eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Diez canciones de las que la radio se olvidó en 2015

Cinco temas nacionales y otros tantos internacionales que, a buen seguro no habrás escuchado en ninguna de las radios de este país

- PUBLICIDAD -
Niño de Elche: La electrónica es igual de importante que el flamenco o el jazz

Niño de Elche: La electrónica es igual de importante que el flamenco o el jazz EFE

Hicimos una lista sobre los 10 debuts internacionales más sonados de este año 2015, así como otro tema acerca de los grupos nacionales que nos dejaba este año que ya casi toca a su fin. Ahora te proponemos las diez canciones -cinco autóctonas y otras tantas foráneas- que, si bien algunas tienen cierto aire mainstream, seguro que no han sonado mucho por las estaciones de radio -con permiso de The Weeknd-. Nunca es tarde para descubrir nuevos talentos...

Black Lake - Björk

Black Lake no tiene ningún vídeo en 360 grados con el que entretenernos en YouTube ni tampoco introduce una cámara dentro de la boca de la cantante islandesa, pero sus 10 minutos de drama sobreactuado, cuerdas sostenidas y electrónica que burbujea como un pantano de alquitrán son la espina dorsal de Vulnicura, un disco doloroso sobre un cuerpo abierto en canal tras una ruptura que lucha por sentirse vivo, a pesar de todo.

Ghosts - Ibeyi

Hijas del percusionista cubano Angá Díaz, las gemelas Lisa-Kaindé y Naomi, que ya nos dejaron hipnotizados en 2014 con su mágico y sobrenatural River, entregaron su debut para XL Recordings a principios de este año y desde entonces no se han ido de nuestro lado, como esos espíritus atados a un lugar y un tiempo a los que cantan en Ghosts, mezclando elementos de la tradición musical y espiritual cubana, lengua yoruba e inglés, piano, cajón y electrónica.

Tarantula Deadly Cargo - Sleaford Mods

Jason Williamson, cantante de Sleaford Mods, es de la misma quinta que Blur, pero mientras en 2015 el brit-pop sigue mirándose el ombligo, este hooligan (junto al también veterano Andrew Fearn) prefieren juntarse con viejos raveros como The Prodigy y Leftfield y cantarle las cuarenta al sistema en Key Markets. También este año han sido los protagonistas de Invisible Britain, una cinta a medio camino entre el documental de banda-en-directo y la radiografía de su país, en el que la música del dúo es la encargada de articular "la rabia y la desesperación de aquellos sin voz en la Inglaterra de la austeridad", según sus propias palabras.

Can't Feel My Face - The Weeknd

Puede que la producción ya no cruja como los nudillos de la mano y que las sucias resacas de las fiestas que empezaban un martes hayan dejado paso a problemas propios de una estrella de Hollywood, pero Beauty Behind The Madness ha sido el disco que finalmente ha aupado al canadiense Abel Tesfaye hasta la cima del mainstream. Cuatro de sus canciones han marcado este 2015 que se nos va: la terrorífica The Hills –con grito incluido–, Earned It y Often, donde demuestra que puede pasar de sus ya reconocibles temas NSFW al sexo hardcore para todos los públicos, y esta Can’t Feel My Face en la que ha contado con la ayuda del productor sueco Max Martin (Adele, Britney Spears, Taylor Swift) para entregarnos un tema popular a la altura de las continuas comparaciones con Michael Jackson.

Flesh without Blood - Grimes

La canadiense Claire Boucher es otra que nos ha regalado un año de grandes canciones ( REALiTi, SCREAM, Flesh without Blood) y un cuarto álbum desbordante de ideas como es Art Angels, minucioso y cuidado en su personalísima producción, disfrutable como una versión en Game Boy de Kylie Minogue. Si no lo has hecho todavía, ya es hora de marcarla como una artista total de nuestro tiempo, que diseña, compone, produce, dirige, canta y digiere con naturalidad todas las referencias de alguien que ha crecido engullendo cultura pop vía internet.

Nacionales

Mercados - Niño de Elche

"Morente fue un referente en mis inicios como cantaor de flamenco y como musicalizador de poemas clásicos, pero en el proceso de Voces del Extremo, en el que fui acompañado y direccionado por mi querido y admirado Daniel Alonso (Pony Bravo) trabajamos con otro tipo de referentes, como Pere Ubu, Diamanda Galás, Qasimov, Blixa, Jonathan Richman, Alan Vega o Laurie Anderson, entre otros y otras", decía en una entrevista Niño de Elche. Krautrock, electrónica y new wave se unen con poesía, crítica social y experimentación.

El placer de la derrota - Alborotador Gomasio

"Para nosotros no hay mucha diferencia entre grupos como Dinosaur Jr. o Superchunk y los Secretos u Hombres G, al fin al cabo hacen canciones con espíritu juvenil con guitarras eléctricas. A nosotros nos encantan las guitarras enfurecidas y no tenemos prejuicios por cantarlas a la española, como hacían los grupos de los ochenta con la tradición anglosajona", nos decían Alborotador Gomasio el pasado mes de enero. Su disco, Los excesos de los niños ha obrado el milagro: unir tradiciones como el pop de los ochenta y el indie español de los noventa y sonar en 2015 mucho mejor que la mayoría.

Hondo Agujero - Le Parody

Junto al disco de Nicolá Cruz, este Hondo es uno de las mejores ilustraciones de folklore imaginario que nos ha dejado el año. Tras dos años "de conciertos y revoluciones", Le Parody partió para Andalucía tras la búsqueda de viejos/nuevos sonidos y, gracias a las posibilidades que surgen de mezclar las nuevas tecnologías y la(s) cultura(s) tradicional(es), nos hizo saltar entre continentes sin mover los pies más que para bailar.

Camilo José Shellac - Betunizer

A Enciende tu lomo no le sobra ni un gramo: es un álbum arrollador, con una energía que te pega en la cara como una bomba sorpresa escondida dentro de uno de los regalos de Navidad y diez canciones ejecutadas por un trío capaz de sonar como pelotón de soldados saltando a la pata coja. El grupo valenciano está, además, de enhorabuena estos días: han sido elegidos para participar en el próximo ATP Festival comisariado por Drive Like Jehu.

Garden - Hinds

Hinds nos han enseñado algunas cosas este año sobre el sexismo en la industria, mientras seguían recogiendo elogios de la prensa extranjera y unos recelos en España que no escucharíamos si estuviésemos ante un grupo con cuatro jovencitos con flequillo. ¿Autenticidad? ¿Amateurismo? Madre mía. En unos pocos días editarán su álbum de debut, Leave Me Alone (8 de enero), lo que te sacará de dudas y nos sirve aquí de bisagra con 2016.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha