, y a Mónica Tapias, auxiliar de enfermería. Ellas dos han sido las protagonistas más madrugadoras, aunque rápidamente se les han unido decenas de residentes, sanitarios y trabajadores de geriátricos en toda la península. Así arrancaba una campaña de vacunación que pretende cubrir a 2,3 millones de personas en las próximas 12 semanas.

La vacuna ha llegado a nuestro país en un tiempo récord tras nueve meses que, sin embargo, se han antojado demasiado largos, sobre todo en espacios tan vulnerables como las residencias, donde todavía hoy se siguen registrando bastantes casos positivos. Blindar los centros de ancianos se ha convertido en prioridad de la primera fase de la campaña, que se dividirá en cuatro grupos: geriátricos (incluidos residentes, sanitarios y trabajadores), los sanitarios "de primera línea", otros sanitarios y grandes dependientes.

A partir de mañana y hasta marzo, España recibirá 4.591.275 dosis de la vacuna de Pfizer con las que se pretende inmunizar a 2.295.638 personas. Una media de 350.000 dosis semanales para repartir entre las comunidades. El siguiente horizonte situado por Sanidad es mayo, en el que se espera que 10 millones de personas estén ya vacunadas. Este ambicioso plan se engloba en pleno periodo navideño y en una situación epidemiológica preocupante, donde los casos positivos ya sobrepasan los 250 por cada 100.000 habitantes y la transmisión no para de subir.

Por otro lado, no se trata de una tarea sencilla. El suero de Pfizer lleva asociadas varias exigencias técnicas debido, en parte, a su conservación a bajísimas temperaturas -entre -60º y -80º. Para ello, han llegado en neveras con nieve carbonizada que contienen, como máximo, hasta cinco bandejas con 1.000 viales cada una, es decir, con lo suficiente para 5.000 pinchazos. Su complicada aplicación supone un reto también para los sanitarios que las administren y que esta misma semana han pedido "formación específica" para ello.

La elección de la provincia castellanomanchega como destino inicial tiene un motivo alegórico y otro logístico. En primer lugar, 'Los Olmos' es un centro público de gestión pública en un país donde casi el 90% de los geriátricos son privados. Pero además, Guadalajara es el lugar donde Pfizer ha instalado su dispositivo de entrega y reparto nacional, y desde donde técnicos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitario darán el visto a las bandejas de dosis que después se distribuirán por toda España.

El de hoy supone un primer reparto simbólico que se potenciará a partir del lunes. Después de Castilla-La Mancha, otras regiones han puesto en marcha su protocolo de vacunación este domingo para empezar a repartir dosis en hospitales y residencias de ancianos. Además, un equipo de militares ha recogido este fin de semana las bandejas que corresponden a Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla para transportarlas a esos territorios por vía aérea, mientras que el resto llegarán por carretera.

Así han sido las primeras vacunaciones en cada región

Según Sanidad el reparto ha sido "equitativo" y en función de la población diana, es decir la que se prevé vacunar en la primera fase, y no de la total. El de Guadalajara ha sido un acto discreto sin mayor presencia mediática que la señal en directo ofrecida por TVE. El nerviosismo inicial de Araceli y Mónica ha desaparecido minutos después de haberse inoculado el suero, momento en el que ambas se han mostrado "orgullosas" y han querido hacer un llamamiento.

"Animo a la población a que se vacune porque es muy importante, es la única manera de superar esto", ha dicho la auxiliar de enfermería, que ha querido recordar a quienes "no han llegado a tiempo". "Hay que parar al virus", compartía Araceli, "y por eso lo he hecho". Las dos deberán inyectarse la segunda dosis de la vacuna dentro de tres semanas.

Araceli Hidalgo, nacida en 1924, tiene una hija y un hijo, cuatro nietos y un bisnieto y es oriunda de Guadix, Granada, pero lleva 25 años empadronada en Guadalajara. Mónica, natural de Guadalajara, es auxiliar de enfermería y trabaja en esta residencia desde hace diez años. 'Los Olmos' es uno de los pocos centros públicos de mayores del país y tiene 70 ancianos internos, 120 empleados y actualmente ningún caso positivo. Aun así, 13 personas fallecieron aquí en la primera ola según datos oficiales del 30 de abril: dos con PCR positiva y otros 11 con síntomas compatibles. La crisis sanitaria ha sido especialmente cruenta con los más de 5.000 geriátricos de nuestro país, donde 20.268 personas perdieron la vida.

"Estoy muy orgullosa. Representamos a toda España y a toda Castilla-La Mancha", ha manifestado Marina Vadillo, la directora de 'Los Olmos'. "Ha sido muy duro, pero hemos ido aprendiendo día a día y marcando todos los protocolos", ha reconocido en recuerdo a los 13 fallecidos de su centro. Ahora, "los residentes y los profesionales estamos muy ilusionados porque vemos el principio del fin", ha dicho, en referencia a que no tienen ningún caso positivo de COVID-19 desde junio. "Lo hemos hecho lo mejor que hemos podido y sabido, pero esto aún no ha acabado", ha advertido.

Por su parte, Madrid ha llegado con hora y media de retraso a su primer reparto en la residencia de ancianos de Vallecas. Eso no ha evitado que los vecinos del distrito mostrasen su expectación y alegría a las puertas del centro para apoyar a Nicanor, de 72 años, el primero de los vacunados. "Tengo mucha fe en la ciencia", nos ha dicho Josefa, de 85 años y que también vive en el centro vallecano, pero a la cual no le tocaba vacunarse en esta primera remesa. En total, Madrid ha recibido hoy 1.200 dosis para distribuirlas en tres residencias y, desde este lunes, contará con 48.750 semanales que se guardarán en tres ultracongeladores especiales.

Por su parte, en Catalunya Josefa Pérez, de 89 años, ya ha recibido la vacuna contra la COVID-19 y se ha convertido así en la primera catalana vacunada contra el virus. La dosis se le ha administrado esta mañana en la residencia Feixa Llarga de l'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde no hay ningún contagiado. Pérez, originaria de Ourense, reside en este geriátrico desde septiembre de 2009. Justo después de administrarle la dosis se ha vacunado a Conxita Barbeta, 52 años, directora de esta residencia. En total, este domingo están previstas 1.600 vacunaciones en nueve centros de mayores distintos, uno por cada área sanitaria, escogidos por ser públicos, libres de COVID-19 y contar con un gran número de usuarios. Cada lunes, se recibirán en esta comunidad una media de 60.000 dosis.

Socorro Mancebo se ha convertido en la primera sanitaria asturiana en recibir la vacuna, lo ha hecho con gran ilusión acompañando a Pepita, de 80 años y natural de Galicia. "Asturias siempre fue la mejor hasta la segunda ola, era ejemplo para toda España y fuera de España", ha dicho la octogenaria advirtiendo sobre el "desmadre" de las fiestas.

En Andalucía, la vacunación comenzará en Granada, provincia más castigada por el coronavirus en la segunda ola, a la que ya han llegado las 1.845 primeras dosis. Aunque a lo largo del día, las vacunas llegarán a las otras ocho provincias. Se han destinado 868.725 dosis de la vacuna para las próximas 12 semanas, en las que se vacunará en 45 centros de salud y 37 hospitales compuestos por 177 equipos, pero 73 de estos serán móviles para trasladarse a las residencias en la primera fase.

En Extremadura, Vicente Mirón, un vecino del municipio cacereño de Ceclavín y usuario de la residencia Rosalba, en Mérida, ha sido el primero en vacunarse contra el coronavirus. El hombre, de 72 años, ha confesado estar un poco nervioso pero con muchas ganas de recibir la inyección. Las residencias de mayores "El Prado" y "Rosalba" de Mérida son las primeras en el plan de vacunación de la comunidad extremeña, que continuará el lunes en centros residenciales de las ciudades de Badajoz y Cáceres.

El hospital de Txagorritxu, el principal de Vitoria, Euskadi, ha recibido este domingo a las 10 de la mañana el primer cargamento con 405 dosis de vacunas contra la COVID.

En Navarra, el pamplonés Francisco Guerrero Cana, de 70 años y residente desde hace ocho en la Residencia 'El Vergel' de Pamplona, ha sido la primera persona en recibir la vacuna contra la COVID-19. Tras serle administrada la dosis, Francisco Guerrero, quien tiene un hijo, nuera y dos nietas, ha reconocido sentirse "encantado" y ha expresado que esta vacuna ha generado "mucha alegría" entre todas personas residentes del centro. 

En la Comunitat Valenciana Batiste Martí, un hombre de 81 años residente en el centro Virgen del Milagro de Rafelbunyol, ha sido el primero en recibir la vacuna contra la COVID-19. Martí no ha dudado además en animar a toda la población a vacunarse para terminar con el virus cuanto antes.

La Región de Murcia ha comenzado la vacunación por Josefa Martínez, usuaria de 83 años de la Residencia de Mayores de San Pedro del Pinatar. Actualmente un total de 67 viales de la vacuna de Pfizer se encuentran en la Región, según había anunciado hace unos días el ministerio de Sanidad, por lo que las dosis de la vacuna serán 335, a razón de cinco por vial.

La campaña de vacunación en Aragón ha comenzado este domingo en la Residencia Romareda de Zaragoza con Emilia Nájera, de 80 años. También se ha vacunado María Sanz, enfermera, que desempeña el puesto de responsable asistencial en el mismo centro. Emilia ha compartido con los medios su opinión respecto a la vacuna y ha afirmado que las personas mayores "tenemos que ser los primeros y además es una cosa buena para todo el mundo que nos va a cura. Podremos abrazarnos con las personas que queremos, y estamos faltos de abrazos y besos".

En Galicia, por su parte, la primera en vacunarse contra la COVID ha sido Nieves Cabo, una mujer de 82 años que vive en la residencia Porta do Camiño, en Santiago de Compostela. La mujer, que ha recibido la dosis esta mañana ha manifestado estar "muy contenta" de vacunarse.

María Dolores Luzuriaga, de 72 años, exsanitaria y usuaria del Centro de Atención a la Dependencia (CAD) de Cueto, en Santander, ha sido la primera persona en recibir la vacuna frente al coronavirus en Cantabria en la mañana de este domingo. La mujer se ofreció "con mucho entusiasmo" a ser la primera vacunada en Cantabria, ya que estaba "muy concienciada" de la importancia de vacunarse y ha estado animando al resto de compañeros del CAD a que lo hagan también.

En Castilla y León, ha sido el palentino Áureo López García, de 88 años, el primero en recibir la vacuna contra la COVID, en la residencia de la Santa Eugenia, en Cevico de la Torre (Palencia). El hombre se ha mostrado "muy contento y satisfecho" por haber sido elegido el primero de la residencia.

Etiquetas
Publicado el
27 de diciembre de 2020 - 09:01 h

Descubre nuestras apps

stats