eldiario.es

Menú

El viaje del constructor favorito del PP valenciano: De promover la ética en los negocios a poliimputado por corrupción

Carlos Turró, investigado por el pago de mordidas en la operación Lezo, fue detenido en Taula por el pago de comisiones al PP

Su empresa, Cleop, en concurso de acreedores, recibió 21 millones en contratos del Ayuntamiento de Valencia dirigido por Rita Barberá a partir de 2006

Turró fue uno de los socios fundadores de Etnor, una fundación para "el estudio y desarrollo de la ética de los negocios"

- PUBLICIDAD -
Carlos Turró, presidente de Cleop.

Carlos Turró, presidente de Cleop.

Carlos Turró ha pasado de ser patrono fundador de una organización que promueve la ética en los negocios (ETNOR)  a ser uno de los empresarios de la Comunidad Valenciana más señalados por la corrupción: Fue detenido e imputado en la operación Taula y ahora está siendo investigado en Lezo, la investigación judicial que ha conmocionado al PP madrileño.

Su empresa, Cleop, está en concurso de acreedores desde 2012 pese a haber sido mimada por las administraciones gobernadas por la derecha. En 2016, perdió más de cuatro millones de euros, pero los problemas de Turró -un ingeniero de caminos nacido y formado en Barcelona que ha desarrolado casi toda su larga carrera en Valencia- son tanto de orden económico como legal.

Mordidas en Panamá

El juez Eloy Velasco, el instructor del caso Lezo, le investiga por el pago de mordidas en Panamá. Cleop se alió con Inassa, la empresa comprada para expandir la actividad del Canal de Isabel II por América Latina.  "Se ha puesto de manifiesto que, en 2012, el consorcio de empresas Inassa-Cleop (...) fue irregularmente adjudicatario, por un importe de cuatro millones de dólares, de un contrato de obra pública en Panamá", dice el auto del magistrado.

Entre los responsables de la operación supuestamente irregular estarían Sergio Vidal, un empresario de Alicante "quien habría pagado una comisión ilegal de 273.672 dólares". Un directivo de Cleop, Carlos Bello, responsable de "los contratos y las comisiones a pagar" y, por supuesto, Turró, "informado" por Bello de todos los entresijos de la trama.

Mordidas en Valencia

El asunto turbio de Panamá data de 2012. Antes, en 2007, Cleop rehabilitó una construcción histórica de Valencia, las Torres de Quart. Turró está imputado en la operación Taula por el pago de comisiones ilegales para adjudicarse esa obra, que no fue la única para la que el Ayuntamiento de Valencia -durante el mandato de Rita Barberá- contrató a su empresa.

Ésta habría recibido  21 millones de euros en adjudicaciones desde 2006. Además, Cleop también trabajó para Ciegsa -la empresa pública bajo investigación parlamentaria por los sobrecostes en la construcción de colegios- y el propio Turró reconoció ante el juez de Taula que se había reunido varias veces con Marcos Benavent, el yonki del dinero y hombre clave en la financiación ilegal del PP.

Turró, eso sí, negó haber pagado dinero negro al PP a cambio de adjudicaciones tras su detención. De su papel de impulsor de la la Fundación de Etica de los Negocios y Organizaciones (ETNOR),  entidad "que es pionera en España en el estudio y desarrollo de la ética de los negocios", ya no se habla. Ni su nombre ni el de su empresa aparecen en el organigrama.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha