Las residencias vascas, con 6.693 casos y 897 muertos, estrenarán el domingo la vacunación de la COVID-19 con una remesa "simbólica" de 405 dosis

La residencia Julián Rezola, con 18 muertes en la segunda ola

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha salido del consejo interterritorial con el Ministerio de Sanidad y el resto de comunidades autónomas con la novedad de que el domingo 27 de diciembre las residencias vascas estrenarán la histórica campaña de vacunación contra la COVID-19 con una "remesa simbólica" de únicamente 405 vacunas, cuando las plazas en esos centros rondan las 20.000. "A partir de ahí, hay una previsión de llegada de una remesa cada lunes, pero sin especificar claramente cuál será la cantidad, aunque parece que serán 16.000 a la semana", informan desde el Gobierno vasco, la única comunidad autónoma que no tiene competencia sobre las residencias, que son gestionadas por las diputaciones.

Euskadi alcanza los 2.947 fallecidos durante la pandemia, 108 en la última semana y dos de ellos menores de 40 años

Euskadi alcanza los 2.947 fallecidos durante la pandemia, 108 en la última semana y dos de ellos menores de 40 años

En palabras de Sagardui tras la reunión, de esta primera partida de Pfizer -luego llegarán más y también de otras casas comerciales- a Euskadi le corresponden 193.050 inmunizaciones. España tendrá 4,5 millones en doce semanas, según ha explicado este miércoles el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Buena parte del almacenaje correrá a cargo de la empresa de Hernani Bexen, que tiene también sedes en Galicia y Madrid y que dispone de congeladores capaces de conservar el material de esta compañía.

Según la estimación realizada por este periódico, las residencias de Euskadi llegarán a la campaña de vacunación tras haber acumulado hasta el 23 de diciembre al menos 6.693 casos, sumados los trabajadores que han contraído el Sars-Cov-2. Son el 5,8% de los 114.613 casos que, hasta el domingo, tenía cuantificados la Sanidad vasca. Sin embargo, el porcentaje se dispara cuando se analiza la letalidad. Han fallecido 896 ancianos y un gerocultor. Representan el 30,43% de los decesos.

Siete muertos más en 48 horas

El primer caso se dio a principios de marzo en el centro de Sanitas en el barrio de San Martín de Vitoria, que fue también la primera residencia en cuarentena en España el 8 de marzo. Ahora mismo son 468 los casos de COVID-19 activos repartidos en varias decenas de centros de todo el territorio. Son 254 en Bizkaia, 166 en Gipuzkoa y 48 en Álava. Los principales focos están en los centros Debagoiena de Aretxabaleta (88 casos, 81 activos y 2 fallecidos), Julián Rezola (82 casos, 10 activos y 18 fallecidos) y Hermano Garate-San Ignacio (62 casos, 25 activos y 12 fallecidos) de Donostia, Txurdinagabarri de Bilbao (56 casos) y Caser Alto del Prado de Vitoria (al menos 46 casos y 24 fallecidos, incluido un profesional, sumadas las dos olas).

En las últimas 48 horas ha habido siete muertes en Euskadi, dos en Álava -ambas en Caser Alto del Prado-, dos en Gipuzkoa -en Sanmarkosene de Errenteria y en Julián Rezola- y en Bizkaia -que no desglosa la información-. Por el contrario, el complejo de Sanitas en Miramón ha dado por finalizada la alerta con la recuperación de los últimos infectados (aunque seis internos han perdido la vida en estas semanas de brote). En Gallarta, la residencia pública vuelve a tener un caso semanas después de no notificar ningún positivo.

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 20:07 h

Descubre nuestras apps

stats