eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Más de la mitad de los desempleados de Cantabria no cobra ninguna prestación

Los sindicatos denuncian la precariedad del mercado laboral pese al descenso del paro en el mes de abril y recuerdan que casi un 94% de los contratos firmados en ese periodo son temporales.

Ignacio Diego (PP) presume de una reducción de 700 parados a lo largo de la legislatura como un "compromiso cumplido" y presenta estas cifras como "aval" para su reelección como presidente.

- PUBLICIDAD -
Los hogares con todos sus miembros en paro suben en 27.300 hasta 1.793.600

Casi 24.000 desempleados están excluidos del sistema de protección por desempleo en Cantabria.

Cantabria superó en abril un récord histórico: más de la mitad de los parados registrados en la comunidad autónoma no cobra ningún tipo de ayuda o prestación social por desempleo. La precariedad del mercado laboral es, según los sindicatos, la clave fundamental que empuja a los ciudadanos hacia "la pobreza y la exclusión social". Y todo ello pese a que el paro bajó en el último mes en 1.914 personas -el mayor descenso de todo el país en términos interanuales- y dejó la cifra total en los 45.806 parados.

Los últimos datos sobre empleo antes de que se celebren las próximas elecciones autonómicas y municipales han servido a los distintos partidos y agentes sociales para hacer valoraciones muy distintas. Mientras el presidente de Cantabria, Ignacio Diego (PP), presumió de una reducción de poco más de 700 parados a lo largo de la presente legislatura y presentó estas cifras como "aval" para su reelección, la oposición critica el "deterioro" del mercado de trabajo y las centrales sindicales señalan que casi un 94% de los contratos firmados en abril fueron temporales.

"Mi Gobierno ha cumplido su compromiso de reducir el paro esta legislatura", aseguró el líder de los 'populares' cántabros en una rueda de prensa convocada con la intención de sacar rentabilidad electoral a las puertas del inicio oficial de la campaña.  "Unos pocos meses de un Gobierno irresponsable al frente de Cantabria, cayendo en los mismos vicios del pasado, y se frenaría el crecimiento y volvería la destrucción de empleo. Es tremendamente sencillo volver a destruirlo todo", recalcó Diego durante su intervención.

Pobreza y exclusión

Un triunfalismo que contrasta con la valoración de los sindicatos mayoritarios. Tanto Comisiones Obreras (CC.OO.) como UGT relacionan directamente la disminución "estacional" del desempleo con la celebración de una Semana Santa que ha sido "muy positiva" para la hostelería y que se asienta, además, en una abrumadora mayoría de contratos temporales, que en algunos casos no superan los pocos días.

"Todos los meses superamos máximos históricos de empleo muy precario y temporal y el pasado mes de abril no ha sido una excepción", indicó la secretaria de Empleo y Formación de UGT en Cantabria, Ana Belén Álvarez. "La fórmula es bien sencilla: si los empleos son temporales, muy precarios y de escasa duración, el paro bajará hoy pero subirá mañana, mientras crece el número de desempleados que no perciben prestación contributiva y ni siquiera la asistencial de 426 euros mensuales", resumió la sindicalista.

En la misma línea se pronunció la responsable de Empleo de CC.OO. en la región, Laura Lombilla.  En un comunicado, lamentó que más de la mitad de los parados de Cantabria "no cobran ningún tipo de prestación", lo que se traduce en que 23.868 personas están excluidas del sistema de protección por desempleo. "Tener ahora un trabajo no es una garantía para conseguir una vida de calidad", consideró Lombilla. Como alternativa, el sindicato propone combatir este problema con la introducción de una renta mínima y con programas específicos para reinsertar a los parados de larga duración en el mercado laboral.

Sin embargo, no todo han sido críticas. USO calificó como "buenas" las cifras del paro registrado en Cantabria el pasado mes de abril, aún descontando los efectos estacionales. "No hay sociedad justa sin empleo justo y esa es la tarea inmediata y prioritaria que debemos abordar todos, agentes sociales y clase política, sin frentismos interesados ante horizontes electorales", defendió el sindicato, para quien la "recuperación" debe ser utilizada para aumentar las políticas sociales para los colectivos que la crisis ha dejado "sin recursos" al agotar las prestaciones.

Interpretación "tramposa"

Pese a esta petición de USO, el enfrentamiento político ha vuelto a repetirse como cada vez que se conocen las cifras del paro. Como respuesta a la valoración triunfalista de Ignacio Diego, el secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, exigió al presidente que no sea "tramposo" y reconozca que Cantabria tiene a día de hoy "10.600 parados más" que al término de la legislatura anterior, como puso de manifiesto hace unos días la Encuesta de Población Activa (EPA).

Revilla ha rechazado de este modo la interpretación, a su juicio, "mentirosa" de los datos de paro registrado correspondientes al mes de abril que Diego realizó este martes ante los medios de comunicación y le reprochó que "se atreva a sacar pecho ante los cántabros después de la debacle económica y de empleo que su Gobierno ha provocado". "En lugar de colgarse medallas, debería pedir perdón a todos los cántabros por su fracaso en materia de empleo y por todo el sufrimiento y la pobreza que la incapacidad política de su Gobierno y su falta de reivindicación ante el Estado han traído a la región", concluyó.

El expresidente regionalista recordó que es la EPA la que refleja "la realidad de la evolución del empleo", junto con la afiliación a la Seguridad Social, que a día de hoy asciende a 202.099 personas, frente a las 218.300 de hace cuatro años, lo cual indica que en este momento en Cantabria "están trabajando 16.201 personas menos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha