eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

“A Rajoy le pediría que diga la verdad sobre los presupuestos en ciencia”

El mejor joven físico europeo del año, Diego Martínez Santos, ha sido rechazado por el Gobierno español para un programa de recuperación de cerebros en el extranjero

24 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Martínez Santos (derecha) con el físico John Ellis y otra investigadora del LHC

Diego Martínez Santos (derecha) con el físico John Ellis y otra investigadora del LHC

El físico Diego Martínez Santos ha aparecido hoy en la prensa con una camiseta en la que se puede ver la cabeza de un mono. En realidad, es una fotografía ligeramente censurada. El resto de la camiseta que no se ve recoge una escena mítica de la película El planeta de los simios en su versión doblada para la televisión gallega. En ella, Charlton Heston grita a un simio: "Mete o facho no cu, mono da merda" ("Métete la antorcha por el culo, mono de mierda").

El lema refleja bastante bien los ánimos del científico, nacido en 1982 en Foz, un pueblo marinero en la costa de Lugo, pero desde octubre en el Instituto de Física de Partículas de Holanda. El lunes 6 de mayo, Martínez Santos recibió una carta del Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de Mariano Rajoy. En ella, el departamento de Luis de Guindos le comunicaba que le denegaban una beca Ramón y Cajal, un programa lanzado para recuperar cerebros en el extranjero y que ha sufrido recortes. En el informe adjunto, dos páginas con el membrete del Ministerio, se explicaba que el rechazo se debía a que "el solicitante ha alcanzado en su campo un nivel de relevancia internacional algo menor que el de investigadores de edades similares a la suya". Y zanjaba: "No ha demostrado todavía claramente capacidad de liderazgo científico".

El mismo día, en una carambola que simboliza el estado de la ciencia en España, la Sociedad Europea de Física nombraba a Martínez Santos como mejor joven físico de partículas del año. Con apenas unas horas de diferencia, España lo rechazaba por ser supuestamente mediocre y Europa le premiaba por ser el mejor.

Recortes en ciencia

"El hecho de que no me den la beca no es sorprendente, porque están dando muy pocas y hay gente muy buena", explica el físico a Materia por teléfono desde Ámsterdam. "Lo que ha sorprendido a todo el mundo es el informe de evaluación", añade. Con sólo 30 años, Martínez Santos ha colaborado en más de un centenar de estudios y tiene un índice H (un sistema para medir la calidad de los científicos) de 26, muy alto para su edad.

Martínez Santos fue propuesto para el premio europeo por Pierluigi Campana, responsable del experimento LHCb en el Gran Colisionador de Hadrones, el anillo subterráneo de 27 kilómetros situado entre Francia y Suiza donde se encontró el bosón de Higgs, la partícula buscada durante medio siglo que otorga la masa al resto de partículas que componen el átomo. El científico español ha trabajado con algunos de los físicos de partículas más prestigiosos del mundo, como el británico John Ellis.

El Gobierno rechaza a Martínez Santos, como ha adelantado esta mañana La Voz de Galicia, en un momento de recortes en ciencia evidentes pero negados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. El Gobierno ha llegado a asegurar a Bruselas que el gasto en I+D "no ha sufrido recorte alguno", cuando las subvenciones han recibido este año un tajo del 14%. Desde que llegó Rajoy al poder, en noviembre de 2011, la ciencia padece un recorte acumulado del 30%.

Tras el rastro de otro bosón de Higgs

"Yo a Rajoy le pediría que diga la verdad sobre los presupuestos en ciencia", pide Martínez Santos. Como investigador de la Organización Europea para la Investigación Nuclear en Ginebra (Suiza), primero, y ahora en su puesto en Holanda, el físico español ha estudiado los mesones Bs, unas partículas subatómicas cuya desintegración podría dar pistas sobre si existe más de un bosón de Higgs y sobre los ingredientes de la misteriosa materia oscura, una sustancia de composición desconocida que forma el 22% del universo.

"Es bueno que los científicos españoles se formen en otros países durante un periodo de tiempo, pero no tiene sentido que se queden para siempre, porque al revés no sucede. No sé si hay muchos cerebros de otros países yendo a investigar a España", remata con sorna.

Su absurda situación recuerda a la de algunos científicos homenajeados en diciembre en la Gala de la Ciencia Española, organizada por el Ministerio de Economía de Luis de Guindos. Entonces, investigadores que iban a ser despedidos o a los que el Gobierno dejaba sin dinero recibieron un premio por llevar a cabo "los proyectos científicos españoles más representativos del año 2012".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha