Opinión y blogs

eldiario.es

'Deutschland 83', la Guerra Fría de un espía novato

- PUBLICIDAD -
Imagen promocional de 'Deutschland 83'

Imagen promocional de 'Deutschland 83'

Antes de su estreno, Deutschland 83 consiguió ser noticia por dos razones: se presentó ante los espectadores en la Berlinale de 2015 –el Festival de Berlín lleva un par años dedicando un espacio destacado a la ficción televisiva– y fue la primera serie en estrenarse en Estados Unidos en alemán con subtítulos en inglés. Dos circunstancias que, más allá del dato curioso, han convertido a Deutschland 83 en uno de los estrenos europeos más destacados del año y en otra muestra de que la ficción alemana también se quiere posicionar como potencia seriéfila de primera línea.

Siempre ha sido un país con una producción significativa y exportable, con distintos niveles de calidad, eso sí, pero ahí están clásicos como Heimat, una de las series favoritas de Stanley Kubrick y David Simon, o el fenómeno (sociológico) que fue hace unos años Hijos del Tercer Reich Deutschland 83 ( disponible a partir del 27 de noviembre en Yomvi) también aborda un episodio muy relacionado con la historia alemana, pero sobre todo toca de una forma un poco diferente uno de los géneros que más ha repuntado en los últimos años: las historias de espías.

Ochentera en estética y muy dinámica con su mezcla de acción, toques de humor y guiños nostálgicos, Deutschland 83 es la historia de Martin, un soldado fronterizo de la Alemania Oriental que es obligado a ejercer como espía en Alemania Occidental. Su misión será informar sobre los planes estadounidenses para desplegar misiles nucleares en varios países europeos. Martin cruza la frontera obligado y tendrá que ingeniárselas para llevar adelante su misión, no por razones ideológicas sino porque la vida de su familia depende de ello. Tal vez por eso, el choque cultural es todavía mayor y da pie a esos toques de humor que distinguen a Deutschland 83 y hace por momentos que sea imposible no acordarse de Good Bye Lenin!

Estamos en 1983 en uno de los momentos más tensos de la Guerra Fría, la misma época que también refleja pero con un estilo bastante más duro The Americans (Fox). A través de los ojos de Martin, la historia refleja ambiente de paranoia, la amenaza inminente de un nuevo enfrentamiento entre los dos bloques pero sobre todo el gran contraste entre dos sociedades separadas por mucho más que un muro físico.

Martin adopta la identidad de un alemán del lado occidental pero en tiempo récord también tiene que adaptarse a un modo de vida que muy poco tiene que con el ambiente austero, controlado y casi anacrónico en el que se ha criado. Martin no lucha por una causa y por eso algunas de las escenas que mejor reflejan el contraste entre el mundo que conocía y el que está descubriendo son casi cómicas, como la primera vez que entra en un supermercado occidental o los problemas (más bien desfases) tecnológicos que sufren él y sus superiores.

Mención especial para la BSO de la serie. Llena de grandes éxitos de la época, internacionales y de la Neue Deustche Welle, el fenómeno alemán musical de la época que está representado por 99 Luftballons de Nena, producido por Reinhold Heil, autor de la banda sonora de Deutschland 83, y Major Tom, el tema de la cabecera, que el cantante alemán Peter Schilling compuso como una continuación del Space Oddity de David Bowie.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha