eldiario.es

Menú

El decreto de sequía para los ríos Júcar y Segura vuelve a ignorar a Castilla-La Mancha

El consejero de Agricultura va a pedir a la ministra que se atienda a los agricultores de la región que también padecen la falta de agua en esa zona

El Consejo de Ministros ha ampliado el decreto, que propicia movilizar agua procedente de las desaladoras de los pozos y cesiones entre regantes

- PUBLICIDAD -
El Gobierno prorroga la declaración de sequía en las cuencas del Júcar y Segura

EFE

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, se ha referido al Decreto de Sequía sobre las cuencas de los ríos Júcar y Segura que ha ampliado el Gobierno central en funciones. Concretamente, ha anunciado que va a pedir a la ministra del ramo, Isabel García Tejerina, que se atienda también a los agricultores castellano-manchegos, que también padecen de escasez de agua y necesitan instalaciones para paliar las consecuencias.

De esta forma, Martínez Arroyo ha señalado que este tipo de decretos no se pueden anunciar “solamente con un presidente de una comunidad autónoma”, cuando, por ejemplo, el 75% de la Cuenca del Júcar está en Castilla-La Mancha, y por lo tanto el Gobierno de esta comunidad “tiene que estar en esos fotos y en esas decisiones”.

“No compartimos esa decisión, pero tenemos que trabajar para que se pongan en marcha las instalaciones que son necesarias para paliar la sequía en Albacete”, ha subrayado. Por eso, ha manifestado su intención de seguir trabajando con las confederaciones hidrográficas del Júcar y del Segura: “espero que podamos llevar a cabo algún proyecto dentro del decreto de sequía aunque lamentablemente en el anterior no fue posible”.

Concretamente, el Consejo de Ministros ha acordado prorrogar la declaración de sequía en las cuencas del Júcar y del Segura durante un año más, hasta el 30 de septiembre de 2017 por que "se mantiene la situación" de alerta de sequía y ante la previsión de que continúe.

Movilizar agua de pozos y cesiones entre regantes

Según ha informado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Saénz de Santamaría, ante la previsión de que se mantenga la situación que podría generar "acusados problemas para el suministro de agua", tanto para el abastecimiento de poblaciones como para explotaciones agrícolas y ganaderas, es necesario adoptar "nuevamente", medidas. Estas medidas pasan por movilizar agua procedente de las desaladoras de los pozos de sequías y cesiones entre regantes, así como acometer las inversiones que sean necesarias.

Asimismo, ha informado de que el Gobierno ha tomado razón de una serie de obras de emergencia para la conexión entre el depósito regulador de la desaladora de Alicante en Elche con las tomas de Crevillente y su embalse. Esta medida, según ha destacado, permitirá aumentar la capacidad de producción de las desaladoras de Alicante 1 y Alicante 2, para producir entre 12 y 14 hectómetros de agua adicionales al año.

De esta manera, considera que será posible garantizar las dotaciones de agua de unos 25.000 habitantes. El importe de las obras a realizar es de 7,6 millones de euros y se suma a otras actuaciones que se acometerán en Levante. En particular ha destacado que una partida de 50 millones de euros ya ha sido ejecutada en Levante, mediante diversas actuaciones en las cuencas del Júcar y del Segura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha