eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Cómo abrir una cuenta con un selfie

BBVA es la primera entidad financiera en España que permite abrir una cuenta bancaria desde el móvil a través del reconocimiento biométrico.

- PUBLICIDAD -
El nuevo servicio permite tener operativa una cuenta en apenas unos minutos. / BBVA

El nuevo servicio permite tener operativa una cuenta en apenas unos minutos. / BBVA

Ya no es necesario acudir a ninguna oficina. Ni esperar a que un mensajero entregue la documentación a firmar en casa. Para abrir una cuenta bancaria ahora basta con tener un smartphone y hacerse un selfie para verificar la identidad del usuario. Así es el servicio de Alta Inmediata que ha puesto en marcha BBVA,  la primera entidad financiera en España que permite abrir una cuenta desde el móvil a través del reconocimiento biométrico. Es decir, de una foto del cliente y de una llamada por videoconferencia.

Quien quiera ahora ser cliente del banco podrá hacerlo a través de la página web o de la app. El usuario deberá rellenar sus datos personales y para verificar su identidad, el servicio le pedirá una foto del DNI y un selfie. De esta manera, se comprobará la coincidencia de las dos imágenes a través de un sistema de reconocimiento biométrico. Un gestor del banco contactará con el usuario a través de una videollamada para hacer una última comprobación de la identidad.

"Sabemos que nuestros clientes valoran su tiempo y la comodidad de poder hacer todo desde el móvil y de forma sencilla. Con esta nueva solución, BBVA da un paso más para hacer la vida más fácil a las personas", ha señalado Cristina de Parias, directora de BBVA España. Abrir ahora una cuenta sólo llevará unos minutos y permitirá al usuario, convertido ya en cliente, disfrutar de todas las herramientas y funcionalidades que el banco pone a su disposición de forma inmediata. El servicio permite ahorrar tiempo y simplifica un trámite que hasta ahora era más complejo.

Sistema pionero en España

El sistema de reconocimiento biométrico es pionero entre las entidades españolas y BBVA ha puesto en él toda su experiencia y conocimiento de las nuevas tecnologías, con herramientas innovadoras, seguras y fáciles de usar. El nuevo cliente no pagará comisiones de administración ni de mantenimiento por su cuenta y obtendrá una tarjeta de débito sin cuota anual.

La legislación europea y española que previene el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo obliga a identificar al cliente para comprobar su verdadera identidad. Para llevar a cabo este proceso, las entidades españolas procedían hasta ahora de tres formas: que el usuario acudiera a una sucursal, que un mensajero enviara la documentación al domicilio o que el banco comprobara los datos de otra cuenta en otra entidad.

Ahora, la autoridad supervisora permite un nuevo proceso de identificación no presencial a través de una llamada por videoconferencia. De esta manera, el nuevo servicio de alta permite al usuario disponer de una cuenta operativa al momento sin importar el lugar en el que esté y sin necesidad de enviar documentación física. Sólo necesitará un móvil, un selfie y una videollamada.

- PUBLICIDAD -