eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Sanchistas anónimos

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez protagonizará un acto este jueves en Albacete

Hola, me llamo Luis y fui votante de Pedro Sánchez, aunque me estoy quitando. Sobre todo tras discutir con algunos conocidos, prendados del nuevo paladín de las esencias de la izquierda, aunque no tanto como para haberle votado en las dos últimas elecciones, en las que se decantaron por Podemos, que en cuestiones de pureza ideológica Pablo Iglesias es mucho más paladín, vete tú a comparar. Preguntados los susodichos si tanto embeleso podría propiciar que su voto fuera para el PSOE en los próximos comicios, responden que tampoco hay que pasarse, ya que aunque Pedro es muy guapo, ellos no van a mancillar su alma inmaculada votando a un partido de la casta.

Ante la consecuencia de este discurrir, la gestora socialista ha tomado cartas en el asunto para evitar que tanto empalago hacia el campeón del ‘no es no’ derive en su tercera derrota consecutiva, que no hay dos sin tres. Para remediarlo, ha decidido que las donaciones para la campaña de los candidatos sean públicas y controladas por el partido, no vaya a ser que entre los anónimos mecenas de Pedro se cuelen algunos miembros de Podemos y del PP, que puestos a escoger prefieren pescar truchitas en aguas mansas que morenas con mala leche.

Y mientras en el PSOE siguen buscando la unidad a garrotazos, en Podemos ya la han alcanzado tras dar garrote a Errejón, que también era castizo. Para demostrar unidad, el Amado Líder ha reunido a su "gobierno en la sombra" (antes llamado politburó) para dar impulso al plan quinquenal que nos ha de salvar de la miseria. Para ello han revisado el concepto de Casta, que se les ha quedado obsoleto (y cansino, todo hay que decirlo), para centrar sus furias en la ‘Trama’, que además de políticos incluye a banqueros, empresarios, obispos, altos funcionarios y otros acólitos. Y al Ibex 35, que por el salario te la hinco. Como ven, estos chicos han aprovechado bien el dinero que hemos pagado por sus estudios. A lo mejor eso del ‘Gobierno en la sombra’ se queda corto y es el gobierno en ‘sol y sombra’, mitad anís y mitad coñac, que así todo tendría explicación.

Tales alardes de intelecto no han impedido que ambos partidos sigan ejerciendo su benéfica y conjunta acción parlamentaria. En Madrid, por ejemplo, se han puesto de acuerdo para redactar una ley que prohíbe cortar el rabo a los perros, olvidándose de la que impediría cortar el rabo (del alma) a las personas. Y no es que yo sea partidario de cortar colas, pero creo que eso se podría haber hecho con una simple orden ministerial, en el caso de que Iglesias hubiera tenido a bien votar a Sánchez como presidente del Gobierno aquel infausto 2 de marzo de 2016.

También Podemos Andalucía ha conseguido un hito histórico al aprobar por primera vez una norma salida de su propio magín y la única que ha conseguido pactar con el PSOE. Se trata de la ‘Ley de senderos’, que no seré yo quien critique el caminar, que hay gente para todo, pero a lo mejor podrían haber dedicado el esfuerzo a cosas que nos harían avanzar de verdad, como la Igualdad o la Dependencia.

Caminante no hay camino

Y hablando de caminar, también es de agradecer la pregunta que un senador aliado de Podemos ha hecho al Gobierno sobre si España está preparada para afrontar un apocalipsis zombi. La verdad es que era una broma, para ver si Rajoy estaba atento, aunque dada la situación actual de la oposición, tampoco va descaminada, ya que Podemos y PSOE se van pareciendo cada día más a los muertos vivientes, espectros que aparentan estar vivos, que caminan tambaleantes, con las ropas hechas unos zorros y que se muerden mutuamente.

Para contrarrestar a los paseantes, en el PP también han celebrado un congreso con un gran tema de fondo sometido a debate: si el pajarraco del logo era una gaviota o un charrán. Ante la duda de si era adecuado que la rata del mar representara al partido, se decidieron los populares por el segundo bichejo, y acertaron plenamente, ya que según la primera acepción del Diccionario, charrán significa pillo o tunante. Y como buenos pillos que son, idearon una estratagema para defenderse de los muertos vivientes, consistente en que todos los medios de comunicación afines nos muestren un Sánchez indómito y rebelde y a sus contrincantes como a unos vendidos a la Trama Casta. Y si hay que poner dinero, se pone.

De momento se han hecho fuertes en el Congreso, como en ese capítulo de ‘The Walking Dead’ en el que los vivales se refugian tras los gruesos muros de una cárcel. Así van adelantando tarea. Y es el único lugar donde pueden estar lejos de las mordidas.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha