Google lanza su nube para el sur de Europa, ubicada en Madrid: “Casi todos los servicios se quedarán en España”

Encendido de la región de Google Cloud en España. Adaire Fox Martin, Presidenta de Google Cloud Internacional; e Isaac Hernández, responsable de Google Cloud en España.

Google ha inaugurado este miércoles su nueva nube regional para el sur de Europa, sustentada en tres centros de datos ubicados en la Comunidad de Madrid. La compañía ha invertido unos 600 millones de euros en este despliegue, que ya ha comenzado a dar servicio y seguirá ampliándose hasta 2025. “Permite que para la mayor parte de los servicios los usuarios puedan determinar que estos se ejecuten única y exclusivamente en Madrid y por lo tanto no salgan del territorio nacional”, ha explicado Isaac Hernández, jefe de Google Cloud en España.

Google ancla a Bilbao el nuevo cable submarino que crea una línea directa de fibra con Nueva York

Google ancla a Bilbao el nuevo cable submarino que crea una línea directa de fibra con Nueva York

“Es verdad que no será para el 100% de los servicios, porque puede haber algunos que por diseño arquitectural no corren nunca en una sola región, sino en un conjunto de centros de datos para generar mayor disponibilidad”, ha puntualizado el responsable de la compañía a elDiario.es. “Google está absolutamente comprometida con la protección de datos y estamos certificados como Esquema Nacional de Seguridad Nivel Alto, que es el máximo nivel de certificación que exige la administración española para poder operar datos en la nube”, ha reiterado.

Los usuarios en este caso no son las personas individuales que utilizan las herramientas de Google, sino las empresas que contratan los servicios de computación en la nube de la multinacional para los datos de sus clientes y de su negocio. Alrededor de un centenar lo han hecho ya, entre las que se encuentran BBVA, Grupo Día o Carrefour.

La principal ventaja para estas compañías será una disminución de la latencia de los servicios que operen en España y para España, desde los 20 milisegundos de antes de la entrada en funcionamiento de los nuevos centros de datos, hasta los tiempos inferiores a un milisegundo. “Es verdad que para una persona este cambio es imperceptible, pero en los negocios que se basan en las comunicaciones de máquina a máquina supone una gran diferencia”, ha explicado Javier Martínez, uno de los responsables técnicos de Google Cloud.

Según un informe elaborado por la consultora Implement Economics encargado por la multinacional estadounidense, la nueva infraestructura de centros de datos de Google podría suponer un impacto de hasta 1.200 millones de euros en el PIB español y 10.000 nuevos empleos anuales. La compañía no ha querido especificar el número de empleos que creará de manera directa para operar los centros de datos, aunque fuentes del sector estiman que serán en torno a un centenar.

Los tres grandes dominadores de la nube eligen España

Actualmente el negocio de la “nube pública” se reparte entre tres grandes actores casi por entero: la propia Google, Amazon y Microsoft. Las tres ha anunciado nuevos polos de sus respectivas infraestructuras ubicados en España. La semana pasada Microsoft confirmó que sus tres nuevos centros de datos ubicados en Meco, Algete y San Sebastián de los Reyes estarán listos “en meses”, mientras que Amazon ultima también la construcción de una gran instalación de este tipo en Aragón. Los centros de datos de Google, anunciados en 2020, han sido los primeros en entrar en funcionamiento.

Otras multinacionales del sector, como IBM o Facebook, también han anunciado despliegues en este sentido. La inversión planteada por esta última llega a los 1.000 millones de euros. Este nuevo paquete de inversiones forma parte de una estrategia global para aumentar la capilaridad de las infraestructuras de red, necesaria para desarrollar servicios el streaming o el Internet de las Cosas.

“Inversiones como esta son el camino hacia la recuperación”, ha afirmado Carme Artigas, Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial. “España avanza hacia una transformación digital humanista, en la que se asegura protección y seguridad de los datos, en línea con los valores europeos. Hoy, la región Cloud de Google en España supone un hito en este sentido, integrando al sector privado en esta visión de país”, ha añadido.

Ubicación secreta

Google solo ha informado de la ubicación de uno de los tres centros de datos que dan servicio a la nueva región de su nube, instalado en un edificio de Telefónica en Alcalá de Henares. La compañía ha preferido no revelar el emplazamiento de los otros dos “por motivos de seguridad”, ha manifestado Hernández, aunque asegura que “son edificios que se han construido específicamente para alojar los centros de datos de Google y donde toda la operación, la seguridad, el hardware y el software es de Google”.

Los nuevos centros de datos de Madrid no son los únicos despliegues que ha lanzado la multinacional estadounidense en España. El año pasado terminó la construcción del cable submarino Grace Hopper, una línea de fibra que une Bilbao con Reino Unido y la costa este de EEUU. También prepara un entro de investigación en ciberseguridad en Málaga, que se ha erigido como una de las capitales tecnológicas del continente.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats