eldiario.es

Menú

Laboral Kutxa prevé que la economía vasca crezca un 2,8% y baje el paro

La entidad financiera asegura que la industria vasca se encuentra "en fase de expansión", sobre todo, en el corto plazo, aunque el sector no ve todavía el futuro "muy despejado"

- PUBLICIDAD -
laboral Kutxa prevé un crecimiento de la economía vasca en 2016.

laboral Kutxa prevé un crecimiento de la economía vasca en 2016. Foto: Efe

Crecimiento sólido, tasas de paro elevadas, pero moderándose e inflación baja. Ese es el resumen de las perspectivas para el 2016 de Laboral Kutxa. La entidad financiera prevé que la economía vasca crezca este año 2015 un 2,8%, al igual que el próximo año. Este crecimiento permitirá una ligera reducción de la tasa de paro, situándose en el 15,1% este año, mientras en 2016 bajará al 13,8%, lo que supondría alrededor de 1.400 parados menos. Son datos recogidos en el informe Perspectivas Económicas 2016 elaborado por la entidad financiera.

El estudio ha sido presentado por el director del área de Desarrollo de Negocio, Xabier Egibar, y el director del Departamento de Estudios, Joseba Madariaga, quienes han apuntado que Euskadi lleva ocho trimestres consecutivos de crecimiento, con el sector Servicios como motor, lo que confirmaría que ya en 2014 empezó a materializarse la recuperación cíclica de la economía vasca y española". Según Egibar, la industria vasca se encuentra "en fase de expansión", sobre todo, en el corto plazo, aunque el sector no ve todavía el futuro "muy despejado". "Las empresas todavía ven demasiadas incertidumbres. A corto plazo, el siguiente trimestre lo ven bastante bien, hay pedidos, pero para invertir y contratar trabajadores se necesita un futuro más despejado, y eso a largo plazo no lo ven claro".

La entidad calcula que el IPC, actualmente en negativo, subirá el año que viene un 1 por ciento en el País Vasco. Para ello esperan que el petróleo deje de bajar y repunte un poco hasta los 50 dólares el barril el año que viene, frente a los 45 de media de este año. Madariaga ha matizado que este escenario optimista no debe hacer "caer en la autocomplacencia, puesto que el PIB vasco está aún tres puntos por debajo del máximo histórico, que se alcanzó en el 2008, antes de la crisis".

Además, hay que sumar las incertidumbres internacionales, como la desaceleración en China, la excesiva caída del petróleo, la renovación o no de las sanciones a Rusia o las dificultades de los países emergentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha