eldiario.es

Menú

TECNOLOGÍA

Una editorial británica pide a un profesor de Barcelona que deje de dar clase online con audios grabados por violar su patente

Hodder & Stoughton considera que tiene la licencia exclusiva para utilizar audios en los que la pregunta del profesor se intercala con la respuesta grabada de otro alumno, dando un tiempo al oyente para parar la grabación

"Lo que han patentado es utilizar el botón de pausa y tener una conversación por un audio, lo cual es ridículo", expone el profesor

La editorial también le exige que no publique un libro con el método en el que trabaja, sin saber cuál será su contenido

- PUBLICIDAD -
Mihalis Eleftheriou, el profesor al que Hodder & Stoughton ha exigido que deje de dar clases online y no publique un libro con su método.

Mihalis Eleftheriou, el profesor al que Hodder & Stoughton ha exigido que deje de dar clases online y no publique un libro con su método.

La editorial británica Hodder & Stoughton ha exigido a un profesor de Barcelona que deje de ofrecer cursos gratuitos de idiomas por Internet al entender que está violando la patente del "método Michel Thomas". Este consiste en usar una serie de "segmentos" de audio en las que se da al alumno un tiempo de reacción para pausar la clase y preparar la respuesta que le pide el profesor, intercalando la corrección final de este con una respuesta pregrabada (que puede contener errores) de otro alumno no presente.

La editorial defiende que tiene la licencia para utilizar en exclusiva este método de enseñanza,  patentado por el propio Thomas en Estados Unidos en el año 2000. "E n esta técnica de enseñanza, hay un lapso de tiempo en el segundo segmento donde el estudiante puede traducir la expresión dada y ese lapso de tiempo es controlado por el estudiante", expone la editorial en una comunicación que ha enviado al profesor Mihalis Eleftheriou, único administrador de la página Language Transfer.

Hodder & Stoughton asegura que cualquier curso basado en este tipo de clase viola sus derechos: "La patente se infringe por cualquier medio grabado en el que un estudiante puede pausar la grabación, ya sea en sistemas de televisión, cintas, CD o sistemas informáticos personales con memoria para almacenar una expresión grabada que se puede reproducir en la pantalla o a través de un reproductor de audio o dispositivo móvil. Por ejemplo, la patente cubre monitores que pueden almacenar y reproducir segmentos grabados para una audiencia individual o de aula (es decir, a través de un sitio web)".

La editorial considera que como la página de Eleftheriou es accesible desde Estados Unidos, este no está respetando su patente en aquel país.

Eleftheriou recibió la misiva que le pedía cesar inmediatamente la actividad de su página el 19 de junio. No obstante, lo que quizá no esperaba  Hodder & Stoughton es que la respuesta iba a llegar  firmada por la Electronic Frontier Foundation (EFF), la organización de referencia a nivel internacional en la defensa de los derechos digitales y la libertad de expresión en la red. 

"Sus demandas no tienen base legal y mi cliente no las satisfará", zanja en el primer párrafo de  la carta de respuesta, enviada este lunes, el abogado de EFF. En las siguientes páginas, la organización explica que la editorial está reclamando la patente sobre una idea abstracta, una posibilidad que anuló un juzgado americano en 2014: "Una patente que reivindica una secuencia de expresiones humanas en una cinta ordinaria es el ejemplo por excelencia del tipo de patente que no supera esta prueba. No es más patentable que una secuencia de notas musicales en cinta".

Patentar el botón pausa 

Hodder & Stoughton no solo pedía a Eleftheriou que detuviera su trabajo en Language Transfer si no también que no publicara un libro sobre su propio método en el que está trabajando. Un libro que la editorial británica no ha visto nunca, al igual que el resto del mundo, puesto que no está publicado.

"Lo que han patentado es utilizar el botón de pausa y tener una conversación por un audio, lo cual es ridículo", expone Eleftheriou en conversación con eldiario.es. El profesor afincado en Barcelona explica que la editorial ni siquiera está haciendo referencia al método Michel Thomas en sí, que considera muy diferente al suyo: "El método es cómo uno arma el idioma. No hay más que escuchar un curso de Michel Thomas y otro de Language Transfer para ver que se entienden los idiomas de forma diferente".

"Una buena forma de explicarlo: yo podría presentarte un idioma de una forma muy lineal, enseñándote por ejemplo todos los tiempos verbales juntos, utilizando lo que ellos tienen patentado. Después podría tejer un curso en el que todos los elementos del idioma estén dispersos por todo el curso, utilizando también su patente. Los métodos son totalmente distintos, pero me habrían enviado la misma carta", razona.

Eleftheriou afirma que "sobrevive" de las donaciones que llegan a través de su página de idiomas, en la que trabaja en solitario. En ella se reproducen entre veinte y treinta mil minutos al día de las miles de clases de los diferentes cursos de idiomas disponibles. Además, todos los contenidos están disponibles para su descarga gratuita, por lo que es imposible conocer el número total de alumnos que se han beneficiado de sus clases.

Michel Thomas patentó su método en el 2000, tres años después de protagonizar The Language Master, un documental de la BBC que expuso los secretos de su modelo para enseñar idiomas y su historia como miembro de la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial. Falleció en el 2005 a los 89 años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha