eldiario.es

Menú

Barcelona no cierra la puerta a más acuerdos con Damm tras la condena por fraude fiscal de sus directivos

El comisionado de Cultura, Jaume Collboni, explicó que el acuerdo con Damm reportará 650.000 euros al consistorio

Ante los ataques de grupos como la CUP o CiU por el acuerdo, Collboni se reunirá con Damm pasadas las Fiestas de la Mercè

El Ayuntamiento justifica que "un patrocinio no es un contrato" y que no se le puede aplicar el decreto de alcaldía que evita la contratación de empresas que evaden impuestos

- PUBLICIDAD -
Antiga Fàbrica Damm a Barcelona.

Imagen de archivo de la Antigua Fábrica de Estrella Damm de Barcelona SANDRA LÁZARO

"Las Festes de la Mercè no tienen nada que ver con que una empresa practique o no la evasión fiscal", dijo el teniente de alcalde de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, el pasado 6 de septiembre durante la presentación de la programación de las Festes de la Mercè en referencia a Damm. Las declaraciones del teniente de alcalde del PSC han encendido a la oposición, en la izquierda y en la derecha. 

En mayo pasado, el área de Cultura impulsó un decreto –junto con Alcaldía– para evitar la contratación con empresas que evaden impuestos en paraísos fiscales y a principios de este mes de septiembre se conocía la condena por fraude fiscal a los propietarios de la emblemática fábrica de cerveza de Barcelona, los Carceller.

En relación a este mismo decreto de alcaldía, la CUP de Barcelona pidió el pasado martes la comparecencia de Collboni durante la comisión de Cultura del Ayuntamiento. La concejala de los anticapitalistas, Maria Rovira, reprochó a Collboni un "acuerdo de patrocinio con una empresa cuyo máximo responsable está condenado por evasión fiscal". "Aquí no estamos hablando de una empresa, sino de sus accionistas, no de la empresa como tal", respondió el teniente de alcalde socialista. Según el ayuntamiento, los patrocinios son "acuerdos" y "no implican la obtención de bienes y servicios por parte de la administración", por lo que no se puede intervenir.

El Ayuntamiento, según fuentes del área de Cultura, mantiene su posición respecto a la polémica: no cierra la puerta a más acuerdos con Damm ya que "no es lo mismo un patrocinio que un contrato". Así justifica el área de Economía, Trabajo y Planificación Estratégica del Ayuntamiento de Barcelona la operación entre Cultura y la empresa Damm.

Por su parte, el área de Cultura también ratifica que el teniente de alcaldía, Jaume Collboni, se reunirá con los representantes de Damm una vez pasadas las Fiestas de la Mercè, que pondrán su punto y final este domingo.

Para la cupaire se trata de un "lavado de cara de la empresa" y condena la explicación del Ayuntamiento por "una cuestión técnica: patrocinio en vez de contratación". La CUP ha confirmado a Catalunya Plural que llevará el debate al próximo pleno, el viernes 30 de septiembre.

La CUP no fue la única formación que receló de las explicaciones de Collboni. Jaume Ciurana, concejal de CiU (y antiguo teniente de alcalde de Cultura), estuvo de acuerdo con la CUP y pidió que Barcelona en Comú aclarara su postura respecto al decreto de alcaldía que quiere evitar contratos con empresas evasoras: "La voluntad del gobierno municipal de Barcelona en Comú de no contratar empresas que tengan relaciones con paraísos fiscales, ¿se extiende a los accionistas de estas empresas?", pidió Ciurana. El PP, Ciutadans y ERC, por contra, se mostraron cercanos a las explicaciones del socialista Collboni, miembro del gobierno de Barcelona.

A principios de mes, Demetrio Carceller Coll y su hijo, Demetrio Carceller Arce, fueron condenados –siete años de cárcel el padre y 13 meses el hijo– por "uno de los casos de mayor importe de fraude fiscal cometidos en España", según la Fiscalía Anticorrupción. Los condenados conmutaron la condena por una multa de 93 millones de euros.

Sea como sea, finalmente, la cerveza de las barras durante las Fiestas de la Mercè será Damm. En total, Damm invertirá con el acuerdo de patrocinio 650.000 euros, como principal patrocinador, de los 3,6 millones que costará la fiesta mayor de Barcelona.

Además, una docena de conciertos se realizarán en la Antigua Fábrica de Estrella Damm, como es tradición desde el año 2006. Y Estrella Damm también programará un concierto en la playa del Bogatell ( Mediterráneament) donde el año pasado se contaron cerca de 70.000 personas, según datos del Ayuntamiento de Barcelona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha