eldiario.es

Menú

El Ayuntamiento de Alcorcón beneficia al medio de una periodista de su gabinete en el reparto de anuncios

Rebeca González Amoriz es apoderada de la empresa que edita el periódico Al cabo de la calle y a la vez trabaja en el gabinete de prensa del Consistorio

El medio recibe 30.000 euros anuales en concepto de publicidad institucional del equipo de David Pérez (PP), una cantidad superior a la de la competencia

La sociedad propietaria de la cabecera está administrada por una empresa del padre de la periodista, Felipe González Gervaso, investigado por amañar concursos

- PUBLICIDAD -
Portada del número del 12 de julio de 2017 de Al cabo de la calle Alcorcón.

Portada del número del 12 de julio de 2017 de Al cabo de la calle Alcorcón.

Rebeca González Amoriz trabaja como cargo de confianza en el gabinete de prensa del Ayuntamiento de Alcorcón y a la vez es apoderada de la empresa que edita el periódico que más dinero recibe en publicidad institucional del Consistorio. El Gobierno de David Pérez (PP) ha asignado este año 30.492 euros a Al cabo de la calle, una cantidad superior a la que reciben los medios de la competencia, según los expedientes de contratación a los que ha tenido acceso eldiario.es. 

González Amoriz fue redactora de la cabecera y desde mayo de 2017  figura como apoderada de la empresa editora, Magnífico Madrid Films S.L. Esta compañía está administrada por una de las empresas del padre de la periodista, Felipe González Gervaso,  investigado en el caso Teatro y señalado por la justicia como una de las piezas centrales en los amaños de concursos en Getafe durante el mandato de Juan Soler (PP). La sociedad se llama Promociones Inmobiliarias González Gervaso, SA y la Policía la identifica como una compañía usada por el empresario como pantalla para presentarse a los concursos públicos y darles apariencia de legalidad.

El pleno del Ayuntamiento de Alcorcón aprobó en diciembre de 2015 con el apoyo de todos los grupos y la abstención del PP una moción del grupo socialista para crear una Comisión Especial de Comunicación. Esta comisión, cuyo objetivo era que los grupos políticos participaran en la "estrategia de publicidad y comunicación institucional en medios que se paga con fondos públicos", nunca se ha puesto en marcha. Las decisiones sobre el reparto de publicidad institucional las toma la Junta de Gobierno donde solo tiene representación el Partido Popular.

La oposición admite que en ese contexto el "control que se puede hacer del reparto de los anuncios es escaso". "Desconocemos cuál es la tirada o el impacto de cada medio y no se dan explicaciones sobre por qué se reparten así los anuncios. El Gobierno aquí lo bloquea todo y la comisión que propusimos depende de la concejalía de Presidencia. Se aprobó y no la convocan", explica la concejala socialista Sonia Sánchez. Esta edil asegura, además, que la oposición llevó "a la comisión de vigilancia de la contratación varios contratos porque los firmaba un cargo de confianza y no un funcionario", una irregularidad que se ha corregido.  

Al cabo de la calle es una publicación bimensual en papel con varias ediciones en el sur de Madrid. La de Alcorcón cuenta con una página completa de publicidad institucional del Consistorio en cada número. Entre los anuncios publicados –lectura en verano, oficina de atención al ciudadano, comercio de proximidad...– se cuela uno que vende el descenso del paro con el Gobierno del PP: "5.600 parados nuevos en cuatro años. Alcorcón, ciudad líder". Esta publicidad en concreto ha sido denunciada por la oposición que la considera "autobombo, no un servicio público". 

Así se reparten los anuncios

El periódico editado por Magnífico Madrid Films S.L se lleva la mayor parte de la tarta de la publicidad institucional del Ayuntamiento. En 2016 recibió la misma cuantía que este año (30.492 euros), según la documentación a la que ha tenido acceso este medio. Y estas fueron las cantidades percibidas por la competencia: Gente en Madrid, 26.620; Sur Madrid, 20.872 euros; Alcorcón al día, 16.456 euros; deportedealcorcon.com, 4.840; Domingolm y  todoociomadrid.es, 2.420 euros.

En el reparto de 2017, algunos de estos medios ( Al Cabo de la Calle, Sur Madrid o Domingolm) mantienen las cantidades y otros bajan (es el caso de Gente en Madrid, que recibe 12.000 euros menos, o  Alcorcón al Día). Se suman además, según el listado al que ha accedido eldiario.es, las cuñas publicitarias en Cope Madrid Sur por valor de 10.000 euros.

eldiario.es se ha puesto en contacto con Rebeca González para recabar su versión sobre esta información pero ha preferido no pronunciarse. 

Su padre, imputado en el caso Teatro

Magnífico Madrid Films S.L, la sociedad editora de Al cabo de la calle,   está administrada por Promociones Inmobiliarias González Gervaso, S.A, compañía de la que es representante el padre de Rebeca González Amoriz, Felipe González Gervaso. Según un informe de la Policía Judicial de Madrid en manos del juez del caso Teatro, Javier Achaerandio, González Gervaso eligió a las empresas que se presentaron al concurso para la demolición del antiguo teatro Madrid de Getafe, adjudicado por la empresa pública GISA.

Los agentes señalan en su informe que él aportaba empresas pantalla al concurso para disimular que estaba amañado desde el principio. En la documentación que obra en manos del juez, la Policía indica que existía una concertación de las empresas en este proceso. Todas estaban vinculadas entre sí, y dos de ellas compartieron oferta "sabedoras de que no resultarían adjudicatarias". A cambio, el Ayuntamiento de Getafe, dirigido por Juan Soler, devolvía el favor a González Gervaso ofreciéndole la posibilidad de enchufar a quien quisiese en otra empresa pública de la localidad.

La figura de González Gervaso ha ido ganando peso en la instrucción del caso Teatro a medida que ha avanzado. Tanto, que el magistrado instructor  le llamó a declarar por segunda vez en febrero de este año después de que otro empresario le acusara de manipular su oferta a un concurso público de la localidad: según esa denuncia, subió su importe, falsificó su firma y se aseguró así de que no la competencia no iba a ganar la adjudicación.

Según el juez del caso Púnica, Eloy Velasco, González Gervaso y el secretario general del PP de Madrid y exvicepresidente de la Comunidad Francisco Granados mantenían una estrecha relación. Por eso, unos meses antes de la detención de Granados, en octubre de 2014, el juez argumentó la necesidad de pinchar sus teléfonos. Entre las razones que daba estaban la intensa actividad de Granados y sus constantes reuniones con empresarios de todo tipo. En concreto, con Felipe González Gervaso, de quien el juez alerta de que se trata de un empresario "vinculado a la promoción inmobiliaria".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha