Focos

Los gobiernos socialistas de Baleares y Comunidad Valenciana rechazan el objetivo de déficit pactado por PP y PSOE

Catalunya también vota en contra del 0,6% pactado para las Comunidades Autónomas por el Gobierno y la gestora socialista

El objetivo de déficit sale adelante con la abstención de cinco regiones, entre ellas Andalucía y Extremadura

El ministro de Hacienda, que quería imponer un 0,5%, pone en valor el acuerdo: "Nos han convencido"

- PUBLICIDAD -
Armengol y Puig apuestan por "romper el status quo español" y hacer "frente común" para mejorar la financiación

Francina Armengol y Ximo Puig (en el centro), en una imagen de archivo.

Dos comunidades autónomas gobernadas por el PSOE han votado este jueves en contra del objetivo de déficit del 0,6% pactado unas horas antes por el PP y la gestora del PSOE para el año 2017.

Las regiones socialistas que han votado en contra son Baleares, presidida por Francina Armengol, considerada muy cercana al exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez, y la Comunidad Valenciana. También ha votado en contra Catalunya, cuyo vicepresidente y consejero de Economía, Oriol Junqueras,  ha afirmado que las cifras son "absolutamente alejadas de las necesidades de los ciudadanos". Su Gobierno reclamaba un objetivo que duplica el objetivo pactado, del 1,2%.

El primer Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de la nueva legislatura, reunido este jueves, ha aprobado el objetivo de déficit autonómico para el próximo año con el rechazo de esas dos regiones y de Catalunya. La votación ha salido adelante con el apoyo de ocho comunidades autónomas (Canarias y las gobernadas por el PP) y la abstención de otras cinco gobernadas por los socialistas, entre ellas, Andalucía y Extremadura.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha señalado en rueda de prensa tras la reunión que este CPF, en el que ha habido “bastante acuerdo de fondo para llegar a establecer esos objetivos de déficit”, marca “una nueva etapa” para lograr la “credibilidad” de las cuentas y del Estado de las autonomías y de cara al objetivo de déficit del 3,1% que exige la Comisión Europea para 2017.

Respecto a la meta de déficit que pretendía imponer inicialmente Hacienda (un 0,5%, frente al 0,6% finalmente pactado), el ministro ha querido poner en valor el acuerdo: “Nos han convencido”, ha señalado.

El acuerdo supone liberar 1.100 millones de euros extra para todas las autonomías. La senda acordada es fijar el déficit autonómico en el 0,6% para 2017, un 0,3% para 2018 y el 0,0% para 2019. Los objetivos de deuda pública para el conjunto de las comunidades autónomas serán del 24,4% para este año, 24,1% para 2017, 23,6% para 2018 y 22,7% para 2019.

La consejera de Hacienda del Gobierno de Extremadura, Pilar Blanco-Morales, ha justificado su abstención en la votación de un objetivo de déficit del 0,6% para 2017 alegando que "no soluciona el problema de la infrafinanciación" que sufren las Comunidades Autónomas, mientras que la consejera andaluza de Hacienda y Administraciones Públicas, María Jesús Montero, ha mantenido que el objetivo marcado es "razonable pero no suficiente".

Su homólogo valenciano, Vicent Soler, ha reiterado que su comunidad prevé cerrar el presupuesto de 2017 con un desfase negativo del 1,4% y necesita que Madrid transfiera 1.300 millones de euros más para cuadrar su presupuesto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha