eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El Museo de Málaga, un viaje en el tiempo desde el Paleolítico al siglo XX

- PUBLICIDAD -
El Museo de Málaga, un viaje en el tiempo desde el Paleolítico al siglo XX

El Museo de Málaga, un viaje en el tiempo desde el Paleolítico al siglo XX

El Museo de Málaga, inaugurado hoy en su nueva sede del Palacio de la Aduana, ofrece a los visitantes en sus secciones de Arte y Arqueología un viaje en el tiempo desde el Paleolítico hasta el siglo XX, aunque con un discurso expositivo del siglo XXI, en sus más de 15.000 metros cuadrados de superficie.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha resaltado que el que es el mayor museo de titularidad estatal en Andalucía, con 17.500 piezas en sus fondos, "enriquece" la oferta de una ciudad, que ya cuenta con el Museo Picasso, la Casa Natal de Picasso, el Centro de Arte Contemporáneo, el Pompidou, el Carmen Thyssen o el Museo de Arte Ruso de San Petersburgo.

El recorrido por el museo comienza con el contexto de la Málaga del siglo XIX, cuando esta ciudad era puntera en España por su desarrollo industrial y comercial, y en su sección de Arqueología divide los fondos en bloques temáticos consagrados a la Prehistoria en las cuevas, el megalitismo, los fenicios e indígenas, Roma o Al-Andalus.

Ya en la sección de Arte, las salas se dedican al paisajismo del siglo XIX o a lo que se llamó la escuela malagueña de pintura, con firmas como las de Bernardo Ferrándiz, Denis Belgrano, Martínez de la Vega, Muñoz Degráin o Moreno Carbonero.

Pero si hay una obra emblemática del Museo de Málaga, ésa es el lienzo "Anatomía del corazón", fruto de la formación de Enrique Simonet y Lombardo en la Academia de España en Roma y en la que un hombre contempla el corazón, que sostiene en su mano, de una joven cuyo cadáver yace desnudo en una mesa.

La vanguardia también está presente con Moreno Villa y, cómo no, con Pablo Picasso, gracias a la donación de obras que hizo su secretario personal, Jaime Sabartés, al Museo de Bellas Artes de Málaga cuando éste se encontraba en su anterior sede, el Palacio de Buenavista, desalojado en 1997 para convertirlo precisamente en Museo Picasso.

Todos estos fondos, unas 2.000 piezas en la sección de Arqueología y otras doscientas en la de Arte, que habían permanecido almacenados desde 1997, se exponen ahora con numerosos recursos audiovisuales e interactivos adaptados a un discurso museográfico del siglo XXI.

Además, Méndez de Vigo, que ha comenzado su discurso con un saludo para los afectados por las últimas inundaciones en esta provincia, ha recordado que esta nueva infraestructura se abre "tras más de una década de esfuerzos y una inversión de más de 40 millones de euros del Estado" y confirma a Málaga como "capital de los museos".

Desde mañana, el público podrá disfrutar de un Museo que ya ha sorprendido a expertos como el catedrático italiano Mario Torelli, ganador del premio Balzan, considerado el Nobel de la Arqueología, quien en una visita privada días atrás confesó: "Quizás no sea el mejor museo arqueológico del mundo, pero sí es uno de los mejores".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha