eldiario.es

Menú

El independentismo se organiza en la calle para responder a la aplicación del artículo 155

Los Comités de Defensa del Referéndum, que preservaron la votación el 1-O, trabajan en una coordinadora nacional que responda al 155

Este sábado los núcleos locales se reunirán en Igualada para decidir la movilización en la calle ante la posible intervención de la Generalitat

39 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Referendum 1 Octubre a Catalunya. Escola Industrial. Independencia

Los Comités en Defensa del Referéndum nacieron para garantizar el 1-O ©SANDRA LÁZARO

La organización popular que se produjo en torno al referéndum del 1 de octubre dio como resultado una robusta red de los llamados Comités de Defensa del Referéndum (CDR). Pasada la votación, estos núcleos locales buscan coordinarse para una nueva etapa, marcada por la aplicación del artículo 155. Pese a su reciente aparición, los CDR cuentan ya con suficiente protagonismo en el campo independentista para convertirse en centrales en las próximas movilizaciones.

Más de 90 de estos colectivos autoorganizados, que agrupan a activistas y vecinos de un variado arco ideológico dentro del independentismo, trabajan ahora en una coordinadora nacional. Hasta que dicha coordinadora no fragüe, la acción de los CDR dependerá de cada colectivo. Actualmente existen dos tipos de comités: los Comités de Defensa del Referéndum y los Comités de Defensa de los Barrios y las Libertades. Los primeros, más ligados a la izquierda independentista (CUP, Arran o Endavant), los segundos son más transversales: conviven personas de ideología libertaria e incluso activistas de la órbita de los Comuns.

Por el momento, la red de CDR ha establecido un marco de reuniones para dar una "respuesta territorial" a las acciones del Estado. Su primera reunión a nivel catalán duró más de cuatro horas y tuvo lugar el pasado sábado en Sabadell, en el casal Can Capablanca. No será el último encuentro inminente.

Este sábado se reunirán de nuevo en Igualada para planificar las respuestas "concretas en la calle" –dicen fuentes cercanas a la red– a una posible aplicación del artículo 155, y también a futuras detenciones o encarcelamientos como el de los líderes de la ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart a principios de esta semana. "Movilizaciones en la calle para defender la voluntad popular, contra la represión y por la retirada de las fuerzas de ocupación de casa". Así rezaba una comunicación de la red tras la reunión del fin de semana pasado.

Por el momento, a falta de apuntalar dichas acciones, la red de CDR pide "una escalada de la movilización" y que esta se mantenga en la "resistencia pacífica". Pese a que no descartan ningún escenario, como puede ser una huelga general o la ocupación de 'estructuras de país' como aeropuertos o carreteras, por el momento no hay una respuesta coordinada a estos puntos.

La red de comités de defensa llama a la tranquilidad a la hora de dar un paso más como agente político. Se consideran un movimiento "nuevo", después de salir a la calle para proteger las urnas el pasado 1-O y manifestarse en el 'paro de país' que derivó en huelga general el 3-O. "Somos un nuevo movimiento, de 19 días de vida; el espacio ha hecho mucho, pero todavía tiene poco recorrido. Decidiremos las acciones en función de las circunstancias", explica Helena Vázquez que, hasta fraguar una coordinadora estable, ejerce de portavoz de la red de CDR.

La red de comités quiere impedir "en la medida de lo posible" que la coordinadora funcione de forma vertical, según destacan personas que participaron de la primera asamblea de comités del pasado sábado en Sabadell, que reunió a más de 200 personas. Hasta que no haya pautas, la red no ha lanzado directrices sobre qué deben hacer en cada núcleo local con las acciones capitaneadas por las entidades soberanistas.

La movilización, más allá de los CDR

De esta forma, cada comité decidirá si participa o no de las movilizaciones que lanzarán en las próximas horas las plataformas independentistas; los CDR destacan que "comparten" miembros con dichas entidades, aunque no se ha establecido en ningún momento una coordinación con la ANC y Òmnium. En muchos momentos, los propios CDR han hecho convocatorias complementarias a las movilizaciones de las entidades. Así lo ha hecho el comité de Sabadell, uno de los núcleos más activos.

En conclusión, las acciones de los CDR también dependerán de las ya citadas acciones de las entidades soberanistas, que este viernes tendrán novedades: la ANC y Òmnium –por medio de la Crida per la democràcia– han llamado a sacar, desde las ocho de la mañana, dinero de las entidades bancarias. Cada núcleo vecinal se sumará de forma autónoma a dicha convocatoria.

En el apartado de movilizaciones futuras, la Taula per la Democràcia, que agrupa unas ochenta entidades de la sociedad civil catalana, ha llamado a todos los catalanes a manifestarse este mismo sábado para pedir la libertad de los "presos políticos" Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. En paralelo, esta semana nacía En peu de pau (“en pie de paz”), un "espacio de coordinación" que pretende que las movilizaciones ciudadanas sigan en el tono "no violento" que han tenido hasta el momento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha