eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Podemos avisa de que el BCE ya calcula el coste de expulsar a Grecia del euro

El eurodiputado de Podemos Miguel Urban asegura que Draghi "dejó entrever" que se estaba estudiando el coste de sacar a país heleno de la moneda única

Otras voces apuntan a la posibilidad de que se fuerce una suspensión de pagos de los bancos griegos para justificar así la necesidad de sacar temporalmente a Grecia del euro

- PUBLICIDAD -
El BCE ya calcula el coste de expulsar a Grecia del euro, avisa un eurodiputado

El BCE ya calcula el coste de expulsar a Grecia del euro, avisa un eurodiputado

El Banco Central Europeo (BCE) calcula desde hace días el coste que supondría la expulsión de Grecia del euro y tiene ya diseñado un plan B para justificar esta salida, ha denunciado el eurodiputado de la formación española Podemos Miguel Urban.

Urban participa con otros parlamentarios de la izquierda europea en el XIII Foro Social Mundial (FSM) en Túnez, que concluye este sábado con una larga marcha en contra del terrorismo y en favor de un cambio social bajo el lema "otro mundo no es posible, es inevitable".

El eurodiputado, que ha participado en debates y talleres sobre la deudas nacionales, insistió en la necesidad de que los países se sometan a auditorías de sus cuentas, como la que realizará Grecia, para saber que parte de ésta es legítima y cuál es usura, y por tanto no debe ser pagada.

"Todo lo que sea transparencia política tiene pocos enemigos, lo que pasa es que pesan mucho. Son los de siempre, los que se han lucrado con lo de todos, vendiendo y haciendo negocio con los derechos de todos", aseguró a Efe sobre aquellos que se oponen a las auditorías.

"También las autoridades supranacionales que articulan o que componen la troika, que han arrebatado cualquier tipo de soberanía popular a nuestros estados y a nuestros parlamentos y que determinan que política podemos hacer o no", agregó.

"Una institución como el BCE, que no tiene ningún tipo de control democrático, es normal que esté en contra de la democracia, y es normal que tenga un plan B. De hecho (su presdiente, Mario) Draghi compareció el lunes pasado en sede parlamentaria en la comisión de economía y en la de riesgos sistémicos y allí a preguntas de los diputados de izquierda sí dejó entrever que estaban echando cálculos de qué costaría, claramente, sacar a Grecia del Euro", ha denunciado.

Participantes en el FSM como Eric Toutsaints, el belga que dirigirá la auditoría de las cuentas griegas, apuntan a la posibilidad de que se fuerce una suspensión de pagos de los bancos griegos para justificar así la necesidad de sacar temporalmente a Grecia del Euro.

Una posibilidad que argumentan en la decisión de Draghi de dejar fuera los bonos griegos de su plan de estímulo y en la prohibición de que Grecia se financie, a menor coste, a través de sus propios bancos nacionales y que según diversas fuentes en el FSM no se ha producido aún por la injerencia de EEUU, que teme perder a Grecia y sus bases como aliado en la lucha contra Rusia en Ucrania y el Estado Islámico en Oriente Medio.

Al hilo de ese argumento, Urban recordó que el supuesto de la salida de Grecia del euro no es nuevo, ya que la propia canciller alemana "Angela Merkel en la campaña electoral griega ya planteó ese escenario" y ha advertido que la única forma de lograrlo es una movilización paneuropea en defensa del Gobierno de Atenas y favor de que "el ejemplo de la auditoría se contagie a otros países".

"Lo que yo he reclamado en este foro social mundial es que defendamos el derecho de un pueblo soberano como es el griego a tomar sus decisiones sin chantajes externos", ha señalado.

"Y que lo defendamos aprovechando las movilizaciones que va a haber el 1 de mayo, en la que podamos incluir una reivindicación no solo de defensa de la soberanía popular del pueblo griego sino del derechos de los diferentes pueblos de Europa, sobre todo de los del sur, para decidir libremente nuestro futuro", ha agregado.

"Que podamos como un elemento sano y democrático, hacer auditorías independientes a los propios estados bajo control ciudadano de las cuentas públicas porque al final ese dinero lo aportamos todos. Tenemos derecho todos a saber en que se ha gastado", ha subrayado.

Una auditoría "en la que determinarán que parte de la deuda es legítima y que parte es ilegítima, que parte podría ser considerada incluso como usura por como han sido los préstamos desde el inicio de la crisis en 2008", ha recalcado.

Al hilo de esta argumentación, el propio Toutsaints insistió en uno de los paneles en que el objetivo no es ni el impago ni la reestructuración de la deuda, sino la discriminación de que parte pertenece a los pueblos.

"Si se hace en Grecia y vemos que es un elemento de democracia y de transparencia yo creo que puede ser replicado en otros países y eso es muy interesante", ha apostillado Urban.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha