eldiario.es

Menú

GALICIA

Feijóo mantendría una cómoda mayoría absoluta en Galicia

El PP repetiría, según el CIS, sus resultados de 2012 (45% de los votos y 40-41 escaños), a pesar del ascenso de En Marea (15-17), que iguala con el PSOE (16)

- PUBLICIDAD -
arco gallegas v3

arco gallegas v3

Alberto Núñez Feijoo podría mantener con comodidad la mayoría absoluta de la que disfruta en la actualidad en Galicia, si atendemos a las estimaciones realizada por el CIS en la encuesta que publica este jueves. El PP (45,5% y 40-41 escaños) prácticamente repetiría su resultado de 2012 (45,8% y 41), a pesar del ascenso de En Marea (15-17), que igualaría con el PSOE (16), obteniendo ambos partidos el 19,9%. El BNG (2) sólo obtendría representación en A Coruña y Pontevedra, donde Ciudadanos (0-1) podría obtener un diputado.

De cumplirse lo pronosticado por el CIS, el Partido Popular obtendría un triunfo rotundo en Galicia, todo un espaldarazo para Mariano Rajoy en el actual impasse político y ante la perspectiva de una nueva repetición electoral. De igual manera, Alberto Núñez Feijóo saldría muy reforzado con una tercera mayoría absoluta, ganando aún más crédito en el seno de su partido. En cualquier caso, a lo largo de las últimas semanas el candidato popular se ha comprometido en varias entrevistas a ocupar la Presidencia de la Xunta hasta el final de la legislatura si es elegido de nuevo.

En Marea obtendría un resultado positivo aunque insuficiente en sus primeras elecciones autonómicas. Con un 19,9% mejoraría en 6 puntos y de seis a ocho escaños el resultado obtenido por AGE en 2012. Sin embargo, se quedaría por debajo de los registros obtenidos en las elecciones generales de diciembre (25%) y junio (22,2%). Y, sobre todo, lejos de la posibilidad de que el PP pierda la mayoría absoluta y el Gobierno.

La candidatura encabezada por Luís Villares rozaría el ansiado sorpasso ante un PSdeG-PSOE que perdería un punto y tres escaños con respecto a 2012 e igualaría su peor resultado histórico (los 15 escaños de 1997). Los socialistas, encabezados por Xaquín Fernández Leicega, mantendrían el segundo puesto en Lugo y Ourense, pero caerían a la tercera posición en A Coruña y Pontevedra, en una precampaña dominada por los enfrentamientos internos motivados por la composición de las listas.

De darse estos resultados, uno de los grandes derrotados sería el BNG, que continuaría su descenso, perdiendo 5 de sus 7 representantes y la mitad de sus votos. Con un 5,3% de los votos, mantendría su representación en las provincias de A Coruña y Pontevedra, salvando por poco el exigente límite del 5% marcado por la legislación gallega. Finalmente, Ciudadanos podría entrar en la Cámara gallega con un ajustado escaño por la provincia de Pontevedra y un 4,4% del voto total en la comunidad.

El sondeo, con un total de 3.454 entrevistas realizadas entre el 29 de agosto y el 2 de septiembre, prevé una elevada participación: Un 73% afirma que “con toda seguridad” acudirá a votar y otro 16% dice que “probablemente” lo hará, cuando hace cuatro años tan sólo lo hizo un 64% del censo residente.

Así mismo, destaca el dato de que a tres semanas de las elecciones un tercio de los electores (un 35%) no tenía decidido su voto. Las “dudas” más frecuentes se dan entre PP-PSOE (10.9%) , PSOE-En Marea (12,1%) y En Marea-BNG (6,8%). Como referencia, en el estudio preelectoral del CIS en 2012 un 62% afirmaba que acudiría a votar “con toda seguridad” y otro 19% “probablemente” y unas semanas antes de aquellos comicios un 37% no había decidido el sentido de su sufragio. Eso sí,  en aquella ocasión aunque el CIS pronosticó acertadamente que el PP obtendría mayoría absoluta, erró por completo en la estimación de AGE (a quien le auguraba la consecución de un único escaño).

Feijoo no acusa desgaste

Alberto Núñez Feijóo es el candidato mejor valorado, consiguiendo un aprobado (5,24 sobre 10), seguido de Luís Villares (En Marea) con un 4.62, Ana Pontón (BNG) con un 4.47, Xaquín Fernández Leiceaga (PSdeG-PSOE) con un 4.29 y Cristina Losada (Ciudadanos) con un 4.07. Además, el actual presidente de la Xunta consigue un nivel de conocimiento casi unánime (98,5%), muy alejado del de sus competidores, todos por debajo del 50%. Villares, a pesar de ser el segundo más valorado, sólo es conocido por el 33% de los electores.

Así mismo, la valoración de la gestión realizada por el PP en la Xunta es mejor que la que tenían los gallegos y gallegas en la encuesta preelectoral del CIS de hace cuatro años, al igual que la valoración de la situación política y económica en Galicia. Feijoo, por lo tanto, no parece acusar el desgaste de la acción de Gobierno ni de los efectos de la crisis y los recortes. Eso sí, a pesar de la amplia mayoría popular que la encuesta recoge, un 57% de los y las entrevistadas dice que preferiría que gobernase un partido distinto al PP. Preguntados gallegos y gallegas por sus mayores preocupaciones, la situación de la sanidad pública se cuela en tercer lugar, por detrás del paro y la economía, emergiendo como uno de los puntos negros en la gestión popular en la Xunta.

Varias Galicias

En los datos ofrecidos por el CIS también se advierte una gran diferencia entre las preferencias de las distintas generaciones de gallegos y gallegas. En Marea es la primera fuerza en intención de voto directa y simpatía entre los y las menores de 34 años, rozando el resultado del PP en la franja de edad de 35 a 44. Por encima de los 45, sin embargo, los populares dominan con claridad. Por encima de 55, el PSdeG-PSOE mantiene el segundo puesto.

El PP obtiene sus mejores resultados en las localidades de menos de 2.000 habitantes, sin embargo extiende su claro dominio a todos los espacios, también a los urbanos. En Marea, aunque constata su debilidad en los municipios de pequeño tamaño (es superada por el PSOE en aquellos que tienen menos de 10.000 habitantes), no obtiene sus mejores registros en las ciudades, como sería esperable, sino en las villas de tamaño medio (10-50 mil habitantes). Los socialistas, por su parte, distribuyen sus apoyos de manera muy homogénea.

Finalmente, la encuesta constata unha gran solidez en los apoyos populares, consiguiendo el PP la mayor fidelidad entre sus votantes de 2012 (87%), incluso por encima de la que recoge En Marea entre los votantes de AGE (78%). La candidatura liderada por Luís Villares suma el respaldo de un 21% de los ex-votantes socialistas y de un 42% de los antiguos apoyos del BNG. En relación con las elecciones generales del pasado 26 de junio, la fidelidad de los votantes populares se eleva al 91%, recogiendo el PP, además, uno de cada tres votos de Ciudadanos. Mientras, en el caso de En Marea desciende al 75% y en el del PSOE se sitúa en el 66%.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha