La portada de mañana
Acceder
El Gobierno pide limitar los encuentros sociales
Calvente Vs. Podemos: la causa promovida por un exabogado del partido que ha puesto sus cuentas bajo la lupa judicial
La división de las derechas impide a Casado consolidarse como alternativa de Gobierno

Punto y final a la producción del Segway, el patinete eléctrico que quería revolucionar el transporte urbano

Varias personas montan en patinetes eléctricos Segway

Ninebot, la empresa que fabrica los patinetes eléctricos Segway, ha anunciado que abandona su producción tras una nueva caída de las ventas. La compañía, denominada también Segway hasta su adquisición por la firma china de movilidad eléctrica Ninebot en 2015, cerrará la línea de fabricación que tenía en New Hampshire (EEUU) y despedirá a 21 empleados. Otros 12 permanecerán en la compañía para ofrecer reparaciones y el soporte de la garantía a los patinetes ya vendidos.

El primer Segway (cuyo nombre proviene de la unión del verbo to segue, "fluir suavemente" o "hacer una transición dulce", y way, "camino") se fabricó en 2002 y prometía revolucionar el transporte urbano. Compuesto por dos ruedas y un innovador sistema de autoequilibrado para acelerar –inclinando el peso corporal hacia delante– y frenar –haciendo lo propio hacia detrás– junto a un manillar para la dirección, apareció en múltiples películas y series de televisión en la primera década del siglo. Sin embargo, las ventas no acompañaron su rendimiento mediático y el inventor del vehículo, Dean Kamen, vendió la compañía en 2009. Kamen había pasado toda la década de los 90 desarrollando el concepto.

El comprador fue un empresario británico llamado James Heselden, que había hecho dinero inventando un sustituto para las bolsas de arena que sirven de protección para los soldados. Sin embargo, Helseden falleció un año después de hacerse con Segway tras caer a un río desde 9 metros de altura mientras pilotaba precisamente uno de estos patinetes. Tenía 62 años. La policía de West Yorkshire, al norte de Inglaterra, sacó de las aguas el cadáver del empresario junto a uno de los vehículos que producía. Su muerte sin duda afectó a la reputación del patinete, que además fue haciéndose famoso por otros accidentes no tan graves sufridos por personajes como el expresidente de EEUU George Bush o el medallista olímpico Usain Bolt. 

Aunque es relativamente común ver Segways usados como vehículo de patrulla en cuerpos policiales de todo el mundo o en empresas que organizar tours turísticos con ellos, sus ventas a particulares eran cada vez menores. Según la actual directora de la compañía, Judy Cai, este modelo de patinete apenas representaba ya el 1,5% de los ingresos de la compañía. "Esta decisión no se ha tomado a la ligera, y aunque la pandemia mundial actual ha tenido un impacto a las ventas y la producción, no fue un factor decisivo en nuestra decisión", afirmó en declaraciones recogidas por Associated Press.

En cualquier caso, tanto otros Ninebot como otras muchas compañías venden modelos de patinete que se basan en la tecnología que los Segway pusieron en el mercado, aunque de menor tamaño. La versión más parecida es una que además de la plataforma de las ruedas y el autoequilibrado, incluye un pequeño manillar que sirve de apoyo a las rodillas. El más extendido es, no obstante, el conocido como hoverboard, usado tanto juguete para niños como para transporte urbano. 

Otro de los descendientes más innovadores de los Segway es el monociclo autoequilibrado, que consta de una sola rueda con dos pequeñas plataformas para los pies en sus extremos. En este modelo, el piloto usa su peso corporal para controlar tanto la dirección como la velocidad y el freno. Múltiples fabricantes lo tienen a la venta en la actualidad.

Etiquetas
Publicado el
25 de junio de 2020 - 13:41 h

Descubre nuestras apps

stats