eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Facebook tiene un problema con las tetas

La foto de una mamografía publicada por el diario francés Le Monde ha sido el último caso de censura en Facebook

Repasamos este y varios casos más en los que la red social primero vetó y luego rectificó

36 Comentarios

- PUBLICIDAD -
¿Codo o pezón?

¿Codo o pezón? TUMBLR

Ha vuelto a ocurrir: a Facebook no le gustan las tetas. Tampoco las madres dando el pecho a sus hijos, ni siquiera el sexo de las mujeres. El diario francés Le Monde ha sido el último en sufrir la censura de la red social en sus carnes: la foto era la de una mujer haciéndose una mamografía, un momento que la red social consideró impropio de aparecer en su página. Así que lo eliminó.

A diferencia de otras ocasiones, la respuesta de Facebook en este caso no ha tardado ni 24 horas. Aseguran que el borrado de la foto se trató de un error y que la restablecieron "tan pronto fuimos capaces de investigarlo". En Le Monde se tomaron las primeras horas de censura con humor y volvieron a postear el tema con la imagen del torso de un hombre.

Una de las obsesiones de Zuckerberg es que los pezones desaparezcan de su red social y así lo refleja en las reglas: "Restringiremos algunas imágenes de pechos femeninos, incluidas aquellas con pezones".

Hace algo más de dos años, #FreetheNipple consiguió que se dejaran de censurar las imágenes donde apareciese una madre amamantando a su hijo. La campaña fue un éxito: la directora estadounidense Lina Esco grabó una película titulada de igual forma que la iniciativa, que contó con la colaboración de Miley Cyrus. Incluso, una parlamentaria islandesa publicó una foto de su pezón en Twitter como muestra de apoyo. Cara Delevigne o Rihanna han sido otras personalidades famosas que se han unido al movimiento.

A pesar de todo, Facebook volvió a censurar el mes pasado una imagen con pezones:  la icónica foto de la 'niña del napalm'. La instantánea corrió la misma suerte que el boceto de una mano del siglo XIX, por el que la red social echó la culpa a un "error humano". En ambas ocasiones el veto fue levantado horas después, aunque un tanto a regañadientes con la foto que hizo historia: "En este caso, reconocemos el contexto y la importancia global de esta imagen para documentar un momento histórico", concluyeron.

Además de los pechos con pezones, las reglas de la comunidad en Facebook dicen que también "se eliminarán fotografías de genitales y las que se centren en las nalgas". Por eso, he aquí algunos casos más de censura a lo largo del tiempo en la red social.

El origen del mundo es un misterio para Facebook

En 2011, un profesor francés recomendó en su muro a todos sus amigos ir al Museo de Orsay a visitar el cuadro de Gustave Courbet, El origen del mundo. Para ello, se bajó una fotografía de Internet y la publicó. Facebook, sin más dilación, borró su perfil a los pocos días.

El profesor denunció y pidió que la empresa de Zuckerberg se pronunciase sobre el cierre de su perfil. Su abogado también reclamó una indemnización (nada menos que 20.000 euros) porque la cuenta fue cerrada en vísperas de su cumpleaños, lo que privó a su cliente de recibir las felicitaciones de sus amigos. Las normas de la compañía especifican que este tipo de casos han de resolverse en suelo estadounidense, pero este ha sido el primer litigio en el que  un tribunal francés se ha declarado competente para juzgar a Facebook.

El origen del mundo, Gustave Courbet

El origen del mundo, Gustave Courbet Youtube

Ducharse está prohibido

Heather Whitten es una fotógrafa estadounidense que acumula cerca de 13.500 likes en su página de Facebook. También es madre. En noviembre de 2014, su hijo Fox contrajo salmonella y su padre se metió con él en la ducha durante varias horas a ver si le bajaba la fiebre. Whitten tomó una foto de ambos bajo el agua y la publicó en la red social. La compañía de Zuckerberg censuró la instantánea y tras una campaña mediática devastadora para la imagen de Facebook, la foto volvió a aparecer y reúne ya casi 180.000 likes.

La zona donde la espalda pierde su nombre

A Facebook no le gustan las tetas (ni todo lo que huela a sexo)

Mujer delante del espejo / Wikimedia

La mujer delante de un espejo del pintor danés Christoffer Wilhelm Eckersberg fue vetada en septiembre del año pasado cuando una organización de turismo de Dinamarca la utilizó en su muro para anunciar una ruta. La espalda desnuda de una mujer es too much para el algoritmo de Facebook. No pasó mucho tiempo hasta que volvió a readmitir la fotografía, alegando que se trató de un "error humano".

Besos homosexuales, no

No solo con el arte. La red social también censura fotos de parejas del mismo sexo besándose, como le ocurrió a la ONG Asociación Cultural Visible en 2012. La instantánea fue tomada por el fotógrafo Juan Hidalgo con motivo del proyecto Arte gay busca casa, y pretendía ser la imagen de portada de un documental sobre el colectivo gay.

Pablo Peinado, creador de la ONG, recibió un correo explicando que la fotografía que había elegido como bandera del proyecto infringía "las normas de publicidad de Facebook". Aunque en un primer momento la censuró, horas más tarde dio marcha atrás.

Arte gay busca casa

Arte gay busca casa Juan Hidalgo

Un culo demasiado "explícito"

A Facebook no le gustan las tetas (ni todo lo que huela a sexo)

Night Work

"Se eliminarán fotografías de genitales y las que se centren en las nalgas", dice Facebook. Dicho y hecho: en 2010, los Scissor Sisters publicaron Night Work, su tercer álbum. Para la promoción usaron una instantánea del trasero del bailarín Peter Reed (1953-1994), realizada por el fotógrafo Robert Mapplethorpe. La red social dijo que la foto era "inapropiada y excesivamente explícita". La banda de música respondió que ilustraba "perfectamente" el espíritu del disco.

La sirenita de la vergüenza

Sí, ella también. No es real, pero a Facebook le dio igual. Se veían sus dos pechos, pezones incluidos, y las normas de la comunidad son claras a este respecto: "Nada de pezones". Mette Gjerskov, una política danesa del partido socialdemócrata, publicó en su muro una imagen de La sirenita de Copenhague, de Edvard Eriksen. "Demasiada piel desnuda o connotaciones sexuales evidentes", dijo la red social a Gjerskov. A diferencia del resto de casos, Facebook no levantó el velo censor.

La sirenita de Copenhague

La sirenita de Copenhague Juan Luis / Flickr

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha