eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

De sacrificios, monstruos y amores: los títulos más esperados de Sitges 2017

Arranca la 50º edición del Festival de Cinema Fantàstic de Catalunya, medio siglo que se celebra por todo lo alto en tiempos convulsos para la sociedad catalana

- PUBLICIDAD -
Cartel de 'La forma del agua', película inaugural del festival de Sitges 2017

Cartel de 'La forma del agua', película inaugural del festival de Sitges 2017

El festival de cine más importante de Catalunya vive su 50º aniversario en el momento más complicado de su historia política reciente. Todo lo sucedido desde el 1 de octubre ha empañado una celebración cultural que es también el escaparate internacional de cine de género más importante de Europa. Pero ante situaciones de crisis, el silencio puede entenderse como indiferencia, y la directiva de Sitges, con Ángel Sala a la cabeza, ha dejado claro que el festival de terror y cine fantástico no se mantiene al margen del conflicto.

Cuando el día 20, la Guardia Civil  descabezó al núcleo político que organizaba el 1-O y el operativo logístico diseñado por el Govern, el festival condenó las detenciones y se posicionó por el derecho a decidir. Más tarde, cuando se convocó con apoyo de la Generalitat la huelga general del día 3, Sitges la secundó.

Está por ver si el festival, que se celebra del 5 al 15 de octubre, se mantendrá al margen de la realidad política catalana durante esos días. Lo que es seguro es que se proyectarán más de 200 películas de las cuales 40 serán premieres, ya sean europeas o mundiales. Buceamos entre todas ellas para rescatar las más esperadas.

La forma del agua

Elisa, una alabada Sally Hawkins que muchos recordamos como la Ginger en Blue Jasmine de Woody Allen, es una joven muda que trabaja como conserje de un laboratorio. Allí, oscuros científicos mantienen encerrado a un hombre anfibio interpretado por Doug Jones.

Guillermo del Toro se hizo con el León de Oro en el pasado festival de Venecia con la que muchos no han dudado en calificar como su mejor película. Lo cierto es que este romance fantástico ambientado en la Guerra Fría no puede llegar en mejor momento.

Muchos leen en su discurso un canto de amor a la diferencia en tiempos de tensión política propios de la era Trump. Pero también, puede resultar como contrapunto luminoso a la oscuridad que supuso La cumbre escarlata, en lo demás un refinado ejercicio de barroquismo forma-, o como respuesta humilde a la orgía de presupuesto y efectos especiales de Pacific Rim.

Inaugurará la 50º edición de un festival que le ha acogido con los brazos abiertos desde que premió su guion de  Cronos, su opera prima. De hecho, esta será la segunda vez que el mexicano abra el festival, pues ya lo hizo en 2006 con El laberinto del fauno.

La piel fría

En 2002,  Albert Sánchez Piñol aterrizó a lo grande en el panorama literario hispano con un best-seller en toda regla cuyo fenómeno aún resuena en nuestros días. Tras dos novelas más o menos desconocidas, este relato alucinado de supervivencia y ecos a Joseph Conrad le valió el Premio Ojo Crítico de RNE y lo mantuvo en las estanterías de 'lo más vendido' durante casi dos años.

La piel fría narra la historia de un joven que, huyendo de su pasado en el IRA, llega a una diminuta isla alejada de la civilización. Allí se las tendrá que ver con el habitante de un faro que, a su vez, batalla diariamente con unos monstruos marinos con ganas de sangre.

Xavier Gens se encarga de adaptar el complejo universo de Piñol, realizador de dilatada experiencia y demostrado oficio que viene probando suerte con la industria francesa con Hitman o la serie Marseille, la estadounidense con The Divide, la alemana con la serie Crossing Lines y la británica con la reciente The Crucifixion.

El sacrificio de un ciervo sagrado

Yorgos Lanthimos vuelve al terreno internacional dos años después de haber parido una de las mejores películas de la década, la genial Langosta. Esta vez, decide repetir con Colin Farrell para jugar con el thriller psicológico y probarse en el terror más puro, paso natural después de haber coqueteado con el género en todos sus filmes. Este, además, se hizo con el premio a Mejor Guion en Cannes y llega a Sitges con idéntico objetivo. 

La película narra la historia de Steven y Anna, cirujano y oftalmóloga que llevan una vida acomodada hasta que conocen a Martin, un joven sin padre que alterará su rutina y cambiará radicalmente sus vidas. Promete ser uno de los filmes más originalmente radicales del año, en el buen sentido, no en el de Aronofsky y su Madre!, aunque no llegará a nuestros cines hasta finales de diciembre.

Blade of the Inmortal

Takashi Miike vive, desde hace años, un idilio con el festival de Sitges. En sus salas se han proyectado gran parte de sus películas y, de hecho, su prolífica trayectoria mereció un reconocimiento en 2013. La ciudad, de la que dice estar enamorado, acogió además, el rodaje de su nuevo film, Jojo's Bizarre Adventure, adaptación del manga homónimo de Araki Hirohiko.

Blade of the Inmortal también adapta otro manga, este de Hiroaki Samura publicado durante más de una década en Japón y con su legión de fans correspondiente a lo largo y ancho del globo. Narra la historia de un samurái maldito e incapaz de morir que ayuda a una joven a llevar a cabo una venganza contra los asesinos de sus padres. A su paso por Cannes ofreció lo que se esperaba: buenas dosis de gore y cine fantástico que no sentaron demasiado bien en la Croisette pero que se ajustan a la perfección al público de Sitges, más puesto en el tema.

Mutafukaz

Entre terrores nipones y thrillers psicológicos, también hay sitio para la animación menos obvia. Mutafukaz es la nueva película de Studio 4ºC, factoría de animación que siempre ha apostado por marcar la diferencia de la forma más macarra, acumulando en su haber algunos de los títulos más de cultos de la animación japonesa del siglo XXI. Hablamos de la inclasificable Mind Game, de Masaaki Yuasa o la genial Tekkonkinkreet de Michael Arias.

Este título, dirigido a cuatro manos entre Shoujirou Nishimi y Guillaume Renard, sigue las aventuras de Angelino, un joven con habilidades especiales perseguido por unos hombres de negro. Parece aspirar a lo mismo que otras grandes películas del estudio: romper moldes, desprejuiciar narrativas y obviar cualquier atisbo de moralina animada.

Brimstone

El holandés Martin Koolhoven escribió, dirigió y rodó Brimstone en los Países Bajos, pero con un pie puesto en la distribución internacional. Eso, al menos, da a entender un reparto repleto de estrellas de nivel medio como el siempre eficiente Guy Pearce, Dakota Fanning, Carice van Houten -Melisandre en Juego de Tronos-, o Kit Harington, antes conocido como Jon Nieve y hoy como un ' spoiler con patas'. 

El argumento sigue los pasos de Liz, una joven madre que intenta huir de su pasado hasta que es acosada por un fanático predicador que tiene aterrorizada la pequeña villa en la que vive. La serie B de holgado presupuesto suele ofrecer en Sitges algunas de las sorpresas cinematográficas más arriesgadas del panorama internacional. Este thriller, de atmósfera viciada entre un Valor de ley tocado del sentido del terror religioso de Paul Thomas Anderson, promete intentarlo. 

Musa

El esperado regreso de Jaume Balagueró, gran exponente del terror patrio junto a Paco Plaza, promete demasiadas cosas. Por un lado, superada la saga REC, el realizador parece querer ofrecer un espectáculo de interiores oscuros y tensiones que manejó con genio en Mientras duermes y la injustamente olvidada Frágiles. Por otro, su avance respira algo más, parece querer explorar el fantástico onírico tan pantanoso en nuestro país.

Musa nos presenta a Samuel Salomon, un profesor de literatura, que sufre una recurrente pesadilla donde una mujer es brutalmente asesinada. De repente, esa mujer es hallada muerta en idénticas circunstancias a las de su sueño. Decidido a encontrar una explicación racional al asunto, se cuela en la escena del crimen dando por iniciada una cadena de causalidad que se pretende trepidante.

Night is Short, Walk On Girl

Antes decíamos que el Studio 4ºC había alumbrado talentos como el de Masaaki Yuasa. Pues bien, el creador de Mind Game vive ahora su momento de mayor esplendor. Este mismo año se hacía con el premio a Mejor Película en Annecy, el festival de cine animado más prestigioso del mundo, con Lu Over the Wall.

Por si esto fuera poco, en Sitges el realizador nipón presentará The Night is Short, Walk on Girl, un film de corte cómico-romántico que parece proponer una exploración de formas absolutamente inabarcable. El avance ya prepara las pupilas de cualquier fan de la animación. Además, adapta una novela de Tomohiko Morimi, autor que Yuasa ya manejó con maestría en la serie The Tatami Galaxy.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha