eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Muere un joven migrante en Melilla al intentar entrar en un barco para llegar a la Península

Un joven de origen magrebí ha fallecido en Melilla mientras trataba de entrar, escondido en los bajos de un camión, en un ferry

Decenas de chavales, muchos menores de edad, viven en las calles de Melilla sin protección en su intento de salir de la ciudad autónoma y llegar a la Península

Según la Delegación del Gobierno, el fallecido tenía alrededor de 26 años

- PUBLICIDAD -
Descubren a 67 inmigrantes que intentaban viajar como polizones en Melilla

Imagen de archivo. Varios jóvenes que intentaban colarse en un barco para llegar a la Península desde Melilla son localizados por agentes policiales. EFE

Un joven ha fallecido en Melilla mientras trataba de entrar en un barco escondido en los bajos de un camión, en su intento de alcanzar la Península desde la ciudad autónoma. Según la Delegación del Gobierno, el chico "se cayó" del vehículo poco después de que este accediese a la bodega del ferry.

Según las mismas fuentes, a las 7:50 horas, "las fuerzas de seguridad" localizadas en el puerto recibieron el aviso de que "un polizón había caído de los bajos de una camión poco después de que el vehículo accediera a la bodega del Volcán de Tinamar (el ferry de la empresa Armas)". 

Cuando llegó la ambulancia a la zona, el personal sanitario tan solo pudo certificar el fallecimiento del joven, del que todavía se desconoce su identidad y las causas exactas de la muerte, por lo que la Brigada de Policia Judicial de Policia Nacional se ha hecho cargo de las investigaciones. Según los datos difundidos por la Delegación del Gobierno en la ciudad, se trata de un "adulto de origen magrebí". 

Es habitual que decenas de chavales migrantes muy jóvenes, la mayoría menores de edad, duerman en la calle en Melilla y vivan sin ninguna protección. La tutela de los menores, al encontrarse solos, le correspondería a la ciudad autónoma. Algunos adolescentes se escapan de los centros,   muy saturados, para poder llegar a la Península y, de ahí, algunos migran a otros países de Europa. 

"Hay muchachos muy jóvenes, muchos menores, que viven en una situación de abandono tremendo. Ahora hay 100 menores en viviendo en la calle en Melilla y cada día se arriesgan para cruzar a la Península", dice José Palazón, director de la ONG Prodein. "Ante tal abandono, estos muchachos están en una situación muy peligrosa y nadie hace caso de nada", recuerda.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha