La portada de mañana
Acceder
La ampliación de aeropuertos choca con el compromiso climático del Gobierno
Sánchez enfría el regreso del rey Juan Carlos I
Análisis - Si no es Convergència, se le parece mucho, por Neus Tomàs

Un juzgado investiga la formación de los sanitarios para enfrentarse al ébola

Los médicos denunciaron falta de preparación para el ébola.

Un juzgado de Madrid investiga si hubo falta de formación y si se puso en riesgo la vida de los sanitarios que han atendido los casos de ébola en España. La magistrada María Teresa Abad manda que se abran diligencias para indagar sobre la querella presentada por 15 médicos del hospital de La Paz.

El auto explica que los hechos que los facultativos denunciaron acerca de la falta de formación técnica previa y los materiales de los que dispusieron no eran los adecuados para atender médicamente a enfermos infectados por el virus del ébola. Los sanitarios habían recriminado estas supuestas negligencias a la dirección del centro antes de que se declarara el primer contagio de la enfermedad en España: la auxiliar Teresa Romero.

Ahora, el juzgado de Instrucción Nº21 pide al hospital de La Paz que le envíe los certificados de formación impartida a los docotres así como la lista de los profesionales que fueron designados a los casos de ébola. De la misma manera, pide a la Inspeccion de Trabajo los "informes instruidos" respecto a las denuncias sobre las condiciones de trabajo.

La juez explica que las circunstancias que los 15 médicos trasladaron en su querella "hacen presumir la posible existencia de una infracción penal".

Denuncia al gerente del SUMMA

Además, el sindicato CSI-F ha denunciado ante la fiscalía la actuación de las urgnecias telefónicas de la Comunidad de Madrid (SUMMA 112) la noche en la que Teresa Romero acabó ingresada finalmente. La central expone que el Centro Coordinador no atendió la petición de uno de sus médicos de contactar por segunda vez con Salud Pública cuando acudió al domicilio de la enferma y sospechó que había posibilidades de que se tratara de un caso de ébola. "Decidió no comunicar los signos evidentes de la enfermedad de la auxiliar de enfermería, pese al testimonio del médico que la atendió", cuentan en CSI-F. Según su relato, "en la exploración a la paciente detecta signos de sarpullido, compatibles con enfermedad hemorrágica. Sin embargo, tras comunicar esta circunstancia al Centro Coordinador, la jefa de guardia decide no comunicar esta nueva eventualidad a Salud Pública y envía una ambulancia básica". Romero fue ingresada finalmente en el hospital de Alcorcón.

Etiquetas
Publicado el
31 de octubre de 2014 - 12:31 h

Descubre nuestras apps