eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El movimiento por el tren Ruta de la Plata quiere impedir que levanten las vías entre Plasencia y Baños

Pide una moratoria antes de dedicar el trazado, que según ellos sirve en un 85%, a vía verde

Los 10 municipios con 40 kilómetros afectados, “engatusados” por un camino turístico para el que habría otras alternativas

- PUBLICIDAD -
Levantamiento de vías

Levantamiento de vías Movimiento por el Tren Ruta de la Plata

El Movimiento por el Tren Ruta de la Plata Gijón-Sevilla ha alertado del inicio de levantamiento de las vías del antiguo ferrocarril entre Baños de Montemayor y Plasencia, que seguiría al ya realizado en la provincia de Salamanca y Zamora e impediría, mediante su conversión en vía verde, un proyecto a medio plazo para modernizar y abrir de nuevo al tráfico ese recorrido del Oeste peninsular.

El mal viene según este movimiento del convenio firmado el verano pasado por la Junta de Extremadura y el propietario de las vías y terrenos, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), para la realización de la ‘Vía Verde de la Plata’, un corredor ecoturístico entre Béjar y Plasencia, para el que según los defensores de la Ruta de la Plata existen alternativas perfectamente viables como cañadas, caminos públicos y el propio itinerario del Camino Mozárabe a Santiago..

En opinión de Juan Mena, de la coordinadora de la plataforma, en realidad la Vía Verde proyectada es un señuelo y negocio para Adif, ya que alquilará los terrenos a la decena de ayuntamientos cacereños por los que discurre –Aldeanueva del Camino, Hervás, Plasencia entre ellos- por un precio que para los próximos diez años ha sido pactado en cuatro millones de euros por esa empresa y la Junta.

Son los municipios beneficiarios los obligados a pagar, pero va a ser la Junta la que ponga el dinero, “lo que ha terminado de despejar las reticencias de los municipios, cuyas licencias de obra necesita Adif para el levantamiento de las vías y otros equipamientos”, añade Mena.

Sería el caso de Plasencia, “que en principio no estaba por la labor”.

Cierre definitivo

En opinión del Movimiento Ruta de la Plata, si se llega a realizar la Vía Verde, vedando por al menos veinte años el uso de los terrenos a la vuelta del ferrocarril, cualquier Ministerio de Fomento tendrá más difícil poder rescatar ese trazado ya que debe proceder a expropiaciones, grandes desmontes, etc.

Para ellos entre el 80% y el 90% por ciento de la plataforma actual vale para, reacondicionada, albergar un ferrocarril moderno y electrificado de velocidad alta que vuelva a ser columna y motor de progreso del depauperado oeste español, desaparecido como contrapeso al desarrollismo industrial y demográfico del Mediterráneo. “No valdrían los puentes, ni los túneles porque no cabría la catenaria eléctrica, pero sí gran parte del trazado”, sostiene Mena.

A pesar de esta operación ‘Vía Verde’ en Extremadura, varios municipios de Castilla y León, y Extremadura, han aprobado mociones a favor de la Reapertura de la Ruta de la Plata: León, Zamora, Salamanca, Cáceres, Mérida…

Tren Ruta Plata

Cartel en uno de los convoyes que hacía el recorrido Movimiento por el Tren Ruta de la Plata

También el actual Pacto Social y Político por el Ferrocarril en la región recoge como reclamación estudiar soluciones que permitan recuperar la conexión ferroviaria de la Ruta de la Plata entre Plasencia y Astorga, y poner en servicio lo antes posible el tramo de Extremadura con conexión a la estación del Ave de Plasencia.

Además recientemente la Asamblea de Extremadura aprobó por unanimidad el pedir que la línea Plasencia-Astorga esté en la red ferroviaria europea.

Hasta Algeciras

La demanda de este movimiento por la recuperación del FFCC Vía de la Plata en todo su anterior itinerario entre Sevilla y Gijón quieren ampliarla hasta Huelva y Algeciras, como importantes puertos marítimos que “deben estar interconectados con los del norte por las comarcas y ciudades de Extremadura y de León, para así fomentar el transporte de personas y mercancías. De esta forma nuestros pueblos tendrán en el tren un principal eje de comunicación, más barato social y sostenible. Nuestras industrias y sus localidades quedarían beneficiadas, de ahí a hacer una llamada para que se sumen a nuestras peticiones”.

A favor cuentan con el apoyo de todas las capitales y principales poblaciones de este recorrido con mociones expresas contra el levantamiento “que se quiere perpetrar de forma inminente”. Igualmente hay una iniciativa legal –proposición no de ley- en marcha en el Congreso de los Diputados desde julio pasado. “Cada apoyo que sumemos procedente de personas, industrias locales, empresas de servicios, asociaciones a lo largo de la ruta, medios de comunicación, colectivos y entidades sociales… será agradecido y tendrá compensaciones futuras para todos”.

Las vías actuales “son la garantía de un proyecto futuro”, advierten. “No pueden levantarse sin más alternativa. Es triste que los diez municipios cacereños se hayan hecho cómplices de este despropósito cuando deben apoyar esta justa causa social, ambiental y de comunicación. Son cuarenta kilómetros garantes de un uso público del pasado y para el futuro”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha