eldiario.es

Menú

Los votantes refrendan el pacto PSOE-Podemos de Castilla-La Mancha

Ambas formaciones suman 45.000 votos más que el PP en los resultados castellano-manchegos de las elecciones generales

Entre los acuerdos que ambos adoptaron para la investidura de Emiliano García-Page se encuentra la reforma de la Ley Electoral de Castilla-La Mancha

- PUBLICIDAD -
Encuentro entre Emiliano García-Page y José García Molina

Encuentro entre Emiliano García-Page y José García Molina

Los resultados de las elecciones generales celebradas este domingo han servido también para reforzar el pacto que PSOE y Podemos firmaron en Castilla-La Mancha el pasado verano y que propició la investidura de Emiliano García-Page como presidente de la región. La suma de votos de ambos partidos políticos en esta comunidad autónoma arroja un total de 490.467 sufragios, superando los 445.776 obtenidos por el PP como fuerza más votada. Los votantes de la región han refrendado así ese acuerdo que, si bien ha contado con ciertas tensiones por parte de las dos formaciones, sigue vigente y pendiente de evaluación.

Si se extraen los datos por circunscripciones castellano-manchegas esta máxima se mantiene. En el caso de Albacete, los votos a los socialistas y los otorgados a la formación morada suman 97.229 sufragios, por encima de los 85.152 obtenidos por el PP, superando ambas formaciones en más de seis puntos el porcentaje conseguido por estos últimos. Igual sucede en la provincia de Ciudad Real, con 128.584 votos conseguidos entre PSOE y Podemos, frente a los 113.356 de los ‘populares’.

Más ajustados son los datos en el caso de Cuenca. En esta circunscripción, la suma de los dos partidos que pactaron la investidura es de 51.030 votos, solo más de 300 votos por encima de los 50.695 del PP, y con solo un punto de diferencia en cuanto al porcentaje de sufragios. La diferencia es más holgada en la provincia de Guadalajara, donde PSOE y Podemos suman 54.375 votos frente a los 47.299 del PP. Finalmente, en Toledo los dos partidos suman 159.249 sufragios, casi 10.000 más que los 149.274 de los ‘populares’.

Se da la circunstancia de que Podemos, junto con Ciudadanos y al igual que ha pasado en todo el territorio nacional, ha sido uno de los damnificados por lo que consideran una falta de proporcionalidad en la Ley Electoral nacional (LOREG), al igual que lo fueron en las elecciones autonómicas por las normas regionales que regulan el sistema de asignación de escaños. Por ello, el acuerdo con los socialistas en Castilla-La Mancha incluyó una reforma “socialmente consensuada” de la normativa electoral castellano-manchega.

Circunscripción regional única

Según el texto que los dos partidos firmaron ante notario, esta reforma se llevará a cabo a través de la reforma del Estatuto de Autonomía para que haya una proporción “equilibrada” de diputados en las Cortes, ya sea mediante una circunscripción regional, única o de “restos” junto a otras circunscripciones provinciales.

Es uno de los puntos del acuerdo entre PSOE y Podemos que prácticamente no ha vuelto a abordarse desde entonces.  En los plazos fijados en el pacto se incluyó que tal reforma se realizaría a lo largo de 2016 y las menciones que García-Page ha hecho a la reforma del Estatuto han sido casi siempre para referirse al “blindaje” de derechos sociales y no a esta materia. Queda por ver si tal reforma se llevará a cabo durante el año que viene, lo que probablemente iría en perjuicio de los socialistas y en beneficio de quienes le apoyaron para la investidura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha