eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las incógnitas sobre la compra de Yahoo y qué puede hacer Verizon para que vuelva a ser un referente de Internet

Tras el anuncio de la compra, falta por ver cómo la operadora integrará a Yahoo dentro de su entramado y concretamente con AOL

Quedan abiertas varias cuestiones como ver qué ocurre con la actual CEO de Yahoo, Marissa Mayer, o cómo se integran los servicios de correo y buscador

- PUBLICIDAD -
Yahoo pierde 536 millones de dólares en el primer semestre tras ganar 2,9 en 2015

EFE

El anuncio de Verizon sobre la compra de Yahoo ha terminado con meses de rumores sobre su futuro. La operadora de telefonía ha anunciado una operación que supone desembolsar 4.397 millones de euros. Sin embargo, con esta certeza solo se despeja una parte de la ecuación porque falta por ver cómo la operadora integrará al otrora referente tecnológico dentro de su entramado y falta también por ver si consigue reflotar a Yahoo para convertirlo de nuevo en un gigante, como lo fue en sus inicios.

Desde que el buscador naciera de forma oficial en 1995 hasta hoy, el panorama digital ha cambiado radicalmente. Aunque Yahoo consiguió sobrevivir a la burbuja de las puntocom, el nacimiento y auge de Google acabó pasándole factura. A pesar de esto, en 2008 recibió una oferta de Microsoft por 30.000 millones de euros. La oferta fue rechazada y la compañía ha estado dando tumbos tratando de encontrar su camino. Finalmente, este pasará por la compra por parte de Verizon y su integración con AOL.

¿Cuáles son los retos ahora?

El reto es volver a ser una referencia en el sector. Yahoo fue uno de los pioneros en Internet con su buscador y su servicio de correo precursor a Google. El problema es que en los últimos años la compañía ha ido hacia abajo. Aún así, a pesar de que sus nombres no suenen tan atractivos como hace unos años, Yahoo y AOL ocuparon en febrero el puesto número tres y seis del ranking de ComScore en Estados Unidos donde se listan las principales webs. Esto da un potencial de usuarios y visitas que si Verizon consigue monetizar pueden auparle en el sector.

Sin embargo, algunos analistas ven complicado el movimiento. A pesar del tamaño de la nueva criatura, que se situaría con 60.000 millones de dólares en la tercera posición del mercado publicitario digital, todavía estaría lejos de los dos grandes. "Este es un tercer puesto en un mercado de dos jugadores. Los ingresos están yendo a Google y a Facebook y están dejando fuera a cualquier otro", apunta Moffet Nathanson, analista de Craig Moffet citado por AP.

¿Por qué le interesa la compra a Verizon? 

Con la compra de Yahoo, la operadora quiere crear un nuevo gran jugador online que pueda competir con Google y Facebook. Verizon, que es la principal compañía de telefonía móvil en Estados Unidos, compró el año pasado a AOL, anteriormente conocida como American Online, que además de gestionar accesos a la red posee una red de portales y medios,  en un primer paso para incrementar su presencia en este sector. Ahora con la compra de Yahoo, la operadora suma la influencia de AOL con las visitas que genera Yahoo con su buscador, servicio de correo y páginas web. "La adquisición de Yahoo pondrá a Verizon en una posición altamente competitiva como una compañía top a nivel global en el terreno de las empresas de medios", aseguraba Lowell McAdam, jefe de la operadora, en un comunicado tras el anuncio.

¿Cómo será el nuevo negocio?

Verizon ha comprado el negocio central de Yahoo dentro del cual se incluyen sus principales patentes, su sistema de correo electrónico y su negocio de publicidad digital. Fuera de la operación queda el negocio de Yahoo Japón, que funciona de forma independiente y del que Yahoo tenía una participación del 35%, y su presencia en el gigante asiático de comercio electrónico Alibaba, cuyo 15% está valorado en alrededor de 30.000 millones de dólares.

Así, los negocios que Verizon ha adquirido tendrán que integrarse en los que ya maneja la operadora con AOL. La operadora ha asegurado que las sinergias entre ambas compañías servirán para aumentar su audiencia. "Vamos a pasar de tener una audiencia de millones a otra de miles de millones", afirmó la titular de la división de innovación de productos de Verizon, Marni Walden, en declaraciones a la cadena financiera CNBC.

¿Cómo será el proceso de integración?

La hoja de ruta todavía no está marcada para el proceso de integrar las dos compañías, según ha asegurado Tim Armstrong, director general de AOL, en una entrevista con el portal especializado TechCrunch (propiedad de AOL). "Desde un punto de vista estructural, nos estamos enfocando en dos grandes áreas. Después de esto, decidiremos las posiciones y la estrucutra. Nuestro proceso pasará por tener estrategia, estructura y una estructura de costes", apunta al hablar sobre cómo se organizará la compañía, con el objetivo de "tener la estrategia más audaz" con la "estructura más simple y una estructura de costes que nos permita ser rentables y crecer".

¿Cómo ha sido el proceso de compra?

Yahoo lleva con el cartel de "Se Vende" puesto desde hace unos meses. Desde que Marissa Mayer, la CEO de la compañía, anunciara que estaban abiertos a las ofertas los rumores sobre quién se haría con la compañía han sido muchos. Entre los  posibles compradores se encontraban desde medios de comunicación como Daily Mail o Time Inc. hasta Google, Softbank o la propia Verizon, que finalmente se ha llevado el gato al agua. De hecho, la fusión con AOL ya estuvo sobre la mesa hace tiempo. Hace dos años el director ejecutivo de la compañía propuso una fusión a Meyer. Una propuesta de negocio entre los dos exejecutivos de Google, que no llegó a realizarse tras la negativa de la consejera delegada de Yahoo.

¿Qué pasará con Marissa Mayer?

"Planeo quedarme", escribió la propia Mayer en un post en la página web de Yahoo en el momento de conocerse la operación. "Es importante para mi ver a Yahoo en el próximo capitulo", apuntó. Sin embargo, hay voces que apuntan que con el anuncio de la operación la salida de Mayer está más cerca. Eso sí, la directiva cobraría un jugoso finiquito si la echan. Si es cesada antes de que trascurra un año de la venta de la compañía, deberían indemnizarla con 55 millones de dólares. De estos, serían tres millones en efectivo y el resto en acciones de la nueva empresa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha