eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Una red de ayuntamientos exige al Ministerio de Economía acceso a la sala secreta del TTIP

Los consistorios de ciudades como Valencia, Ferrol, Alcalá de Henares o Rivas Vaciamadrid piden el mismo trato que a funcionarios, eurodiputados y miembros de las Cortes Generales

Estas corporaciones ven “insólito” que no tengan acceso a una información que tendrá incidencia directa en las economías locales y autonómicas

Aquí tienes la 'Guía definitiva para entender el TTIP y algunos de sus secretos'

- PUBLICIDAD -
Decenas de miles protestan contra el TTIP en Alemania ante la visita de Obama

EFE

La transparencia en las negociaciones del Acuerdo Transatlántico sobre el Comercio y la Inversión, conocido como TTIP, sigue siendo uno de los puntos oscuros del tratado de libre comercio que negocian la Unión Europea y Estados Unidos. Los últimos en protestar, una red de ayuntamientos que se ha unido para remitir cartas a Jaime García-Legaz, secretario de Estado de Comercio, pidiendo acceso a la sala habilitada en el Ministerio de Economía para ver los documentos del TTIP.

En esta acción simultánea, los consistorios de Valencia, Ferrol, Rivas Vaciamadrid, Alcalá de Henares, Alpedrete, Montcada y Reixac, Castelldefels, Pinto, San Fernando de Henares, y El Atazar denuncian que no tienen acceso a una información que afectará de lleno a las economías locales y autonómicas. El agravio comparativo viene con los diputados y funcionarios de la Administración General del Estado (quienes tengan permiso) que sí pueden ver los documentos.

Hasta la fecha, solo se ha podido ver la documentación filtrada por Greenpeace Holanda, en la que se constatan las presiones que ejerce Estados Unidos sobre la Unión Europea para rebajar la regulación en productos como cosméticos o pesticidas. El estado de las negociaciones muestra como Washington pretende bajar los estándares en los puntos donde Bruselas los mantiene altos, lo que complica la concreción futura del acuerdo.

De todas las localidades que se han sumado a la iniciativa, la más importante es Valencia. El consistorio dirigido por Joan Ribó (Compromís) ha denunciado en una nota que la información por parte del Gobierno "ha brillado por su ausencia", por lo que pone en marcha esta vía con el fin de que “los ciudadanos conozcan el estado concreto de las negociaciones, así como la posibilidad de realizar un debate serio y riguroso sobre el impacto del TTIP”.

Pedro del Cura (IU), alcalde de Rivas Vaciamadrid, considera que, como representantes de comunidades locales que se van a ver afectadas directamente, tienen derecho a acceder a esa información “para planificar sus políticas públicas”. En declaraciones a eldiario.es, Del Cura cree que la aprobación del acuerdo supondría “una intromisión directa en nuestro día a día, y afectaría de lleno tanto a la ciudadanía como a las pymes”.

Esta localidad madrileña de 80.000 habitantes ya se declaró en 2014 como ‘Ciudad libre del TTIP’ y, una vez conocieron la existencia de la sala en el Ministerio de Economía, “pedimos como ayuntamiento acceso a la documentación, pero no recibimos ninguna respuesta”. El alcalde considera que “si con esto seguimos sin poder ver los documentos, no descartamos dirigirnos a instancias superiores”.

Los ayuntamientos están siendo muy activos en la lucha contra el TTIP, como demuestran las cinco regiones y 150 consistorios que se han declarado libres del acuerdo. Ante esta situación, hace poco Bruselas envió funcionarios con la misión de convencer a los dirigentes de las bondades del acuerdo para el desarrollo de sus municipios. La ronda comenzó por Barcelona, la ciudad más importante y beligerante con respecto al TTIP y que ahora comienza a estar secundada por otros municipios.

Las protestas ante los tratados transnacionales no solo se producen solo en España. Recientemente la ratificación del CETA, el acuerdo entre la UE y Canadá, considerado la antesala al TTIP, ha desembocado en la oposición de varias naciones que exigen el respeto a sus particularidades. Es el caso de Grecia, que pide respeto a la producción del queso feta, uno de sus activos más importantes, o Rumanía y Bulgaria, que exigen la no discriminación de Canadá con los visados. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha