La portada de mañana
Acceder
Las 13 universidades privadas que incumplen los requisitos para seguir siéndolo
Borrell: "Los populistas de derechas europeos pierden una referencia con Trump"
Opinión - Iglesias se marca un triple, por Esther Palomera

Una inmobiliaria lleva a juicio a una pareja por protestar por la calidad de sus viviendas en un foro de vecinos

Construcción de viviendas en el barrio de Valdebebas, al norte de Madrid, en una imagen de archivo.

Dos personas se enfrentan a un juicio por un supuesto delito de injurias contra dos promotoras inmobiliarias (una de ellas ya disuelta) tras opinar en un foro digital de vecinos sobre las calidades de las viviendas que estas construyeron. El juzgado de Instrucción número 50 de Madrid los ha procesado a ambos, pareja sentimental, tras admitir la querella de las inmobiliarias y considerar que "realizaron todo tipo de comentarios denigratorios" que "dañan el buen nombre de las empresas".

La pareja procesada compró una vivienda de nueva construcción de la promotora Valenor, que se define en su página web como "la mayor propietaria de suelo en Valdebebas", una zona acomodada situada al norte de Madrid. En un escueto auto, el juez afirma que los comentarios de la pareja se produjeron a raíz de "unos daños" en la vivienda "en la que habitan" e "intentando causar el máximo daño posible a su reputación dando publicidad en redes sociales a dichos comentarios" contra la promotora.

Los mensajes que han motivado la decisión del juez no constan en el auto, pero sí están presentes en la documentación adjunta a la querella de la inmobiliaria y han sido facilitados a este medio por el abogado defensor. Son cuatro y se publicaron en octubre, noviembre y diciembre de 2018 bajo el nick "diegoestudia". No revelan información de su propia vivienda como recoge el juez, sino que valoran lo afirmado por otra usuaria del foro, nuevosvecinos.com.

"Me parece un poco lamentable que pisos con estos precios y que presumen de estar perfectamente aislados del exterior para ahorro energético presenten estos problemas. Si nos pasase a nosotros en la segunda fase tomaremos las medidas legales oportunas", se lee en el primero de ellos de ellos, una contestación a un hilo abierto por otra usuaria para quejarse de problemas en la insonorización y aislante térmico de sus ventanas. "Le he enviado este hilo a Valenor pero han pasado un poco de mí. Comprensible puesto que aún no me han entregado mi piso de Fase 2. En cualquier caso creo que si se ríen de ti deberías de tomar las medidas legales oportunas. Te ha costado un dineral el piso como para tener que aguantar calidades basura habiendo pagado por excelentes...", afirma el segundo, escrito unas horas más tarde.

El tercero se produjo un mes después. "Seguramente más de un comprador se lo pensará tres veces antes de entrar en dichas promociones y soltar más de medio millón de euros viendo lo que está pasando aquí con evidencias fotográficas y experiencias de los compradores anteriores", finaliza ese comentario, escrito como respuesta en un hilo abierto por otro usuario que protestaba por el mismo problema de frío en las viviendas. El último comentario que recoge la querella se produjo tras una visita del acusado a la construcción, antes de ser entregada: "He estado esta tarde en la urba y hasta la sala común que hay nada más entrar a la derecha tiene varias goteras. Lamentable".

El letrado a cargo de la defensa, David Bravo, pone en duda que el juez haya llegado a leer los comentarios que sustentaron la querella. "Ni siquiera son valoraciones de un producto que han comprado ellos, lo que también sería totalmente legal", señala. "Fue otra usuaria la que abrió un hilo en este foro con su experiencia, ya que a ella sí le había entregado su vivienda, y mi cliente lo que hace es una serie de valoraciones en base a la experiencia de esta señora y la de otros vecinos".

elDiario.es se ha puesto en contacto con Valenor, que asegura que el procedimiento penal que inició "obviamente no se sigue por meros comentarios críticos" contra ella por parte de la pareja. "Durante más de un año y de forma continuada en el tiempo, vertieron todo tipo de expresiones injuriosas y calumniosas en redes sociales y foros de internet, atribuyéndonos la comisión de delitos", señala en un comunicado enviado a este medio. La inmobiliaria asegura en su querella que los dos acusados la habían imputado un delito de "estafa" en esa serie de comentarios. En su auto, el juez no ha recogido esa reclamación ni los comentarios que la sustentan. La inmobiliaria tampoco ha facilitado pruebas de su existencia a elDiario.es.

Uno de los miembros de la pareja reconoció ser el autor de los mensajes, pero el juez los procesa a ambos

Durante la toma de declaración a los acusados, uno de los miembros de la pareja reconoció ser el "Diego" que se identifica en el nick del autor de los mensajes, mientras que su pareja afirmó desconocer la existencia del foro digital de vecinos, relata el abogado defensor. Pese a ello, el juez les ha procesado a ambos. "Es surrealista", califica Bravo.

"No hay ninguna prueba de que la pareja de mi cliente haya entrado a ese foro en su vida, pero como la parte querellante no quiere ponerse a mirar quién de los dos ha escrito los mensajes, pues se querella contra ambos. Y al igual que con los mensajes, el juez se deja llevar por el contenido de la querella en vez de por las pruebas", manifiesta el abogado.

Valenor, al contrario, asegura que ambos "utilizaron pseudónimos y una cuenta de correo electrónico anónima, buscando una aparente impunidad". "Estos imputados eran perfectamente conscientes de la gravedad e ilicitud de su conducta, y de la responsabilidad penal en la que incurrían", recalca su departamento legal.

La inmobiliaria afirma que antes de querellarse contra la pareja, les ofreció la posibilidad de "retractarse de tales afirmaciones injuriosas y calumniosas". "No sólo no lo hicieron, sino que, muy al contrario, incluso después de formulada la querella y acordada su imputación han continuado vertiendo expresiones atentatorias de nuestro honor y prestigio profesional", añaden. Según ha podido comprobar elDiario.es, además de retractarse y asumir el "daño moral" que sus comentarios provocaron a Valenor, esta también exigió a la pareja el pago de 50.000 euros durante el acto de conciliación.

El abogado defensor ha presentado un recurso contra el auto de procesamiento del Juzgado de Instrucción, que Valenor podrá impugnar. El encargado de resolver será el mismo juez que dictó el auto de procesamiento, por lo que el letrado anuncia que llevará el caso a la Audiencia Provincial de Madrid en caso de que tome la misma decisión y dictamine que los dos acusados deben ir a juicio.

Etiquetas
Publicado el
18 de noviembre de 2020 - 22:19 h

Descubre nuestras apps

stats