eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Marivent cierra sus jardines por dos meses tras recibir a 36.380 visitantes

- PUBLICIDAD -
Marivent cierra sus jardines por dos meses tras recibir a 36.380 visitantes

Marivent cierra sus jardines por dos meses tras recibir a 36.380 visitantes

Los jardines del palacio de Marivent se cierran al público desde hoy hasta el 15 de septiembre después de dos meses y medio abiertos por primera vez a los visitantes, periodo en el que han acudido a conocerlos 36.380 personas.

El Govern balear ha recordado que, de acuerdo la Casa del Rey, los jardines del palacio podrían visitarse durante todo el año a excepción de dos meses en verano y quince días en torno a la Semana Santa, periodos en los que miembros de la Familia Real suelen pasar unos días en Marivent.

La consellera balear de Presidencia, Pilar Costa, ha destacado en un comunicado que la apertura al público de los jardines de la residencia real se ha producido "con total normalidad y sin ningún tipo de incidente".

Costa ha celebrado la buena coordinación entre la Casa Real y el Govern para facilitar las visitas, que se han llevado a cabo de 9.00 a 20.00 horas, mientras que a partir del próximo 30 de septiembre y hasta el 1 de mayo los jardines se cerrarán a las 16.30 horas.

La apertura de parte del espacio exterior de la residencia estival de los Reyes era un compromiso que los partidos de izquierdas que respaldan al Govern balear incluyeron en su pacto de gobernabilidad y que se materializó gracias a un acuerdo con la Casa del Rey.

Los jardines, que ocupan una superficie de 9.155 metros cuadrados, acogen una exposición permanente de doce esculturas de bronce de Joan Miró cedidas al Govern balear por la familia del artista, cuyo museo se encuentra en el mismo barrio de Cala Mayor.

La consellera Costa ha destacado que la presencia de las esculturas de Miró "ha dado aún más valor y atractivo a las visitas" a Marivent.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha