eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

El Festival de Cine de Sevilla reacciona a la polémica e incluye el nombre de Walter Popp en su cartel

El certamen cinematográfico incluirá la siguiente firma en el póster: "María Cañas resignificando a Walter Popp"

José Luis Cienfuegos, director del SEFF, señala que homenajearán la figura del artista estadounidense en el programa, el catálogo, la cartelería y otros soportes gráficos

Los hijos del pintor pulp neoyorquino han solicitado que se reconozca su autoría y el festival sostiene que ya estaban trabajando en ellos desde que se conoció su nombre

- PUBLICIDAD -
Cartel de la XIV edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla

Cartel de la XIV edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla María Cañas

"María Cañas resignificando a Walter Popp". Esta es la respuesta del Festival de Cine Europeo de Sevilla tras la polémica sobre el cartel diseñado por la artista sevillana María Cañas a partir de una ilustración del pintor pulp estadounidense. Tras cinco días de controversia, el director del SEFF, José Luis Cienfuegos, le ha indicado a eldiario.es/andalucía que tienen previsto no sólo plasmar la firma de Popp junto a la de María Cañas en el póster oficial y el resto de soportes gráficos, sino que "tenemos previsto incluir referencias al autor, tanto en el programa, como en el catálogo".

La reacción del Festival se ha precipitado después de que este diario se pusiera en contacto con los herederos del artista americano. Defienden que, desde el momento que se supo que la imagen que Cañas había reutilizado en el collage de su póster, han reconocido la figura del autor neoyorquino y que desde este fin de semana (el póster se presentó el pasado viernes y la polémica comenzó a generarse apenas unas horas después) han estado debatiendo sobre cómo homenajear al artista y reconocer su obra.

En declaraciones a eldiario.es/andalucia, los hijos del artista han señalado que "no vamos a denunciar a nadie, pero nos gustaría, eso sí, que el nombre de Walter Popp aparezca por alguna parte en el cartel", ya que "nos afecta mucho que el trabajo de nuestro padre, ligeramente modificado, vaya a terminar expuesto sin recibir ningún reconocimiento". En ese sentido, habían pedido al Festival que hiciera "el mayor esfuerzo posible" para difundir su nombre", reivindicando así "los derechos de autor de la obra de nuestro padre, Walter Popp". Y así será.

"Walter Popp tendrá su espacio"

Cienfuegos ha insistido en que, de alguna manera, ya habían recogido el guante antes de que los herederos lo lanzaran. "Quiero transmitir una imagen de normalidad. Walter Popp tendrá su espacio, como lo tendrá María. Aún tenemos que ver cómo lo vamos a concretar, pero creo que ha quedado claro desde el minuto uno que hemos incluido su nombre" desde que saltó la polémica. Es más, el Festival prepara una carta formal dirigida a los herederos de Popp explicándoles la situación.
Cienfuegos alega que, en el momento de presentarse, desconocía que Cañas hubiera utilizado una imagen de Popp (procedente de un banco de imágenes, iStock, donde se puede adquirir por 25 euros y donde no se precisa el nombre del autor) y que las primeras informaciones le llegaron, tras la presentación, por Whatsapp y por redes sociales.

"Toda la información que tenemos es que era una imagen libre de derechos (de explotación). Legalmente, le hemos encargado el cartel del festival a una artista. La apropiación es de María Cañas y no ha lugar a ningún tipo de conflicto legal, porque la imagen está libre de derechos", indica el director del Festival de Sevilla.

El análisis de Cienfuegos coincide en buena medida con el de un experto en derechos de autor consultados por este diario. Andy Ramos, abogado del despacho Bardají & Honrado,  afirma que "hay que analizar si se ha utilizado con derecho o no. Habría que empezar con María Cañas, seguir con iStock y ver cómo han adquirido los derechos y ver dónde ha habido un error, si lo ha habido. Cuando se dice libre de derechos quiere decir que se permite la explotación de esa obra. Tendría que haber citado al autor, pero no hay plagio, porque está utilizando una reproducción autorizada". Si el banco de imágenes hubiera adquirido una imagen cuyos derechos de explotación pertenecen a los herederos, cuenta con un seguro. Esos fallos, según sostiene Ramos, se dan en contadas ocasiones.

Según Michael Popp, uno de los hijos del pintor, su padre no le cedió todos los derechos de explotación a la revista Fantastic Stories, cuando le vendió su pintura para la portada del verano de 1954. "Sé que no lo hizo. Es algo que hemos hablado en casa mucha veces", señala. Theresa, una de los ocho hermanos de Michael, señala que aún no han tomado ninguna decisión respecto a la imagen difundida sin firmar por el banco de imágenes y que es un tema pendiente de discutir entre todos los herederos. En cualquier caso, esa es, de momento, otra historia. 

Bienvenido el debate

En lo que a polémica que se ha generado alrededor del cartel, Cienfuegos dice que se queda con la parte positiva: los debates sobre el apropiacionismo, la corriente artística que practica María Cañas a partir de imágenes de otros autores y que la hacen autodenominarse "La archivera de Sevilla". Lo que hace Cañas "entronca muy bien con una manera de programar de este festival, en el que este cine debe tener cabida, pero no monopoliza toda la programación", explica el director.

Asimismo, Cienfuegos ve que el debate ha sido positivo, "porque nos permite reivindicar un trabajo como el de María. Te puede parecer que ha intervenido más o menos (en el cartel), pero... ¿cuántos artistas hay que tengan la carrera de María? Es bueno que la gente se entere de que hay otras maneras de trabajar".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha