eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Rodrigo Rato, Matas, Infanta Cristina: nombres que ahora queman en parques, hospitales y hoteles

La huella de Jaume Matas ha sido retirada por petición vecinal de una placa que conmemoraba las obras del río Guadiana en Mérida

Rodrigo Rato sigue presidiendo la placa que recuerda la inauguración del Parador de Turismo de Plasencia, y el hospital de Badajoz mantiene el nombre de Infanta Cristina tras el intento de IU de pedir su retirada

Monago declaró a Guadiana del Caudillo municipio independiente de Badajoz sin retirar el topónimo alusivo al dictador Francisco Franco, como reclamaban colectivos y ciudadanos

- PUBLICIDAD -
Un operario municipal de Mérida retira la placa a Jaume Matas de la Isla del Guadiana / JCD

Un operario municipal de Mérida retira la placa a Jaume Matas de la Isla del Guadiana / JCD

Son placas y monolitos. En otros casos infraestructuras públicas que conservan sus nombres. El paso del tiempo ha hecho que pasen de personajes ilustres a nombres que incomodan. De protagonistas de la vida pública a encarcelados, procesados o imputados.

Ministros, exvicepresidentes o la infanta Cristina siguen inmortalizando estos espacios en Extremadura para indignación de muchos.

Tras 14 años Jaume Matas se ha quedado sin la placa que descubrió él mismo en noviembre de 2001 en Mérida, siendo ministro de Medio Ambiente de Aznar. Su nombre seguía inmortalizado allí hasta este mismo miércoles --aunque permanecía de de manera disimulada, porque una pintada verde con la palabra ‘Andrea’ lo tapaba--.

Los operarios han retirado la placa instalada que recordaba el inicio de las plantaciones que se llevaron a cabo para regenerar las márgenes del Guadiana en Mérida. Lo hicieron en cumplimiento de la orden de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento, que preside el alcalde socialista Antonio Rodríguez Osuna. José Antonio Monago, como máximo responsable del PP extremeño, ha dicho que la decisión adoptada es "razonable".

El expresidente balear y exministro con Aznar cumple condena por tráfico de influencias en el conocido como 'caso Palma Arena' y el consistorio decidió quitarla a petición vecinal. Una retirada que se ha parecido poco a aquella inauguración, con un ministro rodeado de flashes y expectación. De hecho ninguno de los viandantes que paseaban por la Isla del Guadiana se percataron del momento, un gesto con el que se le desvincula de la ciudad.

Placa conmemorativa a Rodrigo Rato en el Parador de Turismo de Plasencia

Placa conmemorativa a Rodrigo Rato en el Parador de Turismo de Plasencia

La huella de Rodrigo Rato en Plasencia

Rodrigo Rato continúa presidiendo la placa por la inauguración del Parador de Turismo de Plasencia. Su nombre aparece allí como vicepresidente segundo del Gobierno y Ministro de Economía y Hacienda desde febrero de 2000.

Plasencia en Común reclamó por escrito al alcalde del PP Fernando Pizarro que, como regidor de la ciudad placentina, solicitara al Instituto de Turismo de España -de quien es dependiente la red de Paradores- la  la retirada de la placa o su sustitución, alegando que se trata de un “delincuente”. “Es este señor uno de los causantes de la quiebra económica de entidades como Caja Madrid, y posteriormente Bankia, un defraudador como determina incluso la Agencia Tributaria”, según justificaba el escrito.

Para sorpresa de Plasencia en Común la respuesta del equipo de Gobierno fueron tres líneas con el membrete de la Alcaldía y la firma del alcalde con la siguiente justificación: “Se le comunica que si su grupo está interesado en tal gestión, sea él mismo quien solicite la misma”.

El portavoz de esta formación, Abel Izquierdo, se pregunta quién es el regidor del Plasencia, si él o Fernando Pizarro. Advierte que una respuesta así solo viene a mostrar “una estrecha relación entre Rodrigo Rato y el PP de Plasencia”.

“Nos preguntamos por qué, además de mandarnos a nosotros a hacer el trabajo que le corresponde a él como alcalde, no condena el comportamiento de Rodrigo Rato, un gesto que no vendría mal para quitar cualquier duda sobre la connivencia entre el PP de Plasencia y los corruptos”.

Hospital Infanta Cristina de Badajoz

Hospital Infanta Cristina de Badajoz

La Infanta Cristina y el hospital de Badajoz

El principal hospital de la ciudad de Badajoz, y de la región, lleva el nombre de Infanta Cristina, algo que fue motivo de discusión la pasada legislatura en la Asamblea de Extremadura. Allí el Grupo de Izquierda Unida llevó la propuesta de retirar el nombre de la infanta durante una sesión de la c omisión parlamentaria de Salud y Política Sociosanitaria. La propuesta fue rechazada e IU se quedó sola, con los votos en contra del PP y los regionalistas del PREX-CREX, y la abstención del PSOE.

Según argumentó el entonces diputado de IU Víctor Casco el comportamiento ético de esa persona “está manchado, y deberíamos de retirar esa denominación. Además no tiene nada que ver con la medicina en Extremadura”.

En su intervención el diputado hacía hincapié en que la denominación de un centro hospitalario debe recoger la figura de una persona con una trayectoria y un comportamiento ético que pueda servir de ejemplo a la ciudadanía. “Entendemos por ello que la denominación de Infanta Cristina es una mala denominación, es incorrecta”. Hizo referencia a la presencia de 167 páginas por las que se le imputa por fraude fiscal y blanqueo de dinero a la hermana del rey, por sus vinculaciones con la empresa Aizoon. Sus argumentos no convencieron al resto de grupos, y la propuesta no salió adelante.

Monago Guadiana

Monago, presidiendo la independencia de Guadiana, con el topónimo a Franco incluido / GobEx

La sombra de Franco en Guadiana del Caudillo

Existen más denominaciones que han hecho estallar la polémica, en este caso con el dictador Francisco Franco. Se trata del caso de Guadiana del Caudillo, uno de los pueblos de colonización de Badajoz que conservan en su nombre la alusión explícita al dictador. 

Guadiana del Caudillo se constituyó como localidad independiente de Badajoz en 2012 tras una lucha con la Junta de Extremadura bajo la etapa del PSOE. Tras mucha polémica Monago concedió la independencia a la localidad con topónimo franquista incluido.

Antes de la independencia, la Junta ponía como requisito para su segregación de Badajoz que Guadiana eliminase el topónimo ‘Del Caudillo’, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, algo que la corporación y el alcalde pedáneo (PP) no aceptaban. Finalmente tras perder las elecciones el PSOE y entrar en la Junta Monago, se les concedió su independencia, en contra de la voluntad tanto de vecinos de Badajoz como de colectivos en defensa de la memoria histórica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha