eldiario.es

Menú

Viajes

¿A qué huele España? Ruta por cuatro olores característicos

Realizamos una ruta por algunos de los olores más característicos del territorio español

La flor del azahar, el jazmín, el eucalipto y el aroma del aceite de oliva perfuman el país y atrapan nuestros sentidos

- PUBLICIDAD -
Jazmines en el barrio granadino del Albaicín

Jazmines en el barrio granadino del Albaicín

“Los olores tienen la característica de reproducir tiempos pasados junto con sonidos y olores nunca igualados en el presente”, dice la escritora mexicana Laura Esquivel en su libro “Como agua para chocolate”. Los olores tienen el poder de transportarnos a otros lugares, de traernos nítidos recuerdos de la infancia o un viaje determinado. ¿A qué huele España? Realizamos una ruta por algunos de sus olores más característicos.

1. La flor del Azahar en Sevilla

"Sevilla tiene un olor especial", podría decir la canción. Los naranjos de sus calles del casco histórico desprenden un olor a azahar en primavera que impregna toda la ciudad y nos hechiza a través de nuestro olfato. Si te preguntas por qué hay tantos en Sevilla (se calcula que existen aproximadamente 40.000 repartidos por sus rincones), la respuesta es que son un legado de los árabes, los cuales extendieron el naranjo amargo por todo el territorio, al ser un símbolo que se asociaba a la felicidad de sus dueños.

Naranjos en el Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla

Naranjos en el Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla

El naranjo toma protagonismo en el Patio de los Naranjos de la  catedral (antes, mezquita), construido en el siglo XII. El patio cumplió las funciones de cementerio, salón de fiestas y de actos culturales. A pesar de que nos pueda tentar pelar una de las naranjas y darle un bocado, esta variedad es amarga y no se puede comer sin cocinar. Eso sí, es ideal para la elaboración de licores como el Cointreau o para la confitería.

2. El eucalipto en el Camino de Santiago

En las etapas finales del Camino Inglés del Camino de Santiago, la ruta se interna entre eucaliptos y muchas son las personas que asocian el final del viaje con ese olor. De hecho, la extensión del eucalipto en territorio gallego es tan grande (esta especie ocupa ahora el doble de superficie que en 1986) que el gobierno gallego planea prohibir este tipo de plantaciones en algunas zonas del territorio para respetar la planificación forestal.

Eucaliptos en el Camino de Santiago

Eucaliptos en el Camino de Santiago

A pesar de esta problemática concreta y territorial, el árbol del eucalipto desprende un aroma que aporta muchísimos beneficios para la salud: mejora los síntomas de la congestión nasal, es un excelente antiséptico dental, ayuda a bajar la presión arterial y tiene un efecto calmante.

3. El jazmín en el barrio granadino del Albaicín

El albaicín huele a jazmín. Este aroma penetrante inunda sus calles empinadas, sus rincones ocultos y sus plazas por donde parece que el tiempo no transcurre. Estas plantas necesitan abundante luz, elemento que no falta en el barrio granadino.

Flor del jazmín

Flor del jazmín

Podemos encontrar jazmines en prácticamente cada carmen, un tipo de vivienda típica del Albaicín y del Realejo y que, normalmente, cuenta con un jardín y un aljibe. El término “carmen”  procede de la voz arábigo-hispana karm que, en su acepción más amplia, significa «viña». La mayoría de ellos son de uso privado, pero también los hay abiertos al público como el  Carmen de los Mártires  que, con más de siete hectáreas, es el más grande de la ciudad. Volviendo al jazmín, en el campo de la aromaterapia, se utiliza como analgésico, relajante muscular, sedante e, incluso, afrodisíaco.

4. El aceite de las almazaras de Jaén

Es imposible escapar al fuerte olor del aceite que desprenden las almazaras situadas entre los campos de olivos. El  Centro de Interpretación “Olivar y Aceite” en Úbeda (Jaén) ofrece la posibilidad de sumergirse en la cultura milenaria del aceite de oliva virgen extra y de realizar cursos de cata. El museo nos brinda  una visión del modo de vida, maquinaria y utensilios del cultivo del olivo y la producción del aceite de oliva virgen extra desde la antigüedad.

Ramas de olivos

Ramas de olivos

Jaén es la provincia donde se concentra la mayor parte del cultivo del olivo y de la producción de aceite de oliva en España, seguida de Córdoba y Granada, por lo que el aroma penetrante del aceite de oliva se repite en numerosos rincones de estas provincias. Si acercamos nuestra nariz al aceite de oliva virgen extra, el aroma que desprende puede ir desde un ligero matiz de hierbas aromáticas a frutas.

- PUBLICIDAD -