eldiario.es

Menú

Divalterra mantendrá un presupuesto de 24 millones en 2017 pese al anuncio de desmantelamiento de la empresa

El consejo de administración de la sociedad pública de la Diputación de Valencia aprueba las cuentas para el próximo ejercicio y el cese de Víctor Sahuquillo

- PUBLICIDAD -
El consejo de administración de Divalterra, presidido por Jorge Rodríguez

El consejo de administración de Divalterra, presidido por Jorge Rodríguez

El Consejo de Administración de Divalterra ha aprobado este martes el presupuesto de la sociedad pública para el año 2017, que asciende a un total de 24.050.693 euros -dos millones de euros menos que en el actual ejercicio-, en un consejo en el que también se ha aprobado el  cese de Víctor Sahuquillo como cogerente de la empresa pública, tras la carta presentada por el propio Sahuquillo el pasado 15 de diciembre poniendo su cargo a disposición del consejo.

El presupuesto de Divalterra para 2017 contempla, entre otras líneas, partidas concretas para mejorar la red comarcal de Agencias de Empleo y Desarrollo Local (AEDL), para dinamizar las áreas industriales y las zonas comerciales de los municipios, para la integración en el mercado laboral de parados de larga duración en riesgo de exclusión social y fomento del emprendimiento entre los jóvenes y para trabajar en la reducción de las emisiones de carbono.

En paralelo, alrededor de 16 millones del presupuesto de Divalterra para el próximo ejercicio se destinan a gestión forestal y regeneración de zonas verdes urbanas, con el objetivo de evitar incendios a través del trabajo de selvicultura preventiva que llevan a cabo las brigadas forestales de la empresa pública de la Diputación.

Volviendo a esas líneas novedosas que tienen cabida en el presupuesto aprobado este martes por el Consejo de Administración de Divalterra, se incluyen 90.000 euros para extender la red de AEDL a los municipios que no disponen del servicio y apoyar el trabajo de los que ya disponen de estas agencias locales, fomentando su especialización profesional.

El presupuesto de la empresa pública incluye igualmente 60.000 euros para seguir desarrollando la Cátedra Divalterra junto a la Universidad Politécnica de Valencia, con el fin de modernizar e innovar en las áreas y polígonos industriales de la provincia. Y otros 100.000 euros para impulsar planes estratégicos orientados a revitalizar los centros comerciales urbanos, fomentando el comercio de proximidad.

Otra de las partidas importantes y novedosas la hallamos en el ámbito del emprendimiento y la ocupación, donde se destinan 250.000 euros para ayudar a encontrar trabajo a parados de larga duración mayores de 30 años en riesgo de exclusión social, por medio de programas integrales de orientación, formación e inserción laboral. A esta línea hay que añadir otra de 100.000 euros para la formación de jóvenes menores de 30 años en la mejora de sus capacitaciones profesionales y para el emprendimiento.

En el apartado de gestión forestal, al margen del presupuesto para las Brigadas de Divalterra, destacan los 190.000 euros para tratar de reducir la Huella de Carbono, los 150.000 euros para impulsar el asesoramiento técnico en la administración y uso de los montes con vistas a una gestión más sostenible de los recursos naturales, y los 130.000 euros para el impulso de la agricultura ecológica.

Vaciar de funciones

Hace apenas dos semanas, antes del cese de Sahuquillo y en plena polémica por los gastos impropios del cogerente de la empresa pública, el presidente de la Diputación de Valencia, el socialista Jorge Rodríguez, anunciaba su voluntad de vacíar de competencias la antigua Imelsa. La idea entonces era que las brigadas forestales pasaran al Consorcio Provincial de Bomberos, la parte de medio ambiente al servicio de Medio Ambiente y la de turismo al Patronato.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha