eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La cuñada de Ignacio González comunica su participación en una empresa del Ibex semanas después del plazo legal

Pilar Cavero fue nombrada consejera de Merlin el 20 de octubre y hasta el 15 de noviembre no informó al regulador de que no tenía acciones en la inmobiliaria

La CNMV da tres días hábiles a los nuevos consejeros de una cotizada para notificar si tienen acciones; omitir esta información puede suponer una infracción susceptible de sanción

La apertura de expediente sancionador correspondería al consejo de la CNMV, cuyo nuevo presidente asesoró a 10 bancos que prestaron 1.700 millones a Merlin

- PUBLICIDAD -
Santander, BBVA y Banco Popular se comprometen a no vender acciones de la nueva Merlín en seis meses

Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin Properties.

La abogada Pilar Cavero Mestre, cuñada del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, ha comunicado su participación en Merlin Properties, la única inmobiliaria que cotiza en el Ibex 35, con semanas de retraso respecto al plazo legal que estipula la normativa del mercado de valores.

El pasado 15 de noviembre, Cavero comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que no tiene acciones en Merlin, de la que  fue nombrada consejera “independiente” el 20 de octubre, según recogen los registros del regulador.

La demora excede holgadamente ese plazo de tres días hábiles que está en vigor desde el pasado 3 de julio, cuando entró en vigor el Reglamento europeo Nº 596/2014 sobre abuso de mercado. Desde esa fecha, los consejeros y directivos de las compañías cotizadas deben comunicar a la CNMV su posesión de acciones “sin demora y a más tardar en un plazo de tres días hábiles a partir de la fecha de la operación”, en este caso, la aceptación del cargo como consejero. 

Cavero, perteneciente a una familia históricamente ligada al negocio inmobiliario en Madrid, fue nombrada vocal de Merlin en octubre junto a otros cinco nuevos consejeros. Tres de ellos comunicaron su posesión de acciones dentro de ese plazo legal de tres días hábiles, pero hubo tres que no lo hicieron: Francisca Ortega Hernández-Agero (representante de Banco Santander), Agustín Vidal-Aragón (de BBVA) y Pilar Cavero. De esos tres, Ortega y Vidal-Aragón realizaron las comunicaciones el 2 de noviembre. La de Cavero fue la más tardía, con fecha 15 de noviembre, según los registros de la CNMV.

Fuentes de Merlin atribuyen el retraso a “un problema técnico con la CNMV”, pero aseguran que el plazo de tres días hábiles empezaría a contar desde el 31 de octubre, cuando se registró la escisión de Metrovacesa (compañía adquirida este año por Merlin). Por su parte, Pilar Cavero aseguró en una breve conversación telefónica con el diario.es que la comunicación “se hizo con muchísimo tiempo de antelación” pero no ofreció más detalles, ya que se encuentra de viaje en el extranjero. Indicó que “eso lo lleva Garrigues”, el bufete de abogados, justo antes de que se cortase la comunicación.

En manos de la CNMV

Fuentes jurídicas consideran que omitir esta información puede suponer una infracción sancionable por la CNMV. La decisión de incoar y resolver un expediente sancionador es, no obstante, competencia del consejo de administración del regulador bursátil.

El nuevo presidente de la CNMV, Sebastián Albella, asesoró a los diez bancos extranjeros que a finales de 2015 prestaron a Merlin 1.700 millones de euros para financiar la deuda que soportaba Testa, adquirida el año pasado por la compañía que pilota Ismael Clemente. Las únicas sanciones que publica el regulador son las graves o muy graves. Las graves se multan con hasta 300.000 euros, pero los retrasos en la comunicación suelen castigarse con como mucho, 20.000 euros.

La incorporación de Cavero al consejo de Merlin fue aprobada en una junta de accionistas el pasado 15 de septiembre, cuando Merlin y Metrovacesa aprobaron su integración para crear la primera inmobiliaria española y una de los mayores de Europa. “Una máquina de repartir dividendos”, según dijo entonces el primer ejecutivo de Merlin, Ismael Clemente. Cuando en agosto Merlin propuso el nombramiento de Cavero, la empresa valoró, entre otros méritos, “su amplia experiencia en el sector jurídico” y “su perfil profesional altamente cualificado”, tanto “por su dilatada experiencia y méritos en sectores relevantes, como por sus profundos conocimientos en diversos campos empresariales”.

Socia de honor del despacho Cuatrecasas, uno de los bufetes más importantes de España, Pilar Cavero es “experta en negociación colectiva, en planes de redimensionamiento de plantillas, altos directivos, asesora en planes de expatriación, así como de forma permanente en aspectos de índole laboral y de Seguridad Social, tanto a grupos multinacionales como a grandes grupos empresariales españoles”, según Cuatrecasas.

La cuñada de Ignacio González ya fue nombrada en mayo de 2015 consejera de la antigua Testa (adquirida por Merlin el año pasado), cuando esta todavía pertenecía a la constructora Sacyr, en una remodelación en la que salieron de su consejo de administración, entre otros, dos ex imputados por las polémicas tarjetas ‘black’ de Bankia y Caja Madrid: el expresidente de Renfe Miguel Corsini y el ex secretario de Estado de Hacienda Estanislao Rodríguez Ponga. Ahora, Cavero va a mantenerse en el consejo de Merlin por un plazo de al menos tres años.

El pasado 22 de noviembre, Pilar Cavero fue nombrada consejera independiente del grupo de ingeniería y energías renovables Abengoa. En este caso, la comunicación de su participación en la compañía sevillana (en la que tampoco tiene acciones) se produjo el pasado 25 de noviembre, dentro del plazo que estipula la CNMV.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha