eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Índice Global de Militarización: principales tendencias a escala mundial

Las sociedades con mayor grado de militarización son Israel, Singapur, Armenia, Siria, Rusia, Chipre, Corea del Sur, Jordania, Grecia y Azerbaiyán. Los Estados Unidos se encuentran en la posición 31, a pesar de contar con el presupuesto militar más elevado: 640 mil millones de dólares

- PUBLICIDAD -
Tanque

El último 9 de diciembre se publicó la última edición del Global Militarisation Index (GMI) elaborado por el Bonn International Center for Conversion (BICC). El informe analiza la importancia relativa de los complejos industriales-militares de los estados en relación con las sociedades en su conjunto, y se ha publicado anualmente de manera ininterrumpida desde 1990.

Para medir el nivel de militarización de una sociedad el BICC tiene en cuenta tres variables. En primer lugar, analiza la importancia del gasto militar en relación al PIB y al gasto en salud; en segundo lugar, se tiene en cuenta el contraste entre el total de fuerzas militares / paramilitares presentes en un país y el número total de físicos y de población; por último, mide el ratio entre la cantidad de armamento pesado y el número total de población. Los datos utilizados para el estudio provienen del SIPRI (Stockholm Peace Research Institute), del Fondo Monetario Internacional, de la Organización Mundial de la Salud y del mismo BICC.

Según el GMI de 2014 -que recoge los últimos datos disponibles referentes a 152 países, correspondientes a 2013-, las sociedades donde existe un mayor grado de militarización son, por este orden, Israel, Singapur, Armenia, Siria, Rusia, Chipre, Corea del Sur, Jordania, Grecia y Azerbaiyán. Los Estados Unidos se encuentran en la posición 31, a pesar de contar con el presupuesto militar más elevado -640mil millones de dólares, un 37% del gasto mundial-. Hay cinco países de la OTAN situados entre los 30 primeros de la lista -Grecia (9), Estonia (21), Turquía (24), Bulgaria (27) y Portugal (28)-. En cuanto a España, se sitúa en la posición 84 del ranking global, lo que supone un descenso de once posiciones en relación a los datos publicados en 2013. El GMI recoge también las tendencias más alarmantes en cuanto a militarización en escala regional, las cuales se concentran sobre todo en Oriente Medio, Europa y Asia.

Oriente Medio

Se trata de la zona con unos índices más elevados de militarización, y donde la mayoría de los países se sitúan en el top 30 del ranking global. De entre todos ellos, Israel continúa liderando el índice regional, con el nivel más elevado de militarización de todo el planeta, posición que ha mantenido de manera casi ininterrumpida desde principios de los 90. Cuenta con un gasto de 16 miles de millones de dólares -un 5,6% de su PIB en relación al 7,5% de gasto en salud- y 23 militares / paramilitares por mil personas -sólo 3,4 físicos-. Las autoridades israelíes perciben con recelo los esfuerzos hechos por muchos estados árabes en materia armamentística, y ven en ellos una supuesta amenaza al estatus quo regional, a la que responden con una aún mayor inversión en armas y modernización de sus fuerzas armadas. Esta situación ha derivado en una auténtica carrera armamentística a escala regional, a la que también ha contribuido de manera determinante la explosión de los conflictos en Siria e Irak y la creciente rivalidad regional entre Arabia Saudí e Irán. Entre 2004 y 2013 el gasto militar en Oriente Medio creció nada menos que un 56%, hasta alcanzar los 150mil millones de dólares, de los cuales 67 mil millones corresponden al gasto realizado por Arabia Saudí. Estados Unidos es el principal suministrador de armas a la región, y asegura en todo momento la superioridad militar de Israel mediante la provisión de material de última generación a este país.

Europa

Nada menos que cinco países europeos se encuentran en el top 10 global en cuanto a sus niveles de militarización. Con su inmenso complejo militar-industrial heredado de la época soviética, Rusia se sitúa en la cuarta posición, a la que contribuye el incremento progresivo del gasto militar rusa desde principios de los 2000, un proceso que se ha acelerado todo a raíz del inicio del macro proyecto de modernización de sus fuerzas armadas iniciada en 2008. Con 87 mil millones de dólares, el ruso es el 3º presupuesto militar más grande del planeta, lo que supone un 4,1% del PIB en comparación con el 6,3% de gasto en sanidad. Destaca también Chipre (6) con un conflicto latente entre las partes griega y turca que provoca una elevada movilización de efectivos y gasto militar, y Grecia (9) con un alto nivel de militarización resultado de décadas de elevado gasto militar como respuesta a la percibida como amenaza turca.

Por último, Armenia (3) y Azerbaiyán (10) completan la lista de países europeos situados en el top 10 del ranking global. El elevado índice de militarización con el que cuentan tanto uno como el otro tiene una causa común: el conflicto del Nagorno Karabaj. En este sentido, el gasto militar de Armenia en 2013 fue de 427 millones de dólares y la de Azerbaiyán de 3,4 miles de millones, representando un 4% y un 4,7% del PIB respectivamente, ambos muy elevadas en relación a su gasto sanitario -4,5% y 5,4% -. En cuanto al número total de soldados y fuerzas paramilitares, Armenia tiene 17,9 efectivos por cada mil habitantes -sólo 3,2 físicos- mientras que Azerbaiyán cuenta con 8,9 por mil habitantes -3,5 físicos-. Existe una renovada -aunque muy desequilibrada- carrera militar entre ambos países, la cual se ha acelerado sobre todo a raíz al boom petrolero vivido en Azerbaiyán durante la última década, suponiendo una entrada de divisas que ha multiplicado su PIB por seis en sólo diez años. La zona atraviesa un incremento progresivo de las tensiones, y 2014 ha sido el año más sangriento desde la firma del alto el fuego en 1994, con un total de 61 muertos -27 de la parte armenia, 34 de la azerí-. Rusia es el gran beneficiado del conflicto, siendo el principal suministrador de armas de las dos partes en conflicto.

Como no podía ser de otro modo, el informe también hace hincapié en el conflicto en Ucrania y en sus consecuencias en cuanto al incremento de los niveles de militarización a escala europea que se puede derivar. A pesar de reconocer que el gasto militar global de los países europeos de la OTAN ha caído en 9 mil millones de euros entre 2009 y 2013, avisa de los incrementos en los presupuestos militares que están teniendo lugar de cara a 2015, sobre todo a raíz de los compromisos adoptados por parte de los miembros de la Alianza Atlántica en la cumbre de Gales de septiembre de 2014 de acercar sus presupuestos militares en el 2% sobre el PIB, con el objetivo de hacer frente a lo que algunos sectores consideran como "amenaza rusa ". La misma Ucrania se encuentra en el número 13 del ranking global, aunque su nivel de militarización se ha incrementado mucho en los últimos meses a raíz de la guerra civil y de la subida del presupuesto militar que ha tenido lugar en el presupuesto de 2015, habiendo pasado del 2% al 5,2% sobre el PIB.

Asia

Singapur y Corea del Sur -segunda y séptima en el ranking mundial- encabezan la lista regional de los países más militarizados de Asia. En cuanto a Singapur, su gasto militar es de 9,7 miles de millones de dólares -3,4% del PIB, por el 4,7% de gasto en educación-. Cuenta con 28,4 soldados y paramilitares por mil habitantes, y sólo 1,6 físicos. Durante los últimos años Singapur ha adquirido importantes cantidades de tanques, aviones de combate, sistemas de defensa antiaérea, e incluso dos submarinos alemanes, para hacer frente a la piratería y los litigios territoriales no resueltos existentes en la región, sobre todo con China.

En relación a Corea del Sur, su elevado nivel de militarización debe entenderse teniendo en cuenta el conflicto con su vecina del norte, de la que no hay datos disponibles. Así, cuenta con 13,2 soldados y paramilitares por cada mil habitantes, mientras que el número de físicos es de sólo 2,1 por mil. Su presupuesto militar es de 33,9 miles de millones de dólares -2,8% del PIB-, el cuarto más elevado del continente sólo por detrás China, India y Japón. En su plan de defensa 2020, el gobierno surcoreano hace hincapié en las conocidas como armas defensivas y de disuasión. Sus disputas territoriales no resueltas con China y Japón en el Mar Amarillo también tienen influencia en su política de seguridad.

Más allá de Singapur y Corea del Sur, de entre los países asiáticos Brunei (14) y Vietnam (22) muestran los niveles más altos de militarización. En cuanto a China, se encuentra en la posición 86 del ranking, y su gasto militar declarado es de 188 mil millones de dólares -2% del PIB-, el segundo más alta a escala global, sólo por detrás de Estados Unidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha