eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

Confianza se escribe con K

El UCAM Murcia derrotó a Tecnyconta Zaragoza en un partido difícil, que encerraba muchos peligros

- PUBLICIDAD -
Corro del CB Murcia tras la victoria contra Zaragoza

Corro del CB Murcia tras la victoria contra Zaragoza

El UCAM Murcia derrotó a Tecnyconta Zaragoza en un partido difícil, que encerraba muchos peligros y en el que finalmente se impuso gracias a su talento ofensivo y a su confianza. Acertó de nuevo Fotis Katsikaris al advertir que cada partido tiene un guion diferente, pero el resultado fue favorable a los suyos y por eso hay que darlo por bueno. Por muy bueno, diría yo. No habría sido descabellado que Murcia perdiera porque cada vez que tuvo ocasión de romper el encuentro, Zaragoza recortó inmediatamente a base de triples y de mates.Tampoco habría sido descabellado que perdiera porque Luis Guil supo abrir vías de agua en la defensa murciana, hasta ahora dura y hermética, y, sin embargo, llegados a los momentos clave, Zaragoza fue incapaz de frenar el torrente anotador de un CB Murcia en estado de gracia y que casi siempre estuvo por delante.

Aunque Murcia no pudo romper el partido hasta el final, desde mi punto de vista, tampoco dio la sensación de ir a perderlo; o Zaragoza no dio la sensación de ir a ganarlo. Los jugadores del equipo murciano tienen y transmiten confianza. Hay mucho trabajo diario ahí detrás, como ha reconocido uno de los héroes del choque, Vitor Benite.

En el CB Murcia – Zaragoza hubo varios momentos complicados. Por un lado, los dos primeros cuartos arrojaron un marcador corto y el conjunto local parecía correr con una piedra en el zapato. Los maños cortaban la defensa murciana como mantequilla, y salvo las acciones defensivas de Tumba, nada intimidaba a Zaragoza delante del aro local. La salida del tercer cuarto cambió el decorado: el equipo rojiblanco se soltó la melena en ataque, y las pocas veces que falló, fue capaz de dominar el rebote ofensivo obteniendo segundas oportunidades que acabaron en canasta.

Sin embargo, aunque también enlazó un par de buenas defensas, Murcia no pudo redondear su actuación dominando con claridad atrás, como sí sucedió en el partido contra Fuenlabrada, por ejemplo, en el que todo lo hizo bien de principio a fin.

Con las bajas de Soko y Pocius, y con un Rojas algo descolocado por sus pares, Katsikaris tuvo que mantener durante más tiempo en pista a Facu, Baron y Benite. Campazzo prosiguió en su tendencia de buen criterio y pocos errores, Baron demostró de nuevo que tiene más baloncesto que el lanzamiento exterior, y Benite exhibió su clase y su letal mano de seda.

Antelo recuperó su mejor versión anotando en la pintura y luchando cada balón, mientras que la presencia de Radovic volvió a ser determinante no sólo por lo que aporta de manera directa, sino por el chute de energía y la marcha extra que da siempre a su equipo. Kevin Tumba completó una de sus mejores actuaciones en Murcia, machacando e intimidando siempre que tuvo ocasión, y Delía, aunque tuvo menos protagonismo, trató de mantener el nivel. Ambos contaron con unos minutos adicionales de respiro gracias a Clark. Y Pedro Llompart, del que ya se ha alabado su recuperación para la causa, que ha resultado tan importante en la reacción del equipo, dio de nuevo sobriedad y orden en el ataque, muchas y muy buenas asistencias y un triple en uno de los instantes calientes del partido.

Hace unos meses, cuando la tensión era palpable y las derrotas se acumulaban en las espaldas, Facundo Campazzo resumió el sentir del CB Murcia diciendo que la pelota se les hacía grande y pesada y que el aro se veía muy alto y muy pequeño. La imagen es perfecta para describir esa espiral en la que se meten a veces los equipos que parecen resbalar por un terraplén y no encuentran dónde agarrarse, y cuyos jugadores apenas se sienten jugadores, sino simplemente perdedores.

En esa espiral cada uno intenta salvar la nave en solitario, o salvarse a sí mismos, y todos se sienten inútiles, y los equipos finalmente se desmoronan sin posibilidad de frenar el desastre. El CB Murcia se ha salvado a tiempo porque Fotis Katsikaris llegó y porque ha llevado a cabo mucho trabajo mental, primero, y táctico después. Ha habido mucha poda de ramas secas y mucho fertilizante, y ahora el árbol es otro. El entrenador griego ha sabido insuflar confianza en la mente y en el corazón de sus jugadores, y sus jugadores han sido lo suficientemente fuertes e inteligentes como para asimilarla. Por eso hoy podemos decir que, en Murcia, la palabra confianza se escribe con K.

Fotis, quédate

La afición murciana pidió a gritos el regreso de Fotis Katsikaris y ahora pide su continuidad. Es lógico, teniendo en cuenta que con él se alcanzó el techo en la historia de este club y que con él se ha obrado lo que hasta hace muy pocas fechas parecía imposible. Los números del CB Murcia desde que Katsikaris se situó de nuevo al mando son de ‘equipo top’, de dominador de la liga. Más allá de cómo concluya la temporada, de si se logra entrar en los playoffs, o se alcanza la 9ª plaza y una nueva presencia en Eurocup, o finalmente se queda en 10ª posición, el sólo hecho de que haya tenido opciones es como para echar toda la carne en el asador este verano y luchar por la continuidad del entrenador heleno.

Ahora no valen medianías ni excusas de mal pagador, porque todos sabemos que el verano pasado Fotis habría seguido en Murcia si se le hubiera ofrecido no ya un gran salario, sino ‘simplemente’ -que no es poco- un proyecto serio y unas intenciones claras y decididas de seguir dando pasos hacia adelante. Si lo que se le ofreció fue un mutis por el foro, dudas o un ‘sí pero no’, lo normal era que levantara el vuelo. ¿Se repetirá el error, o se irá con todo? Veremos.

Lo que viene

Lo que viene es una semana que hay que vivir con ilusión, con mucha ilusión, porque hace muy poco todos mirábamos el calendario y pensamos que tendríamos que vivirla con angustia. Quedan tres partidos complicadísimos (Gran Canaria, Unicaja y Valencia), y hay tres equipos en un margen de dos victorias luchando por la última plaza de playoff. Andorra, Bilbao y Murcia, por ese orden, jugarán al éxito propio y al fracaso ajeno con un calendario de miedo. Si nos atenemos a los cálculos que ya están hechos y publicados, cualquier cosa puede pasar, y aun estando por detrás, los números dan una vida extra al equipo rojiblanco.

Un ejemplo bastante revelador es que en estos momentos sólo ocho equipos de la ACB han anotado más puntos de los que han recibido: los siete primeros de la clasificación y el CB Murcia (2.336-2.329), con el importante matiz de que Murcia lleva un balance de 12-15, mientras que los otros siete equipos acumulan más victorias que derrotas. Y ni Andorra, con un 15-14, ni Bilbao, con un 14-15, han anotado más puntos de los que les han metido. Otro dato que insufla esperanza a los murcianos es que, en caso de empate entre equipos, el CB Murcia tiene ganados los averages particulares tanto con Andorra como con Bilbao, y en un triple empate presenta un balance de 3-1 frente a un 2-2 de Andorra y un 1-3 de Bilbao.

Todo el tenderete podría caerse abajo en la próxima jornada si Murcia pierde en la pista del Gran Canaria y Andorra gana en la suya al Valencia Basket, pero se mantendrá una jornada más si tanto CB Murcia como Andorra ganan, y se reforzará si los murcianos se traen la victoria de las islas y los andorranos caen derrotados en el Pirineo. Ahí sí que la cosa echará fuego.

Para acabar este artículo, una tanda de verdades con barniz de tópico: ganar en Gran Canaria será muy difícil porque se trata de uno de los mejores equipos de la liga. Murcia ya se ha enfrentado al equipo amarillo tres veces esta temporada y ha sumado tres derrotas, dos en Eurocup y una en liga. El traje principal, los complementos y el fondo de armario del Granca son envidiables para cualquier equipo español, y no es necesario hacer un repaso de los nombres porque los conocemos de sobra. Tan sólo señalaré la importancia de recuperar a Pocius, y citaré dos duelos que prometen emociones fuertes: los de Facu contra McCalebb, y Baron contra Kuric. Al CB Murcia no le bastará con estar acertado en el lanzamiento para ganar, también deberá recuperar su mejor versión defensiva.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha