eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las protestas de Unidos Podemos por la activista argentina encarcelada obligan a Macri a responder por el caso

Tras la petición presentada por los diputados de Unidos Podemos y las palabras de Iñigo Errejón, el presidente Mauricio Macri se ha visto obligado a hablar sobre la detención de la dirigente social y el tema ha vuelto a los titulares de la prensa

91 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Podemos pide una reunión a Macri sobre el caso de la activista Milagro Sala

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; la portavoz de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, Irene Montero; la portavoz adjunta, Ione Belarra; los diputados Íñigo Errejón, Rafael Mayoral y Noelia Vera, no aplauden la intervención del presidente Macri en el Congreso.. EFE

“¿Quién es el chico de los anteojos?”, pregunta la señora, con cara de intrigada. El señor que le vende el periódico, y con el que comenta las noticias, no sabe su nombre. El joven de las gafas es Íñigo Errejón, convertido en el personaje del momento en Argentina tras su discurso de recibimiento al presidente Mauricio Macri. Sus encendidas palabras se colaron en los informativos entre las imágenes que retratan la visita oficial del presidente a España.

Errejón fue trending topic en las redes sociales y compitió en antena con los vídeos del “duelo de estilo” entre la reina Letizia y la esposa de Macri, Juliana Awada. Pero la consecuencia más notoria de la petición de Unidos Podemos  en el Congreso es que el presidente argentino se ha visto obligado a hablar sobre Milagro Sala fuera del país, un tema que de alguna forma ha empañado un viaje que se antojaba cómodo y fotogénico.

Macri defendió la independencia judicial argentina ante las solicitudes de liberación de la dirigente social, que lleva en prisión preventiva más de un año, injustamente según varios organismos de derechos humanos

"Podemos nos acercó una petición muy educadamente. El tema está en manos de la Justicia de Jujuy, que por suerte ha tramitado una apelación que quedó en la Corte Suprema”, aseguró el presidente argentino en la rueda de prensa conjunta con Mariano Rajoy. Además, recordó que el Gobierno ha invitado a organizaciones no gubernamentales de derechos humanos a visitar Jujuy.

El Grupo de Trabajo de la ONU sobre la Detención Arbitraria, que pidió a Argentina la liberación de la dirigente social, aceptó en diciembre la invitación del Gobierno argentino. Además, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA ha aceptado reunirse en Jujuy en mayo.

El Gobierno sostiene que quiere que las misiones de la OEA y la ONU tomen contacto directo con Sala, con los funcionarios judiciales que llevan adelante la causa por malversación de fondos de su agrupación, Tupac Amaru, y con el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

Pero la repercusión internacional que está teniendo este tema no resulta cómoda para el Gobierno argentino. Desde la petición de la ONU se han sucedido las declaraciones de numerosas organizaciones, incluida una carta que el secretario de Amnistía Internacional de Canadá, Alex Neve, le entregó al primer ministro, Justin Trudeau, antes de su reunión con Macri.

Pero el gesto de los diputados de Unidos Podemos, quizá por la cercanía lingüística e histórica con España, ha causado mayor revuelo. El canal de televisión C5N ha entrevistado a Errejón y a Pablo Iglesias para hablar del tema, mientras radios y periódicos –afines y contrarios al Gobierno de Macri– han consignado el “momento incómodo” de la comitiva argentina en España.

"Es evidente que tenemos una visión ideológica distinta, es algo respetable, y así hay que entenderlo", explicó la canciller Susana Malcorra. Y cuando los medios argentinos le preguntaron por la cercanía de Unidos Podemos con el kirchnerismo, Malcorra esquivó el asunto: "Podemos tiene una agenda propia, no puedo juzgar; los argentinos tenemos que acostumbrarnos a vivir en la diversidad, y respetar".

Ese no fue el espíritu en las redes. Como siempre, la división de opiniones tuvo mucho de enfrentamiento, algo que Errejón habrá podido comprobar en las incontables reacciones al tuit fijado en su timeline.

Algo debe saber del encendido clima político argentino, porque ha visitado el país en más de una oprtunidad de la mano de Juan Carlos Monedero. Incluso había tenido ya alguna aparición televisiva para explicar la irrupción de Podemos en el panorama electoral español. Pero claro, sin una repercusión como la de esta semana. El “vamos a volver” de Errejón ha vuelto a encender pasiones al otro lado del Atlántico y también le ha convertido, al menos por unos días, en el chico ‘de las gafas’ del momento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha