La radio por Internet como terapia y "escape" frente al virus

El equipo de 'Todo saldrá bien' durante la grabación del podcast

"Para mi la radio estos días sirve como escape de la situación. Mientras estoy en el ordenador dándole a las teclas no estoy pensando en otra cosa", explica David Martos, conductor del programa 'Radio Cuarentena', un proyecto personal que pretende dar voz a "cualquiera que tenga algo que contar sobre la cuarentena".

La angustia de muchas personas mayores sanas en el confinamiento: soledad, miedo y una televisión plagada de malas noticias

La angustia de muchas personas mayores sanas en el confinamiento: soledad, miedo y una televisión plagada de malas noticias

El confinamiento ha provocado que muchas personas decidan poner en marcha iniciativas que ayuden y les ayuden a sobrellevar esta situación excepcional. David Martos, un periodista de 35 años con larga trayectoria en la radio, también quiso contribuir a ello haciendo "radio de compañía". Tras varios días teletrabajando y realizando Kinótico, su programa habitual de cine y series que se emitía en eldiario.es y ahora en Onda Cero, decidió embarcarse, de forma personal en este proyecto, que más tarde la cadena ha integrado en su plataforma de podcasts. "Llevaba ya tiempo queriendo hacer un programa desde casa que fuera abrir el micrófono cada día y el primero que llamara que entrara en directo".

El 13 de marzo decidió llevar a la práctica esa idea, abrió una cuenta de Twitter, llamó a varios amigos para que participaran en ese primer día, y más adelante ha ido contactando con gente que tenga algo que contar sobre la cuarentena, tanto lo bueno como lo malo. "Aunque intente ser un escape, no podemos olvidarnos de que estamos en una situación muy tremenda, por lo que cada día intento transmitir el mensaje de 'somos conscientes de que todo es muy difícil, pero estamos aquí por si podemos paliar, aunque sea durante un rato, esos pensamientos", relata.

Aunque la idea original de 'Radio Cuarentena' era que el programa fuera a medianoche, más adelante, la dificultad para que personas pudieran entrar en directo a esa hora, y que no fueran entrevistas grabadas, hizo que cambiaran el horario de emisión. Ahora el programa comienza unos minutos antes de las 20 horas, para escuchar en directo el aplauso sanitario, "que ese gesto quede registrado, y gente que no tenga vecinos lo pueda escuchar", y los fines de semana es 'edición siesta', pues empieza a las 16 horas para ajustarse a la emisión de su programa sobre cine.

"La producción es la que es, tenemos que usar solamente métodos digitales y utilizo mi ordenador y varias aplicaciones. Además, las líneas están sobrecargadas, algunos no saben por dónde les estás llamando y hay fallos, pero he intentado que eso sea parte del programa porque refleja la situación que estamos viviendo todos", explica David Martos.

Radio para mayores

Otra iniciativa vinculada a las ondas es 'Todo Saldrá Bien', un podcast, en principio semanal, que han creado la experta en Responsabilidad Social Corporativa y Directora de Ansari Innovación Social, Helena Ancos, y el periodista Pedro Lechuga, dirigido a las personas mayores.

"La gente mayor es la gran olvidada", explica Helena Ancos, "no solo por la situación habitual de soledad sino también porque son víctimas físicas del coronavirus y se les trata como apestados". Por lo que, con la ayuda de psicólogos y trabajadores sociales, han iniciado este programa, que ya ha emitido su segundo capítulo.

'Todo Saldrá Bien' quiere dar ese mensaje ante la creciente situación de vulnerabilidad de los ancianos. Con la creación de radionovelas simulando a las que se emitían hace unos años en la radio, con noticias positivas, y testimonios de gente que se ha curado, pretenden acompañar "a todos esos mayores que están solos en sus casas y que no dejan de ver en televisión las cifras de muertos y el abandono a otras personas de su edad", relata. Cuentan además con la iniciativa de varios profesores que han pedido a sus alumnos que escriban cartas de ánimo a los mayores.

Uno de los problemas es la difusión del programa, puesto que muchos mayores no tienen internet y el programa no se emite por radio lineal, "eso supone un obstáculo". Pero la idea es "ir cogiendo músculo" y que el programa se mantenga para después de la cuarentena y sea una manera de asistir a los mayores. Además, pretenden que los propios ancianos, en un futuro, se puedan convertir en los propios locutores del programa, "que sean los auténticos protagonistas".

Etiquetas
Publicado el
10 de abril de 2020 - 22:33 h

Descubre nuestras apps

stats