eldiario.es

Periodismo a pesar de todo

Aceptar una herencia en España, se pone cada día más difícil

La crisis económica, el pago de impuestos o responder con el patrimonio propio a las deudas del fallecido provocan la renuncia "irrevocable" de los herederos al legado

Desde 2007, en España se ha incrementado en un 150 por ciento el rechazo de herencias, sobre todo en Andalucía, Cataluña, Madrid, Galicia y Castilla y León

En Asturias renuncian al día una media de tres herederos y en el primer semestre de este año se han levantado 569 actas para rehusar los bienes

La venta de viviendas bajó un 28,1% en agosto, según el Consejo General del Notariado

El heredero tiene que pagar con su patrimonio las deudas que lleve implícitas la herencia.

Heredar en España se ha convertido para muchos ciudadanos en un quebradero de cabeza. La crisis económica, el pago de impuestos o responder con el patrimonio propio a las deudas contraídas por el difunto, son causas suficientes para renunciar, de forma “irrevocable”, a la herencia familiar. En Asturias, cada día hay una media de tres herederos que descartan el legado, cuando antes de la recesión se producía un caso al día.

En lo que va de año, el Principado ha batido el récord de herencias rechazadas; 569 herederos han dicho “no” y se han deshecho de cualquier carga que pudiera acarrear, lo que supone un aumento del 117 por ciento respecto a años anteriores.  Desde 2007, en el conjunto nacional, el rechazo a heredar se incrementó en un 150 por ciento y el mayor número de rechazos se están dando en Cataluña (3.482), en Andalucía (2.245), en Madrid (1.490), en Castilla y León (845) y en Galicia (745).  

De acuerdo con los datos facilitados por el Consejo General del Notariado, las renuncias no han parado de crecer en España desde que comenzó la crisis económica. En el 2012, rehusaron a su herencia 23.233 personas, 4.300 más que el año anterior, algo que en este 2013 empieza a ser habitual. Una herencia no sólo supone recibir unos bienes, sino hacerse cargo de las deudas que el familiar haya contraído y no haya pagado, más la contribución correspondiente del impuesto de Sucesiones y Donaciones.

En el informe del Consejo Asesor del presidente de Asturias, Javier Fernández, una de las recomendaciones es la necesidad de clarificar las condiciones para facilitar el acceso de las empresas a las bonificaciones previstas en la tributación de este impuesto sobre las herencias, con el fin de garantizar la continuidad del negocio familiar. Según se recoge en el documento, el pago del impuesto de Sucesiones y Donaciones, en muchos casos, “puede ser causa de cierre de la empresa, por la imposibilidad de hacer frente al pago de su cuantía, pues en ocasiones se recibe un patrimonio empresarial y no liquidez”.

Además del problema de liquidez,  están las deudas que ha podido contraer el fallecido. En esos casos,  los herederos tienen que responder con su propio patrimonio y muchos no quieren correr con esa carga. A veces, es el propio endeudamiento familiar el que impide afrontar todos los gastos e impuestos que conlleva la herencia.  Se están dando situaciones en las que el difunto ha avalado la compra de la casa del hijo o de una empresa, y esa responsabilidad también se traslada a quien acepta el legado.

Pero la herencia no desaparece, sino que pasa a las sucesivas líneas de herederos hasta que alguien diga que la acepta, mediante un sistema llamado “beneficio de inventario”, por la que el heredero sólo responde con los bienes heredados y no con su patrimonio. Pero, también hay ejemplos en los que todos la descartan. Entonces, los bienes pasan a manos del Estado que, en el caso de renunciar, van directamente a los acreedores para cubrir la deuda. Con todo este cúmulo de circunstancias, al ciudadano medio cada vez se le pone más difícil heredar en España.


Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

sobre este blog

Mariló Suarez

Una visión diferente del Principado de Asturias a través de sus protagonistas, con noticias, reportajes, entrevistas y análisis sobre su actualidad política, social y económica.

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -