eldiario.es

Menú

Museo de Bellas Artes de Bilbao restaura obras de Van Dyck, Maeztu, Quintín de Torre, Andrés Nagel y Roberto Laplaza

Aburto dice que conservar y restaurar su patrimonio es una de las actividades más necesarias del Museo y agradece el apoyo de Iberdrola

- PUBLICIDAD -
Museo de Bellas Artes de Bilbao restaura obras de Van Dyck, Maeztu, Quintín de Torre, Andrés Nagel y Roberto Laplaza

El Programa Iberdrola Museo Restauraciones 2015 ha permitido intervenir y restaurar este año la obra 'Lamentación sobre Cristo muerto', de Anton Van Dyck; 'El ciego de Calatañazor', de Gustavo de Maeztu; un óleo y acrílico sobre poliéster y fibra de vidrio, madera y cristal de Andrés Nagel; la escultura 'La farsa', de Quintín de Torre; y una docena de dibujos al carboncillo y tinta de Roberto Laplaza.

El alcalde de Bilbao y presidente de la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao, Juan María Aburto, el delegado institucional en el País Vasco de Iberdrola, Asís Canales, el director del Museo de Bellas Artes de Bilbao, Javier Viar, y la jefe del departamento de Conservación y Restauración del museo, María José Ruiz-Ozaita, han presentado este viernes las obras restauradas.

La restauración se ha llevado a cabo gracias al apoyo que Iberdrola brinda al programa de Conservación y Restauración del museo financiando el tratamiento anual de una serie de obras de su colección permanente, así como una Beca de Formación e Investigación en el departamento de Conservación y Restauración.

El tratamiento dado a la obra de Van Dyck 'Lamentación sobre Cristo muerto' (1634-1640) ha consistido en la limpieza del estrato superficial, eliminando el barniz oxidado, manchas y depósitos de suciedad sobre la materia pictórica, ha explicado Ruiz-Ozaita. También se ha procedido a la reintegración cromática de pequeñas lagunas y corrección de deformaciones del soporte, y a la limpieza del marco y reconstrucción de pérdidas de dorado.

En cuanto a la obra del alavés Gustavo de Maeztu 'El ciego de Calatañazor' (1915), se ha procedido al fijado y corrección de fuertes craquelados, levantamientos y deformaciones de la materia pictórica y del soporte, así como a la limpieza del denso estrato de barniz y suciedad. Asimismo, se ha llevado a cabo la reintegración de lagunas, limpieza del reverso y tratamiento del marco.

'La farsa' (1930), escultura del bilbaíno Quintín de Torre, se ha sometido a un tratamiento de consolidación en diversos puntos, corrección de encolados antiguos, limpieza de estrato de suciedad y reconstrucción de elementos perdidos. Asimismo, se ha acondicionado una peana adecuada para su correcta exposición, manipulación y transporte.

La intervención en la obra del guipuzcoano Andrés Nagel '8202' (1982) ha consistido en la consolidación estructural y del material pictórico, así como en el tratamiento del estrato superficial compuesto por una densa capa de sustancias de diversa naturaleza. Además, se ha llevado a cabo la reintegración cromática, revisión del anclaje e instalación en el muro.

En cuanto a los 12 dibujos al carboncillo y tinta sobre papel verjurado, fechados entre 1875 y 1895, del bilbaíno Roberto Laplaza, se ha procedido al fijado de los elementos sustentados, limpieza mecánica y desadificación del soporte, eliminación de deformaciones y reintegración del mismo en pérdidas, además se su montaje y conservación.

"REFERENTE"

Aburto, que se ha mostrado "orgulloso" de que el Museo de Bellas Artes sea "referente" entre los museos del Estado, ha asegurado que es "una satisfacción" presentar un año más las obras restauradas y puestas a punto gracias al patrocinio de la Fundación Iberdrola.

Según ha destacado, gracias al programa de restauración se ha podido intervenir y recuperar en "una abra maestra de la colección, dos obras de artistas vascos, doce obras de papel y otra del llamado fondo oculto, que, en esta ocasión, son también de aristas vascos" que "pueden volver a ver la luz en todo su esplendor, recuperadas de una situación de precariedad ocasionada por el paso del tiempo".

Aburto ha considerado que, entre las actividades que desarrolla el Museo, "la conservación y restauración de su patrimonio es una de las mas necesarias" y, por ello, ha subrayado, "la presencia de un patrocinio estable para estas actividades hace posible tener atendido uno de sus pilares fundamentales".

Tras agradecer a Iberdrola su atención al Museo que ha permitido la recuperación de muchas obras de arte, ha destacado que la participación de la compañía eléctrica "se completa con una muy generosa beca dedicada, precisamente, a un restaurador, con lo que se hace posible el aprendizaje en nuestras instalaciones de una personas merecedora, por sus conocimientos, de este importante complemento en su educación, y que enriquece de manera notable el perfil didáctico y profesional del museo".

Aburto ha asegurado, por otra parte, que todo el equipo de Conservación y Restauración ha trabajado "con entusiasmo para conseguir" el resultado de las obras presentadas. "A todos los que los componen les trasmito mi agradecimiento por su dedicación y su alta cualificación, que ha convertido al departamento en una referencia", ha manifestado.

Por último, al representante de la Fundación Iberdrola le ha agradecido la vinculación de la empresa al museo, "con lo que ello implica de imprescindible apoyo a sus programas, lo que, a la postre, redunda en beneficio de todos los ciudadanos que se acercan a esta institución y pueden, así, disfrutarla mejor".

Por su parte, Asís Canales ha asegurado sentirse "orgulloso" de la relación de Iberdrola con el Museo de Bellas Artes de Bilbao y ha reiterado el compromiso de la empresa con las actividades del museo. Según ha destacado, "el apoyo al arte y a la cultura en nuestro entorno más cercano es una forma de colaborar al progreso y al desarrollo de la sociedad y de las personas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha