Muere otro de los espeleólogos atrapados en Marruecos y rescatan al tercero

Equipos de rescate marroquíes llegan junto a los tres espeleólogos españoles. EFE

Agencias

Rabat —

El inspector jefe de la Policía Nacional Juan Antonio Martínez, otro de los tres espeleólogos españoles atrapados en una sima de Uarzazate, al sur de Marruecos, ha fallecido tras no superar la gravedad de sus heridas, según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio del Interior. Martínez, de 41 años, sufría una contusión en la cabeza y una fractura en la pierna.

El tercer espeleólogo atrapado en una sima en Marruecos, el agente Juan Bolívar, ha sido rescatado y trasladado a Uarzazate, según han informado a Europa Press en fuentes del Ministerio del Interior. Bolívar se encontraba en estado ileso y es el único superviviente del grupo de espeleólogos accidentados.

El primer fallecido de los tres españoles que se encontraban desaparecidos en las montañas del sur de Marruecos fue encontrado muerto, informaron este sábado las autoridades marroquíes a la agencia oficial de noticias marroquí, MAP. Se trata de Gustavo Virues, de 41 años y residente en Granada, según ha confirmado el Ministerio del Interior.

"Los equipos de rescate de la Gendarmería Real han podido socorrer esta tarde del sábado a dos de los tres espeleólogos españoles que se habían caído en un acantilado situado en la provincia de Uarzazate", indicaron las fuentes. Todo apunta a que Virues se cayó en un acantilado de varios centenares de metros situado en la localidad de Tarmest, perteneciente al poblado rural de Iminulauen.

Las operaciones de rescate continúan su curso y están siendo extremadamente complicadas debido a la zona en la que se encuentran, según informaron a Efe fuentes de la Gendarmería Real de la región de Uarzazate, en el sur de Marruecos. Los equipos siguen trabajando para rescatar a los tres españoles del acantilado, y una vez finalizada la labor de socorro serán directamente trasladados en helicóptero al aeropuerto de Uarzazate.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha informado a las familias de los tres españoles atrapados en Marruecos sobre su situación, antes de que la información se hiciera pública.

Los tres espeleólogos viajaron hasta Marruecos en un grupo organizado procedente de Sevilla y compuesto por nueve personas, y estaban preparados técnica y físicamente para afrontar la expedición.

Se separaron del grupo el pasado lunes, quedaron en encontrarse esa misma tarde o el martes y, tras no saber nada de ellos, el jefe de la expedición presentó la denuncia el miércoles ante la Gendarmería marroquí y avisó al Consulado. De hecho, el resto de integrantes del grupo, que decidieron quedarse la pasada noche en la montaña para ayudar en la búsqueda, fueron los primeros en localizar a sus compañeros.

Etiquetas
Publicado el
4 de abril de 2015 - 21:33 h

Descubre nuestras apps

stats