eldiario.es

Menú

La Policía citó a Maite Iturbe para declarar en la investigación por el fraude de la SGAE

Iturbe se acogió a su derecho a no declarar, aunque mostró su disposición a colaborar "en cuanto tenga más datos"

Los hechos bajo investigación de la Audiencia Nacional han sido inicialmente tipificados como un delito de organización criminal, otro contra la propiedad intelectual y un tercero de falsedad

- PUBLICIDAD -
La directora general de EiTB, Maite Iturbe

La directora general de EiTB, Maite Iturbe

Una unidad especializada de la Policía Nacional (la UDEV, que no UDEF) citó a declarar en una comisaría del País Vasco a la directora general de EiTB, Maite Iturbe, según han confirmado a eldiarionorte.es dos fuentes del Gobierno vasco. Esta diligencia se produjo en el marco de una investigación bajo secreto de sumario abierta por la Audiencia Nacional en torno al presunto fraude en el cobro de derechos de autor a raíz de la emisión de música en programas nocturnos de televisión, una estafa aparentemente propiciada por la Sociedad General de Autores de España (SGAE). La Policía, por orden del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, entró en ETB en junio como en TVE y otras autonómicas y sostiene que estos hechos, indiciariamente, podrían constituir un delito de organización criminal, otro contra la propiedad intelectual y un tercero de falsedad. 

Maite Iturbe puso estos hechos en conocimiento de la Comisión de Ética del Gobierno vasco, que ya ha valorado en otras ocasiones las imputaciones judiciales de altos cargos como el director de Presupuestos, Hernando Lacalle, o la directora de Recursos Humanos de la Ertzaintza, Miren Karmele Arias. Este organismo, presidido por el consejero Josu Erkoreka, mantiene en este caso su 'jurisprudencia' anterior sobre investigaciones penales y reseña que sólo en el caso de que el alto cargo se siente en el banquillo tendrá que cesar en sus funciones cautelarmente. "Parece evidente que el procedimiento judicial se encuentra todavía lejos de la apertura de juicio oral, que es en principio el hito procesal que hemos fijado [para el cese]", zanja la Comisión en un documento que no cita en ningún momento ni Iturbe ni el caso del que se trata.

Es más, la Comisión reseña que en la citación de Iturbe no estaba claro si era en calidad de investigada (copartícipe de los graves delitos señalados inicialmente por el juez Moreno) o de simple testigo. Fuentes del Gobierno matizan que, a diferencia de en otras cadenas, en EiTB es la propia directora general la que firma algunos pagos a las sociedades de autores, lo que podría haber motivado la toma de declaración. En todo caso, desvinculan a la radiotelevisión vasca de las irregularidades y restringen el posible fraude al ámbito de la SGAE.

"No teniendo más información [sobre la investigación en curso en torno a la SGAE], me acogí al derecho a no declarar", explicó la propia Iturbe a la Comisión de Ética, aunque matizando que trasladó a los investigadores su disposición total a colaborar "en cuanto tenga más datos". El comunicado de EiTB después de la entrada de la Policía a la sede central del ente público fue en la misma línea. 

Se da la circunstancia de que la resolución de la Comisión de Ética es del 20 de julio. Sólo dos días antes, el 18 de julio, Iturbe reunió por última vez antes de las vacaciones estivales a su consejo de administración. Según tres de los participantes en aquella reunión, en la que precisamente la directora general informó sobre el espinoso asunto de la SGAE, no se trató en ningún momento la citación, aunque aparentemente ya se había sustanciado.

El asunto bajo investigación constituye un fraude millonario que beneficiaba a afiliados concretos de la SGAE y a testaferros, aparentemente con la connivencia de los programadores de televisiones públicas, tanto la estatal como las autonómicas, que es precisamente uno de los puntos que tendrá que desentrañar la investigación coordinada por la Audiencia Nacional. El negocio consistía en programar a modo de rueda música en horario nocturno. Se trataba de canciones libres de derechos de autor con pequeños arreglos, en algunos casos imperceptibles e incluso de mala calidad, para recaudar 'royalties'

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha