Opinión y blogs

eldiario.es

Queremos que Bilbao también esté libre de circos con animales

Bilbao debate la próxima semana una iniciativa de UdalBerri encaminada a prohibir los circos con animales en la ciudad, y la asociación animalista Piztiak ha emprendido una campaña para concienciar a los vecinos contra un espectáculo basado en la explotación, que cuesta la vida a los animales obligados a actuar

Caballos, osos, elefantes, leones, perros... Los animales son muchas veces secuestrados de su hábitat y nunca llegan a conocer otra vida fuera de las jaulas, las cadenas, los focos y los látigos.

Piztiak alerta sobre los valores que esos espectáculos inculcan a los más pequeños y convoca a una concentración ante el Ayuntamiento de Bilbao el próximo miércoles 22.

- PUBLICIDAD -
Osa explotada por el Circo Holiday, en 2016. foto: Tras los Muros

Osa explotada por el Circo Holiday, en 2016. foto: Tras los Muros

El próximo jueves 23 de febrero  UdalBerri defenderá en el Pleno del Ayuntamiento de Bilbao una iniciativa para prohibir la instalación en la ciudad de circos con animales, y sumarse así a los muncipios que por todo el Estado español se están declarando libres de esos espectáculos basados en la opresión. La concienciación crece y prueba de ello son las recientes declaraciones del secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, sugiriendo una protección legal del uso de animales en circos, similar a la que tiene la tauromaquia. Saben que solo un blindaje puede retrasar la agonía de una crueldad condenada a desaparecer. Pero la agonía ya ha comenzado y campañas como la emprendida por  Piztiak en Bilbao buscan que sea breve, que los circos con animales sean pronto una pesadilla del pasado.

Las fuerzas están unidas y dirigidas a que el próximo jueves el Pleno del Ayuntamiento tome en consideración la propuesta de UdalBerri y se abra un proceso de reflexión encaminado a esa prohibición. Sus dos concejales contarán con el previsible respaldo de los dos de Goazen Bilbao y los cuatro de EH Bildu, formaciones que han cuestionado la presencia de esos espectáculos en la ciudad. Se da por hecha la oposición de los cuatro del PP y la clave está en la mayoría municipal que forman PNV y PSE.

La osa es conducida por las instalaciones del Circo Holiday, en 2016. Foto: Tras los Muros

La osa es conducida por las instalaciones del Circo Holiday, en 2016. Foto: Tras los Muros

Elefantes en las instalaciones del Circo Mundial, en 2016. Foto: Tras los Muros

Elefantes en las instalaciones del Circo Mundial, en 2016. Foto: Tras los Muros

Piztiak lleva varios años promoviendo los derechos animales en las fiestas populares de la ciudad y ha emprendido campañas específicas contra el uso de animales en circos, en concreto contra el Circo Mundial, que suele instalarse en el municipio durante el verano. Esta vez, coincidiendo con la iniciativa de UdalBerri, ha convocado una concentración el día antes del debate, el miércoles 22, para pedir ante las puertas del Ayuntamiento a toda la corporación municipal que se tramite la iniciativa y que se pueda abrir esa reflexión que consideran urgente. Además, hace semanas iniciaron una  recogida de firmas para hacer ver a esos concejales la preocupación ciudadana por ese debate y la creciente concienciación de una sociedad que reclama otro tipo de espectáculos, basados en el respeto.

Confían en que los informes que se pidan y las voces que se escuchen lleven a modificar la ordenanza municipal para incluir esa prohibición. Como recuerda Infocircos en su informe sobre la presencia de animales en las carpas, y como le hicieron saber a Benzo tras sus declaraciones, la prohibición está avalada por la Federación Veterinaria Europea ante la dificultad de garantizar la sanidad, la seguridad y la protección de los animales salvajes y ante la inexistencia de una legislación que pueda garantizarlo. No existe tal legislación porque es imposible que exista. Para que los animales accedan a realizar tales espectáculos son sometidos a privaciones de todo tipo, incluso de comida y agua, y a crueles entrenamientos.

Elefante en un camión del Circo Mundial, en 2016. Foto: Tras los Muros

Elefante en un camión del Circo Mundial, en 2016. Foto: Tras los Muros

Elefante en el Circo Mundial, en 2016. Foto: Tras los Muros

Elefante en el Circo Mundial, en 2016. Foto: Tras los Muros

Pasan la mayor parte del tiempo enjaulados, encadenados, padeciendo un sufrimiento físico y psicológico que hace de sus vidas una continua tortura. Y todo ello para que el público vea en el escenario a unos animales que solo son fantasmas de lo que deberían ser, comportándose de forma contraria a su propia naturaleza, realizando actividades que jamás harían en libertad.

Ese público, recuerda UdalBerri en su iniciativa, son sobre todo niños, lo cual debe llevar a reflexionar sobre el tipo de valores que se inculca a los más pequeños al llevarlos a un espectáculo que evidencia el maltrato y que les muestra a los animales no como son, sino como los obligamos a ser. Los ojos están puestos en la próxima edición de Aste Nagusia, las fiestas populares de Bilbao, que cada año se ven empañadas por la instalación del circo en el parque Etxebarria.

Leones obligados a actuar en el Circo Mundial, en 2014. Foto: Tras los Muros

Leones obligados a actuar en el Circo Mundial, en 2014. Foto: Tras los Muros

Caballo en el Circo Holiday, en 2016. Foto: Tras los Muros

Caballo en el Circo Holiday, en 2016. Foto: Tras los Muros

Los promotores de esta campaña quieren una Aste Nagusia sin ningún tipo de agresión sexista, homófoba o racista, y también sin causar sufrimiento a los animales. Buscan generar un cambio en la sociedad como ya se está fraguando en muchos otros municipios vascos (Vitoria-Gasteiz, Barakaldo, o Getxo) y en otros de todo el Estado (Barcelona, Valencia, Alicante, Oviedo y también en Madrid).

"Bilbao no debe quedarse atrás en la evolución hacia una sociedad más justa", apuntan desde Piztiak. "Queremos enviar un mensaje a todos los bilbaínos y bilbaínas. Queremos manifestarles que está en nuestras manos que los animales dejen de ser las víctimas olvidadas del abuso y de la explotación. Para fomentar este cambio sólo es necesario que comprendamos que lo que salva o condena a estos indefensos animales son nuestras decisiones como consumidores".

Niños fotografiándose junto a la osa explotada en el Circo Holiday, en 2016. Foto: Tras los Muros

Niños fotografiándose junto a la osa explotada en el Circo Holiday, en 2016. Foto: Tras los Muros

Antes de votar, pedimos a los concejales de Bilbao, y a los de todas las ciudades y pueblos en cualquier rincón del Estado, que vean detenidamente estas fotos de  Tras los Muros y reflexionen sobre si es así como quieren que sus hijos conozcan a los animales y sobre si un rato de supuesta diversión puede merecer una condena de por vida. La respuesta solo puede ser 'no'.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha