eldiario.es

Menú

Maroto se basa en campañas del PP para diseñar la publicidad municipal

Desde varios frentes políticos y sociales denuncian que vulneran la Ley vasca de Publicidad.

- PUBLICIDAD -
Ejemplo de publicidas política con lemas 'inspirados' en las campañas del Ayuntamiento.

Ejemplo de publicidas política con lemas 'inspirados' en las campañas del Ayuntamiento.

Son pocos los vitorianos que no se hayan cruzado con alguno de los muchos anuncios distribuidos por la ciudad sobre los logros conseguidos por el Ayuntamiento desde que lo dirige el popular Javier Maroto. Pero son muchos los que también se han percatado de que el estilo creativo de estas campañas reproduce, de forma casi idéntica, el diseño de las concebidas por el propio Partido Popular.   

Curiosamente, el ADN cromático del PP, esa pigmentación fija y definida, conocida como azul gaviota, en referencia al tono del símbolo corporativo de la formación política, impregna los carteles publicitarios de varios mensajes municipales en los que no queda ni rastro del verde del manual de señalética corporativa de la Green Capital, según ha denunciado el PSE-EE en la Comisión de Promoción Económica.

La estampa del sello popular es indiscutible, por ejemplo, en el anuncio sobre la terminal de transporte de Lakua. “Será una realidad en verano del 2014”, enuncia de forma escueta el destacado, escrito en enormes letras blancas que se funden, precisamente, en un gran fondo azul gaviota. Se induce de forma evidente a confusión al ciudadano que lo contempla, ya que asocia ese tinte de color integrado en la publicidad del nuevo proyecto municipal a unas siglas, las del PP y no a la institucional local, auténtica promotora de la obra de la estación. Pero no queda ahí la oportuna coincidencia, en una mera cuestión de tonalidades. La leyenda del cartel municipal repite, palabra por palabra, el eslogan que el Partido Popular de Alava exhibe en el encabezamiento de su web, tal y como se puede apreciar en las imágenes que acompañan a esta información.

Estas campañas, que lejos de menguar, se multiplican en número y formato, han sembrado la polémica al considerarse, desde varios frentes políticos y sociales, que vulneran la Ley vasca de Publicidad. La norma vasca recoge en su artículo cinco que no se podrán promover o contratar campañas institucionales de publicidad o de comunicación “que tengan como finalidad destacar los logros de gestión o los objetivos alcanzados por los sujetos mencionados”, en referencia a las administraciones públicas. Sin embargo, varios mensajes publicitarios que circulan por la ciudad hacen referencia al número de empleos que generarán diferentes proyectos del Ayuntamiento. “La reforma de la Avenida crea 140 empleos”, reza una de las campañas mientras que otra informa de que “Los 7 proyectos de ciudad crean 1.930 empleos”. Ambas podrían contravenir lo expuesto en la normativa legal al ensalzar las hazañas del Ayuntamiento pero atribuyendo el éxito al partido gobernante, como si el mérito exclusivo fuera del Partido Popular. “La ley siempre se puede interpretar. Es difícil dilucidar si incurren en ilegalidad o no. Los propios juristas no se pondrían de acuerdo. Pero lo que está claro es que aquí persiguen obtener beneficios partidarios.  Están vinculando esos éxitos directamente con el PP al usar herramientas de estilo que todo el mundo identifica con el partido para promocionarlos”, sostiene una de las colaboradoras en la redacción de la ley vasca.   

Los últimos estrenos de la publicidad municipal aludían, entre otras cuestiones, al Canon de Capitalidad, la Estación de Autobuses, el Palacio de Congresos o el Plan de Empleo.

670.000€ gastados en publicidad, según Bildu

La estética popular empapa cada nuevo folleto. Y los formatos utilizados son variados. Ubicados estratégicamente en distintas piezas del mobiliario urbano, desde marquesinas a paneles en fachadas de inmuebles. Tampoco les resulta ajeno el “bombardeo” publicitario  a los conductores que se desplazan por la ciudad. Poco pueden hacer por evitar leer los mensajes aquellos que circulan inmediatamente detrás de los vehículos públicos ya que los paneles, de dimensiones idénticas a la trasera del autocar, ocupan todo el ángulo de visión frontal de los automovilistas.

Y si algún ciudadano consigue esquivar estos elogiosos anuncios, está a tiempo de ser asaltado frente a la pantalla de su ordenador por esas intrusivas ventanas emergentes de las que también ha echado mano el PP para propagar, en los medios locales digitales, entre otros, sus comunicaciones comerciales.

Según Bidu, el Gobierno del PP ha gastado en cinco meses 670.000 euros de la partida de publicaciones y publicidad, lo que supone una tercera parte de la asignación total de 890.000 euros. El concejal Antxon Belakortu ha denunciado el engaño del Gobierno. “Maroto no tiene un plan de empleo, tiene un plan de publicidad”, ha manifestado. “Sí sabemos que sin haber llegado a la mitad del año se han pulido dos tercios del presupuesto en autobombo. No sabemos cómo contabilizan los casi 2.000 empleos que aseguran que van a crear si uno lee la publicidad que de momento ha costado 670.000 euros. Es muy grave que se juegue con las esperanzas y necesidades de la ciudadanía, mientras se gasta dinero a espuertas en algo que no es información”.

En anuncios en publicaciones locales se han invertido más de 40.000 euros. Sólo la distribución puerta a puerta de folletos troquelados sobre la Green capital colgados en el pomo de la puerta de cada piso ha costado, sin incluir la propia campaña, más de 8.000 euros. Y el importe de una de las facturas referentes a la publicidad de los autobuses es de 7.000 euros.

“Las cifras no son desorbitadas. Lo más discutible es si es lícito destinar esa cantidad a ese cometido mientras se están recortando otras partidas”, advierten fuentes municipales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha