eldiario.es

Menú

Tapia rechaza crear una mesa de negociación para La Naval sin preparar un "eficiente" concurso de acreedores

La consejera ve prioritario terminar de construir los buques encargados para garantizar la continuidad del astillero a futuro

- PUBLICIDAD -
Tapia rechaza crear una mesa de negociación para La Naval sin preparar un "eficiente" concurso de acreedores

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha descartado la entrada del Gobierno Vasco en una mesa de negociación a tres bandas con el Gobierno central y el comité de empresa de La Naval porque, "en estos momentos, no se dan las circunstancias ni lo ve necesario".

En declaraciones al término de su reunión con los sindicatos del astillero, la consejera ha afirmado que lo prioritario es ahora "centrarse todos, accionistas, equipo directivo, trabajadores e instituciones en que ese concurso se prepare de la mejor manera posible y más eficiente. No nos cerramos a la constitución de esa mesa pero hoy no la vemos necesaria".

Asimismo, ha señalado en que "todos los agentes implicados" deben "poner en marcha las medidas oportunas, en la medida de nuestras posibilidades, para conseguir que del concurso se salga con una opción adecuada, de futuro, seria y con unas mínimas garantías para el astillero".

Tapia, que ha insistido en que "es del máximo interés de este gobierno que la Naval continúe siendo un astillero de referencia" porque el concurso de acreedores "se puede preparar de muchas maneras pero hay que buscar la que garantice su continuidad y que tenga un proyecto de futuro viable pero a largo plazo".

A juicio de la consejera, será hora de organizar esa mesa de negociación "en el momento en que se nombren juez y administrador concursal". "Entonces sabremos en qué condiciones nos encontramos, qué tipo de trabajo podemos empezar a hacer y, para esa hipotética mesa que se pueda constituir en un futuro, ir trabajando con el ministerio español sobre qué tipo de ayudas y colaboraciones se pueden poner en marcha", ha puntualizado.

La prioridad del Gobierno Vasco, ha reiterado es que, abocado a un proceso concursal de estas características lo más importante es "evitar problemas adicionales al que ya acarrera el propio concurso y conseguir que los trabajadores y las contratas puedan continuar con su actividad de la forma más normalizada posible. Esa es la tarea que nos toca en estos momentos como gobierno, no a nosotros como responsables, pero sí colaboradores necesarios para llevarlo adelante".

CONCLUIR LOS BUQUES

Para lograrlo, se trata también de conseguir que los buques que están ya contratados puedan estar terminados de forma ordenada, con su financiación, con acuerdo con los armadores y poder llevarlos adelante de la mejor manera posible.

En estos momentos, con solo un buque, el cablero en proceso de construcción avanzada y el cuarto encargo, el ferry para Baleria en riesgo de ser cancelado por la compañía que lo ha encargado, Tapia ha reiterado que centrarse en que "esos barcos salgan del astillero" y se sepa que "se va a poder producir de una forma ordenada que garantice el futuro de la actividad".

Respecto a si el Ejecutivo vasco está decepcionado con el comportamiento de los actuales propietarios y accionistas mayoritarios, Ingeteam y Murueta, Tapia ha afirmado que "mirar atrás es algo que se puede hacer, pero no conduce a nada" con la actual limitación de tiempo. "Hablar de lo que ha ocurrido nos puede llevar mucho tiempo y estar entretenidos en ello pero la realidad es que nos encontramos abocados al concurso, a las puertas de él, y ahora se trata de ser eficientes en su preparación", ha aañdido.

Tras corroborar que el concurso de acreedores "es la peor de las circunstancias en la que nos podíamos encontrar" ha remarcado que "ya no tiene vuelta atrás y nos vemos abocados a él sí o sí". En estas circunstancias, el compromiso del Gobierno Vasco pasa por "ayudar a prepararlo de la mejor manera posible porque no es nuestra responsabilidad su situación".

DEL DAGO

Tapia también se ha referido a los movimientos que llevó a cabo el empresario asturiano afincado en Miami, Manuel del Dago, accionista minoritario que se ofreció a hacerse con el control del accionariado y salvar el astillero. Con relación a la reunión que la propia consejera ambos matuvieron, Tapia ha afirmado que de momento lo único que "ha demostrado es que, o no lo había planteado bien inicialmente, o ha incumplido desde luego su palabra".

La consejera ha recordado que Del Dago, "tenía unos planes, llegó a modificar la situación incluso del consejo de administración porque iba a inyectar dinero y evitar el concurso de acreedores, y tras pedirnos más tiempo, finalmente ha decidido que no lo va a hacer de momento". "Veremos si lo hace en el futuro", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha